Buscar en nuestras publicaciones:


image image
El matrimonio ¿lo privatizamos? SERGIO VILLATA   La palabra matrimonio proviene del latín matrimonium y se compone de dos voces: “matri” y “monuim”. (carga o protección a la madre)
Delincuencia y revoluciones CARLOS ALBERTO MONTANER  El 26 de junio de 1907, en Tiflis, capital de Georgia, llamada Tbilisi por los georgianos modernos, de acuerdo con la versión bolchevique se llevó a cabo lo que ellos denominan la “Expropiación de la Plaza de Ereván”.

Publicaciones

EEUU: riqueza para decenas de millones de personas

JUAN RAMÓN RALLO 

Muchos analistas atribuyeron la victoria de Trump en las últimas elecciones estadounidenses al empobrecimiento generalizado de amplísimos sectores de la sociedad: los perdedores de la globalización se habían confabulado para auparlo a la presidencia con la esperanza de que impulsara un crecimiento económico que beneficiara a las clases medias, en lugar de concentrarse en torno a una minoritaria oligarquía selecta. No en vano, según se nos ha repetido incesantemente, EEUU es, desde el advenimiento del neoliberalismo 'reaganita', el paradigma de país donde los ricos cada vez son más ricos y los pobres, más pobres.

La realidad, empero, vuelve a desmentir semejante narrativa ideologizada. Esta semana, la Oficina del Censo de EEUU ha publicado los datos relativos a la situación económica de las familias estadounidenses y los resultados son apreciablemente positivos: la renta media y mediana de los hogares estadounidenses ha alcanzado su máximo histórico (ya descontando la inflación). En concreto, la renta media de las familias asciende a 83.143 dólares anuales, mientras que la renta mediana se ubica en 59.039 dólares. Así pues, la renta familiar media es hoy un 9% superior al máximo precrisis y un 44% mayor a la alcanzada antes de que Reagan llegara al poder; asimismo, la renta familiar mediana es un 5,2% superior al máximo precrisis y un 22% mayor a la conseguida antes de que Reagan llegara al poder.

Todos los quintiles (¡y todos los deciles!) vieron mejorada su renta familiar en 2016: desde el 20% más pobre de las familias al 20% más rico (es más, el segundo quintil más pobre vio aumentar su renta en 2016 más rápido que el quintil más rico). De hecho, solo el quintil más pobre todavía no ha recuperado los ingresos familiares máximos alcanzados antes de la crisis (siguen un 4,2% más bajo que los máximos de 2005): todos los restantes ya los han superado. Con respecto a 1980, todos los quintiles experimentan un crecimiento de dos dígitos en sus ingresos familiares.

Corea del Norte: ¿Hay solución a esta crisis?

NELSON AGUILERA

Alguna vez, la aguda intuición de Otto von Bismarck fue capaz de sintetizar en un simple aforismo los males que afectaban a su tiempo: “vivimos una época maravillosa, en la que el fuerte es débil por causa de sus escrúpulos y el débil se hace fuerte por causa de su audacia”. Dada la sensación de pavor que ha dominado a la opinión pública mundial luego de que el régimen de Corea del Norte lanzara recientemente un misil balístico en el Pacífico Norte, resulta muy difícil no advertir un cierto aire de misteriosa premonición en las palabras del sabio canciller prusiano. Sumada a la lógica incertidumbre que siempre genera una amenaza bélica, la posibilidad de un desborde nuclear abre un serio interrogante acerca del futuro inmediato de la seguridad internacional. Aunque valdría la pena analizar el tema de la proliferación nuclear con mayor profundidad, convendría mejor focalizar nuestros esfuerzos en intentar explicar lo que está en juego actualmente a nivel global.

En primer lugar, es posible reconocer que una acción militar preventiva llevada a cabo por Estados Unidos entrañaría el riesgo absurdo de extender el conflicto a China, aumentando las tensiones a un punto sin retorno.

Sobre esta cuestión, parece obvio señalar que China jamás se quedaría cruzada de brazos en el hipotético caso de que el equilibrio de poder en el Este asiático fuese trastocado. Por lo demás, es claro que un eventual colapso del régimen norcoreano acarrearía enormes costos para la República Popular, no sólo por las presiones migratorias que debería afrontar, sino también por el vacío de poder que se produciría en el país vecino y que allanaría el camino para que las tropas estadounidenses avancen en dirección a la frontera nororiental china.

En este marco, la inédita escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang es percibida con suma preocupación por las autoridades de Pekín, cuyos ejes de política exterior empiezan a adquirir tonos de mayor dureza a medida que las disputas con Japón por la soberanía de las islas Senkaku se vuelven cada vez más urticantes. Dicho esto, sería bastante ingenuo creer que el entuerto norcoreano puede resolverse mediante estrategias unilaterales, menos aún si éstas aparejan despliegues militares. Por paradójico que suene, China es la principal interesada en que Corea del Norte renuncie a sus planes de atacar Estados Unidos y modere su conducta.

Ponga un superministro en su Europa

DANIEL LACALLE 

Imagine por un momento que es usted un ciudadano británico, dudando ante el escenario del Brexit. Enciende usted la televisión británica y escucha al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, decir lo siguiente:

- Que los veintisiete países estén en el euro y en Schengen en 2019

- Que “no somos ingenuos defensores del libre comercio”

- Que Europa necesita un superministro europeo de Economía y Finanzas que sea también vicepresidente de la Comisión y presidente del Eurogrupo.

- Que se cree un Fondo Monetario Europeo

Probablemente en ese instante muchas dudas se disipen. Desafortunadamente, para los que quisiéramos que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea, en el sentido contrario a nuestros deseos.

El discurso de Juncker del pasado día 13 no buscaba una postura de acercamiento a Reino Unido, sino profundizar en el actual modelo de la eurozona a toda costa. Se presentaba como una oportunidad para recordar su proyecto de Unión Europea, claramente basado en el dirigismo económico y financiero francés, y muy lejos de la apertura y libertad económica anglosajona, irlandesa u holandesa.

Ese es el gran problema. El mensaje de “más Europa” siempre se orienta a “más intervencionismo”.

¿Gobierno de expertos?

PETER KLEIN 

El sentimiento popular detrás de la votación del Bréxit, la elección de Donald Trump, el creciente escepticismo de los grandes medios de comunicación, la desconfianza en las instituciones de enseñanza superior y fenómenos similares han hecho aflorar una preocupación entre los expertos por que la sociedad ya no valore la experiencia.

Tom Nichols, autor del reciente libro The Death of Expertise, piensa que la actitud crecientemente escéptica entre el público general plantea un grave daño para la sociedad. Escribiendo en Político, le preocupa que:

El contrato social implícito entre las élites educadas y la gente corriente (por el que los profesionales se ven recompensados por su conocimiento y, a su vez, se espera que difundan los beneficios de dicho conocimiento) se está deshilachando. (…) Los ciudadanos normales parecen tener cada vez más confianza en sus opiniones, pero no parecen ser más competentes que hace 30 o 40 años. Un número importante de gente corriente cree ahora, por ninguna razón que no sea su autoafirmación, que sabe más que los expertos en casi cualquier campo. Han llegado a esta conclusión después de ser consentidos en las aulas desde el jardín de infancia hasta la universidad, asegurándoles continuamente a través de personalidades del docudrama en medios de comunicación cada vez más segmentados que las opiniones populares, sin que importe lo absurdas que sean, son virtuosas y tienen razón y se han visto hipnotizados por una internet que les dice exactamente lo que quieren oír, sin que importe lo ridícula que sea la pregunta.

Nichols no explica exactamente por qué es dañino este escepticismo, suponiendo que múltiples referencias a Trump y a la gente que no vacuna a sus hijos siguiendo el plan bastan para validar el gobierno de los expertos. (Para ser justos, no he leído su libro, solo este artículo).

Una respuesta este tipo de preocupación (que casi siempre viene de la izquierda política y habla sobre vacunas y cambio climático) es señalar que las opiniones anticientíficas y contrarias a los expertos son bastante comunes entre los autodescritos como progresistas. (Me gusta referirme a los defensores del salario mínimo como “negacionistas de la ciencia de los salarios”).

El Estado venezolano, el primer cartel narcosocialista de la historia

MANUEL MALAVER 

Ya sucedió en Colombia y México cuando carteles que se hicieron con un inmenso poder a través del tráfico de cocaína, y de otros estupefacientes, se declararon en guerra contra el Estado y durante años activaron organizaciones militares y paramilitares que cometieron crímenes y desafuero atroces.

Y sucede en Venezuela, donde una mafia de narcotraficantes conocida como el “Cártel de los Soles” tomó hace 17 años el Estado desde dentro, lo utiliza como instrumento de la delincuencia organizada, y lenta, pero implacablemente, liquida instituciones, recrudece la represión y cada día es más una mafia en abierta rebelión contra la Constitución y las Leyes que “algo” a lo que se pueda llamar “gobierno”.

De modo que las diferencias con el “Cártel de Medellín” de Colombia y el “Cártel de Sinaloa” de México son instrumentales, pues mientras Pablo Escobar y el “Chapo” Guzmán se alzaron en armas para tomar el Estado desde afuera y perdieron, el “Cártel de los Soles” empezó tomando el Estado y desde ahí lleva a cabo “su” guerra contra la democracia, la libertad, Venezuela y de todos quienes se les opongan.

Lo preside “formalmente” un ex líder sindical que fue electo presidente de Venezuela hace tres años mediante un gigantesco fraude electoral documentado en instancias nacionales e internacionales, pero sus jefes reales son una mafia de militares activos y retirados que empezaron participando, unos, en una intentona golpista fracasada, otros, uniéndoseles antes o después de tomar el poder, pero todos estructurados en una organización criminal, corrupta y terrorista profundamente implicada en el lavado de dinero, el narcotráfico y el terrorismo, ya denunciada y acusada en tribunales y cortes globales que los esperan para que den cuentas de sus fechorías.

No se piense, sin embargo, que el títere Maduro que se hace llamar “presidente” no esté en los delitos de que acusan a sus jefes, pues el año pasado fueron detenidos en Haití dos sobrinos suyos cuando intentaban trasladar ocho toneladas de cocaína a los Estados Unidos y durante el juicio que se les hizo en una corte de Nueva York no se olvidaron de señalar que su “tío” estaba al tanto de sus actividades.

De huracanes y comunismo

CARLOS ALBERTO MONTANER

En medio del huracán recibí una misteriosa foto de Fidel Castro. Arriba decía: "Fidel resucitó". Abajo del retrato se aclaraba el misterio: "Ahora se llama Irma". El Comandante había reencarnado en un feroz ciclón.

La broma posee una base seria. Me la explicó Juan Manuel Cao, uno de los periodistas estrella de América TeVe. El comunismo y los huracanes tienen muchas cosas en común. Dejan a la sociedad que los padece sin electricidad, sin comida, sin medicinas, sin ropa, sin gasolina. El agua potable se convierte en un hilillo esquivo que se desvanece con la habilidad de Houdini. Son magos. Lo desaparecen todo. El socialismo es así.

Pero ambas catástrofes se diferencian en un detalle clave: los huracanes sólo perduran unos pocos días y las personas esperan ilusionadas el final del agua y de la ventolera. El comunismo, en cambio, dura una eternidad y, poco a poco, las esperanzas de ver el final se van esfumando. Los cubanos llevamos 58 años de penurias. Los venezolanos, aunque todavía no han llegado al mar de la felicidad, como les anunció Hugo Chávez, comenzaron el viaje hace casi 20 años. Ya están cerca de la meta. Dios los coja confesados.

La Fundación para los Derechos Humanos de Cuba que preside Tony Costa, en un boletín escrito por el historiador Juan Antonio Blanco, agrega una denuncia contundente en respuesta a las declaraciones del dictador Raúl Castro. El general ha explicado que casi todos los recursos de que dispondrá Cuba en el último trimestre del 2017 los emplearán en rehacer la infraestructura hotelera destruida por el huracán Irma.

Las empresas, casi todas foráneas, codirigidas por los generales cubanos, tendrán prioridad. Si hay que arreglar una calle o un edificio, si hay que reparar una línea eléctrica o telefónica, no serán las de los cubanos, sino las de los extranjeros. Siempre ha sido así. Es el gobierno, sin consultar a la ciudadanía, quien decidirá cómo gastará los recursos generados por el trabajo de los cubanos.

Búscanos en el Facebook

Noticias de la semana

eldia

Artes y Letras

El palo de escoba

MARIO VARGAS LLOSA

Para olvidarme del Brexit fui a conocer el nuevo edificio de la Tate Modern en Londres y, como esperaba, me encontré con la apoteosis de la civilización del espectáculo. Tenía mucho éxito, pues, pese a ser un día ordinario, estaba repleto de gente; muchos turistas, pero, me parece, la mayoría de los visitantes eran ingleses y, sobre todo, jóvenes.

En el tercer piso, en una de las grandes y luminosas salas de exposición había un palo cilíndrico, probablemente de escoba, al que el artista había despojado de los alambres o las pajas que debieron de volverlo funcional en el pasado —un objeto del quehacer doméstico— y lo había pintado minuciosamente de colores verdes, azules, amarillos, rojos y negros, series que en ese orden —más o menos— lo cubrían de principio a fin. Una cuerda formaba a su alrededor un rectángulo que impedía a los espectadores acercarse demasiado a él y tocarlo. Estaba contemplándolo cuando me vi rodeado de un grupo escolar, niños y niñas uniformados de azul, sin duda pituquitos de buenas familias y colegio privado a los que una joven profesora había conducido hasta allá para familiarizarlos con el arte moderno.

Leer más