Buscar en nuestras publicaciones:

Asuntos importantes: inflación, quinua, inseguridad

IVÁN ARIAS 

Inflación mentirosa: Ir al mercado con 100 pesos es para traer dos papas y unos granos de arroz, pero llenar la canasta o la mitad de ella, jamás! 400 bolivianos a la semana precisa una familia de cinco miembros para sólo llevar comida a la boca. La inflación va en aumento y los datos oficiales no la muestran. En abril del 2008 el Gobierno decidió cambiar el año base (de 1991 a 2007) y la ponderación de los diferentes grupos de bienes y servicios que sirven para realizar el relevamiento de precios. Incrementó los grupos de bienes y servicios de 9 a 12, disminuyó el ponderador del grupo de alimentos y bebidas de 49.1 por ciento a 39.3 por ciento, incluyendo los consumidos fuera del hogar, aumentó el número de artículos de la canasta familiar de 324 a 364 y subió los ponderadores de vivienda de 9.7 por ciento a 11.1 por ciento, transporte de 10.8 por ciento a 15.9 por ciento y esparcimiento de 3.3 por ciento a 6.3 por ciento.

Al respecto y como bien lo dice el informe Coy 182 de la Fundación Milenio, “tomando en cuenta estudios realizados por varios organismos internacionales, en países de bajo ingreso, como el nuestro, la población de bajos ingresos destina entre el 60 al 70 por ciento de sus recursos, a la compra de alimentos y vestimenta, y solamente del 30 al 40 por ciento se utiliza para otros gastos. En consecuencia, la ponderación de solamente el 39.3 por ciento de los alimentos y bebidas en la canasta de bienes, es inconsistente y conduce a subestimar el aumento real en los precios. Este hecho tiene consecuencias negativas para los más pobres, en la medida en que los reajustes salariales, son menores en relación al incremento real de los precios y, con el tiempo determinan una mayor desigualdad en la distribución del ingreso.



Retrocediendo en el tiempo y aplicando las ponderaciones vigentes en la canasta de 1991, se estima que la inflación real total el 2008 habría alcanzado al 23.47 por ciento, y los precios de los alimentos habrían subido en 51.38 por ciento. Evidenciándose una diferencia de 12.2 por ciento en la inflación global y 62 por ciento en alimentos

El reporte oficial de la inflación para el 2012 fue de 4.55 por ciento, empero el cálculo con la canasta anterior muestra una estimación de 10.70 por ciento. En el grupo de alimentos y bebidas, la información oficial fue de 17.25 por ciento, mientras que inflación real acumulada hubiese alcanzado el 21.54 por ciento

Quinueros de Oro: Los más de 62 mil productores de quinua ( de los cuales solo 6 mil son productores de quinua real) y que ocupan más de 67 mil hectáreas de tierra están de plácemes.
Con la presencia del Presidente de la Republica, las Naciones Unidas, en la capital del imperio, ha lanzado el Año Internacional de Quinua. Un orgullo para Bolivia y Perú principales productores y exportadores. Esta es una gran oportunidad para que zonas tradicionalmente pobres y expulsoras de gente piensen en el futuro y hagan inversiones inteligentes, no vaya ser que la mentalidad extractivista y cortoplacista que tenemos terminen agotando y desertificando las áreas de cultivo. Bolivianos a comer quinua!!

El IBCE en base a los datos del INE informa que el valor de las exportaciones creció de 3,1 millones de dólares en 2003 a 79,9 millones a diciembre de 2012. El volumen del grano andino enviado al mercado exterior pasó de 2.833 toneladas a 26.252 toneladas en el mismo periodo.
La quinua ocupa la sexta posición dentro de la oferta exportable de productos no tradicionales del país. En la gestión 2012, las exportaciones de quinua tuvieron 25 países de destino, siendo el principal mercado Estados Unidos, con el 64 por ciento de la cantidad exportada ($us51 millones), seguido de Francia, con 10 por ciento ($us 8 millones) y Canadá con el 7 por ciento ($us 5 millones), entre los principales. El departamento con el mayor registro de exportaciones de quinua durante el 2012 fue Oruro, con el 87 por ciento de producción ($us69 millones), seguido de Potosí, con 13 por ciento ($us10 millones).

Maldita inseguridad: En las casas, en los estadios, en las plazas nadie está seguro pues la muerte reina en esos lugares. Analy Huaycho, Lenny Flores, Kevin Beltrán, Mario Cuellar y decenas más son las víctimas de la inoperancia estatal. Las autoridades solo adoptan poses, emiten declaraciones rimbombantes y aprueban leyes absurdas que ellos mismos saben no se cumplirán. La seguridad ciudadana mientras siga siendo una competencia del gobierno central jamás existirá. Qué puede hacer un Gobernador si no tiene autoridad siquiera para mandar al varita de la esquina? El centralismo es el mayor aliado de los ladrones y asesinos.

* Ciudadano de la Republica de Bolivia

Tomado de hoybolivia.com.bo

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor