Buscar en nuestras publicaciones:

Diferencias entre Evo y Mandela

JAVIER PAZ 

Es inevitable hacer comparaciones sobre estos dos personajes de la historia contemporánea, en parte porque el mismo Morales ha querido proyectarse como el Mandela sudamericano. Sin embargo una evaluación objetiva muestra grandes diferencias entre ambos.

En primer lugar la situación política de Sudáfrica era muy diferente a la de Bolivia. En Sudáfrica existió el apartheid desde 1948 hasta 1992. Bajo este sistema los negros no podían votar, participar del poder político y vivían segregados de los blancos. Nada de esto existía en Bolivia en los tiempos de Evo Morales. Desde la revolución de 1952, en Bolivia existe el voto universal. En 1953 la reforma agraria, abolió la servidumbre y redistribuyó la tierra a favor de los indígenas. La constitución política de 1967 no hacía ninguna referencia a etnias o grupos raciales y establecía los mismos derechos y deberes para todos los ciudadanos; es decir, que esta constitución no era ni racista ni discriminadora, como sí lo es la constitución vigente impulsada por Morales.

La situación política de Bolivia cuando Evo comenzó su carrera política era muy similar a la de Sudáfrica cuando Mandela dejó el poder. Mandela heredó una nación que practicaba el racismo de manera institucional y sistemática y la transformó en una nación donde el Estado reconocía los mismos derechos y obligaciones para todos los ciudadanos. Evo Morales hizo lo contrario: heredó una nación donde todos los ciudadanos tenían los mismos derechos y obligaciones y lo transformó en un Estado que privilegia a los indígenas.

Mandela trató de atenuar las diferencias raciales, mientras que Morales las exacerba. Mandela no se aferró al poder y gobernó un solo periodo, mientras que Morales incluso incumpliendo su palabra pretende aferrarse al puesto. Mandela no se puso por encima de las leyes, mientras que Morales en sus propias palabras “le mete nomás”.

A pesar de los profundos cambios que Mandela logró en su país y que Evo Morales nunca hubiera podido lograr, por el simple hecho de que en Bolivia tales cambios ya existían, Morales pudo haber sido un Mandela. La euforia que causó su primer victoria electoral tanto entre los bolivianos como internacionalmente es prueba de ello. Sin embargo solo ha llegado a convertirse en un caudillo autoritario y populista, uno de los tantos que pueblan la historia latinoamericana.

http://javierpaz01.blogspot.com/

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor