Buscar en nuestras publicaciones:

¿Apropiarse del IDH y las regalías?

IVÁN ARIAS 

El presidente de (YPFB), Carlos Villegas planteó a la FAM, en el marco de la próxima Ley de Incentivos a la exploración de reservas, diferir hasta en cinco años el pago de regalías y del IDH que se generaría a partir de nuevos campos. El diferimiento de pagos sería de tres años para las nuevas áreas descubiertas, que contengan recursos menores a un trillón de pies cúbicos (TCF) de gas natural y de cinco años para las áreas con reservas por encima de 1 TCF.

Esta propuesta, ¿qué esta desnudando? ¿Es mala idea?
En la actualidad, las reservas hidrocarburíferas del país bordean los 11,37 trillones TCF de gas natural, en 69 campos distribuidos en Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz y Cochabamba. En 2013 se tiene previsto, como nunca en la historia, exportar cerca a los 60 millones de metros cúbicos por día (MMmcd).


Entre enero y mayo del 2013, según el gerente nacional de Administración de Contratos (GNAC) de YPFB, Edwin Álvarez, el Estado boliviano se benefició con más de 1.372 millones de dólares por concepto de pago de regalías, participación al Tesoro General e IDH. Esta recaudación por la producción y comercialización de los hidrocarburos supera en 29% el monto alcanzado en similar periodo de 2012.
Del monto total de lo que va de la presente gestión: 153,1 millones de dólares se depositaron en cuentas bancarias a favor del Tesoro y se transfirió, además, 913,3 millones por concepto del IDH.
Por regalías, Tarija recibió 183,1 millones de dólares; Santa Cruz, 55,3 millones de dólares; Chuquisaca, 25,9; y Cochabamba, 16,3 millones. Además, YPFB pagó a Beni 17 millones de dólares y a Pando 8,5 millones correspondientes a la Regalía Nacional Compensatoria.

El actual Gobierno, durante estos ocho años, ha explotado sin medida ni clemencia los pozos que le dejó el tan denostado neoliberalismo, pues las reservas para el Brasil y la Argentina se descubrieron entre 1997 y 2002: Margarita, San Alberto, San Antonio, Huacaya, Itaú e Incahuasi. De esa manera, el MAS recibió reservas y un contrato al Brasil.

El Gobierno continuamente atribuye la bonanza económica a la llamada nacionalización, pero está en un error. La bonanza es resultado de tres factores: la subida de los precios de las materias primas que exportamos, la Ley 3058 aprobada en 2005 que subió la tributación al 50% de las ventas, el continuo aumento de entregas al Brasil hasta llegar a los 30 MMmcd y el actual contrato con Argentina, que está en continuo aumento.

¿Qué ha hecho este Gobierno? Simplemente un contrato de exportación con la Argentina a mejor precio. Pero en la exploración de nuevos campos, nada o casi nada, todo fue exprimir a la vaca lechera.¿Por qué el Gobierno, en vez de echar la plata en salarios y proyectos de aviones, museos, canchas de fútbol y satélites, no usa el 88 % del Presupuesto General de la Nación para las actividades de exploración, en vez de mirar las regalías y el IDH? ¿Por qué YPFB en estos ocho años no generó proyectos, con inversionistas privados extranjeros o nacionales, que permitan garantizar labores de exploración?

Antes que pedir el diferimiento de regalías e IDH, ¿la empresa estatal no debería rendir cuentas de los mil millones de dólares que el BCB le entregó como crédito y que fue inscrito en el PGE- 2009 para, supuestamente, financiar el Plan de Inversiones de YPFB 2010-2015?
Finalmente, ¿esta propuesta es la admisión que estos años YPFB se manejó políticamente, sin personal calificado ni experiencia y que la estatal petrolera se aísló de todo el mundo tecnológico que tienen las empresas privadas, las que tienen capacidad de colocar grandes capitales de riesgo en el país? ¿Con el actual marco constitucional lograremos atraer inversión privada seria al país?

En todo caso, y visto en perspectiva, la propuesta no debería dejar de ser analizada y tomada en cuenta, desde las siguientes consideraciones:
a) Es una gran oportunidad para que los municipios y gobernaciones puedan exigir un pacto fiscal que nos lleve no sólo a postergar el cobro la IDH y las regalías, sino a ser parte de los planes de inversión y posterior uso de los recursos que se generen. Es decir, ¿le vamos a seguir dando plata a YPFB para que la gaste en la forma que lo está haciendo, sin visión empresarial, técnica y globalizada? Cuando descubramos y explotemos los nuevos pozos, ¿vamos a seguir permitiendo que los beneficios se sigan concentrando y gastando de la forma en que lo estamos haciendo, sin sembrar para el futuro?
b) ¿Por qué se pide sólo usar los recursos de regalías e IDH de las gobernaciones y municipios en vez de proponerles ser socios del negocio? Dentro de las competencias exclusivas de las gobernaciones y alcaldías, la actual CPE establece que estos gobiernos subnacionales pueden crear empresas públicas, fondos fiduciarios, fondos de inversión, mecanismos de transferencia de recursos y participar en empresas de industrialización, distribución y comercialización de Hidrocarburos en asociación con las entidades nacionales del sector. ¿No es ésta una gran oportunidad para que todos los departamentos y municipios sean parte dinámica, propositiva y creadora del negocio del gas en Bolivia?

Iván Arias Durán es ciudadano de la República de Bolivia.

Tomado de paginasiete.bo

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor