Buscar en nuestras publicaciones:

Bonanza económica

ARMANDO MÉNDEZ 

El Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Mayor de San Andrés (IIE) ha realizado una investigación sobre el comportamiento de la economía nacional con el título “Temas Controversiales de la política económica actual”. Creo atinado este título ya que el verdadero debate al cual lo economistas deberían ingresar es sobre la eficiencia de la política económica, en general, y las políticas públicas, en particular, que está implantado el gobierno del Presidente Evo Morales. Sin embargo, no está demás destacar las razones fundamentales que explican la bonanza por la que está viviendo el país.

Con acierto la investigación del IIE señala que la bonaza actual se inició con el advenimiento del nuevo siglo y gracias al comportamiento favorable de nuestras relaciones económicas con el mundo. Precisamente el Indice de la relación de los precios de intercambio de bienes y servicios, también denominado Términos de Intercambio (TC), mide la relación de los precios de exportación con los precios de importación. Cuando los precios de exportación suben más rápido que los precios de importación, entonces, un país tiene términos de intercambio favorable. Cuando sucede lo contrario se tiene un índice desfavorable.

Desde el año 1985 hasta el año 1999 el deterioro de estos términos de intercambio fue permanente. Precisamente el punto más bajo alcanzó el año 1999, año en que América Latina se estancó y también Bolivia. Con el advenimiento del significativo año 2000 la tendencia de los TC para Bolivia –y para América Latina- se revirtió, suavemente al principio para luego acelerarse, de tal modo que estos términos de intercambio mejoraron a un ritmo de un 5,7 por ciento anual, desde entonces hasta ahora, (esta mejoría fue superior a la que presentó la región ya que ésta sólo alcanzó a un 2,8 por ciento anual) frente a un dato negativo de 4,2 por ciento, también anual en el periodo 1985-1999. Sin embargo de este hecho negativo, el país tuvo crecimiento económico durante ese periodo pero financiado con endeudamiento externo.

Y esta substancial mejoría de los TC se debió al inusitado crecimiento de los precios del gas que precisamente se comenzó a vender desde principios de siglo. De un precio de un dólar por MMBTU se llegó a los nueve. Simultáneamente a este hecho, a partir del año 2005, se empezó a maximizar el volumen de exportación del gas al Brasil razón por la que los ingresos que el país comenzó a tener por exportaciones de gas se hicieron crecientes. Luego se comenzó con la exportación hacia Argentina. Mientras el año 2003 el valor total de exportaciones de gas alcanzó a 485 millones de dólares, al año siguiente este monto casi se duplica, hasta llegar a los 5,792 millones de dólares el año 2012.

Este enorme ingreso de recursos del exterior por las exportaciones de gas le permitió al país financiar todas las importaciones que requiere la actividad económica nacional. Y con la ley de hidrocarburos, promulgada a mediados del año 2005, el estado boliviano pasó a tener una participación del 50 por ciento de estos ingresos, lo que a su vez le ha permitido financiar el creciente gasto público, sin problemas.

Como consecuencia de lo señalado, el ingreso en el país aumentó de manera significativa, con lo que también se incrementó tanto el gasto privado como el gasto público, dinamizando, de esta manera, la economía nacional por encima a la que señala su capacidad potencial de crecimiento de largo plazo.

¿Qué es lo que hizo el gobierno del Presidente Morales en este contexto? Gracias al aumento de los ingresos en favor del gobierno general, fundamentalmente por hidrocarburos, subió el gasto fiscal a una tasa anual del 14 por ciento cuando en el periodo 2005- 1999 estaba en el 10 por ciento. Ambas pueden ser calificadas de altas. La diferencia está que antes se financiaba este gasto creciente también con endeudamiento externo, endeudamiento que el país no pudo pagar por lo que el mundo condonó la deuda externa de Bolivia. En los tiempos del gobierno de Evo Morales este gasto creciente, que a su vez dinamiza la demanda interna de bienes y servicios, se financia con impuestos. Sin embargo, debido a que los ingresos gubernamentales suben a un ritmo mayor que el señalado para el gasto, se está viviendo un hecho inusual en el país que es la presencia de superávit público. Por tanto, el fundamental aporte del gobierno del Presidente Morales es el manejo de las finanzas públicas, ya que teniendo abundancia de recursos públicos, no ha caído en una vorágine de gasto, como el visto en Venezuela durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez. Este manejo adecuado de las finanzas públicas se ha traducido en una buena tasa de crecimiento de la economía, en el corto plazo, y una tasa de inflación que todavía es tolerada por la gente.

*Miembro de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor