Buscar en nuestras publicaciones:

La fórmula para asignar diputados

IVÁN ARIAS 

La falta de confianza en lo que hace y dice el Gobierno es preocupante y debería preocupar más a los detentadores del poder. Todo lo que está permeado con azul, lo único que hace es levantar sospechas y dudas entre la población. Ocurrió con los datos del censo 2102 y, por supuesto, también con la propuesta de asignación de diputados que hizo el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Muchos afirmaron que el Tribunal Electoral no hizo una distribución de escaños. Lo que hizo fue una elección, es decir, eligió favorecer a los grandes centros de votación y perjudicar a los que tienen menos peso electoral. Por otro lado, el Órgano Electoral no ha hecho un cálculo técnico sino un cálculo político que le quita respetabilidad y credibilidad. Muchos consideran que esta acción política es un anuncio de que nuestra votación en 2014 no será respetada sino manipulada. Finalmente, se afirmó que la CPE establece que se debe priorizar a los departamentos con menos desarrollo; y, pasándose por encima la CPE, el Tribunal Electoral perjudica a los tres departamentos que sufren las consecuencias del olvido y del atraso.

En un afán de entender cuál fue la lógica y la fórmula que utilizó el Tribunal Electoral, pregunté a Leopoldo Fernández, exprefecto de Pando y ahora con un injusto arresto domiciliario, su opinión sobre la asignación de diputados hecha por el TSE. "Es una asignación técnicamente limpia y no hay que ponerle dudas”. ¿Por qué semejante afirmación?, pregunté. "Pues lo que ha hecho el TSE es simplemente replicar la misma fórmula que utilizamos en 2005. No hay nada nuevo bajo el sol... sólo varían los datos poblacionales, nada más”, me dijo.

La fórmula para la asignación de los 130 diputados, respetando lo que establece la CPE, consiste en los siguientes pasos:

1. Se toma el total de la población nacional del último censo (10.027.254) y se la divide entre nueve, que son los nueve departamentos de Bolivia. Esto nos da una media poblacional de 1.114.139 habitantes.

2. Luego se busca entre los nueve departamentos cuáles están por debajo de esta media poblacional. Eso nos da que seis departamentos (Potosí, Chuquisaca, Oruro, Tarija, Beni y Pando) tienen menor población que la media nacional de 1.114.139; y que sólo tres departamentos (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) están por encima de la media poblacional nacional.

3. A los seis departamentos que tienen menos población y desarrollo se les asigna, de entrada, como medida compensatoria cuatro diputados a cada uno. De esta manera, se asignan 24 diputados, quedando sólo 106 para asignar.

4. Luego, otra vez, se divide el total de la población nacional (10.027.254) entre los 106 diputados que quedan por repartir, para que nos arroje el coeficiente distribuidor, que resulta ser 94.596 habitantes.

5. Luego se revisa la población del último censo de cada departamento por separado para aplicar el coeficiente distribuidor (94.596) que nos llevará a que dividamos la población de cada departamento entre el coeficiente distribuidor para así saber qué cantidad de diputados le corresponde a cada departamento. Hagamos el ejercicio:
La Paz: 2.706.351 entre 94.596 nos da 28,6 que redondea a 29; Santa Cruz: 2.655.084 entre 94.596 da 28,0; Cochabamba: 1.758.143 entre 94.596 da 18,5 que redondea a 19; Potosí: 823.517 entre 94.596 da 8,7 que redondea a nueve; a esto se le suman los cuatro diputados asignados de entrada lo que hace 13 diputados; Chuquisaca: 576.153 entre 94.596 da 6,0; a esto se le suman los cuatro diputados asignados de entrada lo que hace 10 diputados; Oruro: 494.178 entre 94.596 da 5,2 que redondea a cinco; a esto se le suman los cuatro diputados asignados de entrada lo que hace nueve diputados; Tarija: 482.196 entre 94.596 da 5,1 que redondea a cinco; a esto se le suman los cuatro diputados asignados de entrada lo que hace nueve diputados; Beni: 421.196 entre 94.596 da 4,4 que redondea a cuatro; a esto se le suman los cuatro diputados asignados de entrada lo que hace ocho diputados; Pando: 110.436 entre 94.596 da 1,1 que redondea a uno; a esto se le suman los cuatro diputados asignados de entrada lo que hace cinco diputados.

Sin muchos misterios, como me decía Leo, y sin descubrir el agua tibia, ésta es la fórmula, vieja fórmula, que posibilitó la asignación de los 130 diputados.

Iván Arias Durán es ciudadano de la República Plurinacional de Bolivia 

Tomado de paginasiete.bo

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor