Buscar en nuestras publicaciones:

Más negocios, menos burocracia

VÍCTOR PAVÓN 

Una manera sencilla de verificar si el sector estatal es eficiente en su relación con los ciudadanos consiste en saber el tiempo necesario para iniciar un negocio, completando los procedimientos que hacen a la operación legal de una empresa.

En Canadá lleva cinco días, en Chile seis y en Paraguay casi cuarenta días, aunque en Venezuela se requiera de ciento cuarenta y cuatro y Zimbabwe con noventa días, sin duda que el nuestro debe acercarse siguiendo a los primeros dos países citados.

Los excesivos trámites como la desmedida burocracia tienen fuerte impacto negativo sobre la economía en su conjunto. Permite al funcionario contar con un rol preponderante, superior al que debería tener. Cuanto más etapas, oficinas, sellos y plazos sin restricciones se tengan, los funcionarios van adquiriendo conductas cada vez más discrecionales en la toma de decisiones.

De modo que cuanto más influencia tenga el funcionario sobre los agentes económicos privados, mayores serán las posibilidades de coima y de ventas de influencias. Esto conspira contra lo que se llama el cálculo económico empresarial. Resulta más caro y lento crear empleos mediante una mayor cantidad de bienes y servicios a disposición de la gente.

Al respecto, muchas veces los gobiernos consideran que la economía funciona en compartimientos estancos. Se hacen las mejores presentaciones en cuanto foro internacional exista, pero, en la realidad del día a día es diferente. De esta manera, los importantes intentos por mostrarnos abiertos al mundo resultan finalmente menos eficientes de lo que se dice en aquellos encuentros.

Las reglamentaciones engorrosas conjuntamente con la excesiva burocracia son inhibidores de la iniciativa empresarial, sea esta pequeña, mediana o grande. De ahí que la mejor respuesta estatal consiste en revisar, facilitando los procedimientos para iniciar de modo formal un negocio en el país, y no solo eso, sino también para que la empresa siga operando para incentivar todavía más la innovación y la radicación de nuevas tecnologías.

Paraguay necesita de un ambiente de negocios de alta calidad dado el impacto positivo económico y social que se obtiene con el mismo. Para lograrlo hay una manera básica de acción que consiste en disminuir ostensiblemente el tiempo para poner en marcha la inversión que conlleva el funcionamiento formal de una empresa. En cualquier parte del mundo los trámites dificultan la movilidad del capital, único medio para promover el empleo, mejorar las condiciones de trabajo y de salario de los trabajadores e igualmente acrecentar las ganancias de los inversionistas.

Simplificando los procedimientos, eliminando los engorrosos trámites y estableciendo plazos con sanciones a aquellos funcionarios que no las cumplan, permitirá al gobierno cumplir en gran parte con sus promesas electorales.

Víctor Pavón es Decano de Currículum UniNorte (Paraguay) y autor de los libros Gobierno, justicia y libre mercado y Cartas sobre el liberalismo.

Tomado de elcato.org

Búscanos en el Facebook

Artículos del autor