Buscar en nuestras publicaciones:


image image
Maduro huye hacia adelante CARLOS ALBERTO MONTANER  Maduro anunció su nueva estrategia para enfrentarse a la catástrofe venezolana. Insiste en los errores de siempre.
El regreso de las ideas MARIO VARGAS LLOSA Los asesinatos cometidos por los yihadistas en Francia en el semanario satírico Charlie Hebdo y en un supermercado kosher han tenido sorprendentes consecuencias políticas.

Publicaciones

¿Quién mató a Alberto Nisman?

MARY ANASTASIA O'GRADY 

Cuesta saber quién tiene más que ganar, y menos que perder, con la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman. Yo diría que Irán.

El funcionario se disponía a testificar la semana pasada ante el Congreso de Argentina sobre su investigación de la bomba que explotó en 1994 en un centro comunitario judío en Buenos Aires y que mató a 85 personas. En 2006, el fiscal acusó a siete iraníes y a un miembro libanés de Hezbolá del crimen. Ninguno ha sido capturado, aunque el sospechoso libanés fue muerto en Siria en 2008.

Unos días antes, Nisman presentó una denuncia penal ante un tribunal argentino, argumentando que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro de Relaciones Exteriores Héctor Timerman habían pactado un acuerdo secreto con Irán para no perseguir a los terroristas a cambio de petróleo iraní y de compras de granos argentinos por parte del gobierno en Teherán.

Nisman aseguró que tenía un caso sólido contra la presidenta y sus presuntos coconspiradores y dio a conocer una denuncia penal de 300 páginas a partir de su investigación. El fiscal prometió hacer nuevas revelaciones durante su audiencia.

Su objetivo, sin embargo, nunca fue derribar a la presidenta. Lo que buscaba era hacer justicia para las víctimas del atentado y el 14 de enero habló de un nuevo plan para lograrlo en el programa de televisión argentino "A dos voces". “Está muy próximo a salir, y digo muy próximo a salir porque ya tengo la decisión tomada, estamos en las correcciones finales. Existe una forma para extraditar (…) que los iraníes sean juzgados en la República de Argentina”.

Peligros del fanatismo

ALBERTO BENEGAS LYNCH 

Como es bien sabido, la característica central del ser humano es su capacidad para discernir, para decidir entre distintos cursos de acción, para razonar, conceptualizar y para argumentar. Esto es un privilegio de la condición humana que no posee ninguna otra especie conocida. Esto hace posible el conocimiento y las refutaciones. Posibilita el intercambio de ideas en el aula, en debates abiertos, conversaciones y a través de ensayos, libros y artículos.

El fanático es aquel que renuncia a su condición humana y adhiere ciegamente a lo que otros le dicen, deja de ser una voz para convertirse en puro eco. No digiere, no medita, solo obra por impulso, en verdad no actúa ya que no hay acción propiamente dicha sino reacción. La expresión proviene del latín antiguo: fanum, lo cual quiere decir templo, de ahí que los fanatismos más comunes con de carácter religioso donde la fe juega un rol decisivo. Sin duda que puede concebirse una persona religiosa no fanática en el sentido que razona la existencia de una primera causa (necesaria, no contingente como el Big-Bang), de lo contrario sabe que no hubiera nacido ya que las causas que lo generaron irían en regresión ad infinitum, por tanto, nunca hubieran comenzado. Pero el fanático atropella a los congéneres, los quiere convertir a su credo a toda costa e incluso se pone agresivo con los que no aceptan su modo de ver la religiosidad.

Este último sentido explica las matanzas horrendas a través de la historia que se han perpetrado en nombre de Dios, la misericordia y la bondad. Lo curioso es que esta situación no ocurría cuando abundaba el politeísmo, situación en la que cada uno tenía su dios personal que eventualmente otros podían compartir algunas de las formas de adoración. Cuando comenzó a practicarse el monoteísmo se acentuaron los problemas y las trifulcas, etapa en la que se generalizó la conducta de que cada religión así concebía pretendía una y otra vez imponer su visión absoluta a otros. Es en verdad desafortunado que el descubrimiento que varios seres perfectos no resultan posibles puesto que lo que tuviera uno no lo poseería el otro por lo que solo es concebible un ser que pueda atribuirse la condición de prefecto. Es desafortunado que de esta conclusión se siguiera que había que masacrar al que practicara procedimientos rituales diferentes.

El peor enemigo del Estado Islámico

MANUEL LLAMAS 

"La fuerte caída del precio del petróleo ha sido, de lejos, el mayor golpe que han recibido hasta el momento los terroristas. Desde el pasado verano, el precio del crudo se ha desplomado un 50%, hasta rondar los 40 dólares por barril, lo que ha dañado los ingresos petrolíferos de ISIS en una proporción similar"

Ni la presión de la comunidad internacional, ni los bombardeos ni las operaciones militares sobre el terreno: el mayor golpe que ha recibido hasta la fecha Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) es el histórico e inesperado desplome que ha registrado el barril de petróleo en los últimos meses, ya que la venta de crudo sigue siendo la principal fuente de ingresos de este grupo terrorista.

El pasado verano, y luego de una contundente ofensiva en Siria e Irak, el ISIS se hizo con el control de un creciente número de campos petrolíferos, con una capacidad de producción que podría rondar ya los 160.000 barriles diarios. Tomando como referencia la cotización internacional de 100 dólares que se llegó a alcanzar hace escasos meses, ese volumen de crudo arrojaría unos ingresos de 16 millones de dólares al día.

Sin embargo, al operar en el mercado negro, los terroristas se ven obligados a aplicar una sustancial rebaja, de hasta el 70%, para poder vender su producción, de modo que sus ingresos por esta vía alcanzaron, como máximo, unos 6 millones diarios (180 millones al mes). Una cantidad más que sustancial, de todas formas, para financiar su expansión territorial y subyugar a la población que ha caído bajo su yugo.

El Islamismo: ¿Una nueva versión del comunismo?

HANA FISCHER 

Considero que el problema internacional que más preocupa actualmente, es el islamismo. Frecuentemente los medios de comunicación traen aterradoras noticias e imágenes de lo que está ocurriendo en Siria e Irak. Vastas zonas de esos países han sido controladas por el autodenominado Estado Islámico, con la manifiesta intención de imponer el Califato. Y, más recientemente, con las terribles masacres perpetuadas por ellos en Francia.

Esta situación que era impensable hace unas décadas atrás, exige un análisis a fondo de ese fenómeno. Un primer punto de reflexión ineludible, debe darse en torno a la teoría expuesta por Samuel Huntington en su influyente obra El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial (1996). Según este autor, el fin de la Guerra Fría significaría el ocaso de las guerras por motivos ideológicos. Además, declinaría el dominio de Occidente sobre el resto del mundo. Su tesis central es:

El carácter tanto de las grandes divisiones de la humanidad como de la fuente dominante de conflicto será cultural. Las naciones-estado seguirán siendo los agentes más poderosos en los asuntos mundiales, pero en los principales conflictos políticos internacionales se enfrentarán naciones o grupos de civilizaciones distintas; el choque de civilizaciones dominará la política mundial.

Huntington expresa que el rasgo más relevante de una civilización, es su religión. En un mundo cambiante y globalizado, los estados-nación van perdiendo su carácter de fuente de identidad colectiva.

¿Y por qué tanto aspaviento de Maduro?

MANUEL HINDS 

¿Y usted se ha puesto a pensar todo lo que no le dicen los que mantienen que El Salvador resolvería sus problemas si el Banco Central pudiera crear dinero y jugar con tasas de interés para estimular la economía? Tiene que ser mucho lo que no le dicen, porque si lo que le dicen fuera cierto el presidente Nicolás Maduro de Venezuela no tendría que andarse humillando alrededor del globo para conseguir que le presten o le regalen…¿qué es lo que quiere?...¡dólares!

¿Y por qué puede querer dólares Maduro si él tiene la maravillosa capacidad de crear Bolívares Fuertes? Obviamente los quiere porque nadie acepta los Bolívares Fuertes en pago de nada, a menos que viva en Venezuela y el gobierno lo fuerce a aceptarlos. Nadie puede comprar nada en los mercados internacionales con esos Bolívares Fuertes, y Venezuela necesita comprar muchas cosas porque produce poco además de petróleo. Necesita comida, ropa, medicinas y tantas otras cosas indispensables que ahora no tiene porque no tiene dólares para pagarlas. Sus industrias no pueden funcionar porque no tienen materias primas, que necesitan importar también. El país está resquebrajándose, la gente tiene que hacer largas colas para comprar cualquier cosa, los niños no tienen leche, las familias no tienen comida.

Bueno, pero alguien podría decir que no importa, que el Banco Central de Venezuela podría imprimir Bolívares Fuertes y con eso estimular la producción de todas aquellas cosas que son producidas localmente y así lograr que la gente deje de fregar con que quieren comer y vestirse y tomar medicinas. Y usted le puede preguntar: ¿Y por qué no hicieron esto desde el principio? Si lo hubieran hecho no hubieran perdido todos los dólares que ganaron durante el boom de los precios del petróleo, dólares que ahora les hacen tanta falta. ¿No es cierto?

Syriza: hazlo todo y hazlo ya

JUAN RAMÓN RALLO 

Grecia ya no es rehén ni de los mercados, ni de la Troika, ni de su casta partitocrática ni de su oligarquía empresarial. Tampoco hay necesidad de que lo siga siendo del euro o de su deuda cienmilmillonaria. Con el poder absoluto en manos de Syriza, Grecia recupera su soberanía. Ya no hay excusas: el programa de la izquierda de casta, del socialismo pata negra, puede aplicarse sin templar gaitas en el primero de esos países rescatados por Bruselas que jamás debieron ser rescatados de su propia irresponsabilidad.

Toca, según se ha prometido, multiplicar el gasto público para enterrar cualquier atisbo de austeridad presupuestaria, crear 200.000 empleos estatales, relanzar la obra pública para estimular olímpicamente la actividad, subir los impuestos estableciendo un tipo marginal máximo del 75% sobre la renta, nacionalizar "sectores estratégicos" como la banca y, sobre todo, decretar una nueva quita del 50% sobre la deuda pública.

Ciertamente, lo lamentaré por los ciudadanos griegos, tanto por aquellos que votaron a Syriza seducidos por las falacias del populismo como, sobre todo, por aquellos que no lo hicieron, conocedores del desastre que supondría aplicar semejante programa. Pero, por desgracia, cuando la mayor parte de los ciudadanos de un país ha interiorizado valores e ideas absolutamente disfuncionales para la convivencia cívica y para el progreso compartido, el desastre deviene inexorable de un modo u otro: mientras el arribismo y el revanchismo prevalezcan sobre el respeto mutuo, la armonía social permanecerá quebrada.

Búscanos en el Facebook

Noticias de la semana

eldia

Artes y Letras

Chiquitos y la música

(Iglesia Chiquitana) 

MARIO VARGAS LLOSA

Los primeros jesuitas que llegaron a este lejano rincón del Oriente boliviano vieron que las viviendas de los indígenas tenían puertas tan pequeñas que bautizaron a toda la comarca con el nombre de Chiquitos. El padre José de Arce y el hermano Antonio de Rivas pisaron por primera vez estas selvas a fines de 1691. En vez de armas, traían instrumentos de música; sus experiencias en Perú y Paraguay les habían enseñado que el lenguaje de las flautas, los violines o las cítaras facilitaban la comunicación con los naturales del nuevo mundo. Pero aquellos primeros misioneros nunca pudieron imaginar la manera como los pueblos chiquitanos se apropiarían de aquellos instrumentos y de la música que acarreaban desde Europa, incorporándolos y adaptándolos a su propia cultura. Al extremo de que cuatro siglos después se puede decir que la Chiquitania (o Chiquitanía: se acentúa de las dos maneras) es una de las regiones más melómanas del mundo, donde la música barroca sigue tan viva y actual como en el siglo XVIII, matizada y coloreada de sabor local por unas comunidades cuya idiosincrasia concilia, de manera admirable, lo tradicional y lo moderno, lo artístico y lo práctico, el español y la lengua aborigen

. Leer más