Buscar en nuestras publicaciones:

Melquiades y el aterrizaje económico

HUGO SILES 

Cuando el azul piloto de la economía boliviana anunció en el Presupuesto del Estado Plurinacional que en 2017 la economía de los andes volaría a una tasa de crecimiento del PIB de 4,8% y que la inflación estaría en torno al 5,03%, Melquiades, el plateado y barbado economista, advirtió que la gestión económica en 2016 se caracterizó por el aterrizaje económico, la estabilidad de precios vía crecimiento de la deuda pública y la caída de las reservas internacionales netas y que el descenso persistiría en 2017.

En el cuadro de mando integral de la economía, Melquiades advirtió los signos del aterrizaje económico.

A junio de 2016, respecto de diciembre de 2015, el PIB descendió 0,41 puntos. A fines de 2015 la economía registró un crecimiento de 4,85% y a junio de 2016 registró un crecimiento de 4,43%, y los nubarrones de "falta de agua” acentuarían el aterrizaje.

Las exportaciones a septiembre de 2016, respecto de septiembre de 2015, cayeron 22,2%. A septiembre de 2015 las exportaciones llegaron a 6.932 millones de dólares y a septiembre de 2016 cayeron a 5.388 millones.

El déficit comercial aumentó 356% a septiembre de 2016, respecto de septiembre de 2015. En los primeros nueve meses de 2016, el déficit comercial llegó a 748 millones de dólares, cuando a septiembre de 2015 el déficit comercial llegó a 164 millones.

La inflación acumulada a noviembre de 2016, respecto de la inflación acumulada a noviembre de 2015, aumentó 0,92 puntos. La inflación a noviembre de 2016 registró 3,70% y la inflación a noviembre de 2015 llegó a 2,78%. Por su parte, el tipo de cambio en noviembre de 2016 cumplió cinco años de estabilidad.

La deuda externa pública aumentó en 8,3% a octubre de 2016, respecto de diciembre de 2015. A octubre de 2016 la deuda externa pública sumó un total de 6.870 millones de dólares, cuando en diciembre de 2015 se situó en 6.341 millones. A noviembre de 2016, respecto de diciembre de 2015, las Reservas Internacionales Netas (RIN) cayeron 20%. A noviembre de 2016 las RIN se situaron en 10.388 millones de dólares, cuando a diciembre de 2015 se fijaron en 13.056 millones, una caída de 7,9 millones de dólares por día.

Melquiades advirtió que el aterrizaje económico se suscitaba en un temporal de endeudamiento público y caída de reservas. Al ritmo de descenso, el economista sugirió al piloto de la aeronave económica mayor prudencia, puesto que los anteriores años surcó los aires con abundante combustible y viento de cola. Son tiempos de volar no sólo con una aeronave monomotor (iniciativa pública), sino bimotor, esto es, con la activa e impulsante participación de la inversión privada. Para tal propósito planteó iniciar una política de incentivos a la inversión privada.

Como primera señal consideró pertinente coordinar la política salarial 2017 entre el sector público-privado y trabajadores, sobre la base de la productividad de los factores productivos, y la lucha más intensa contra el contrabando y la informalidad. Estimó que en 2017 la probabilidad técnica de pago del segundo aguinaldo sería bajísima y que el nivel de precios aún se mantendría estable por el ancla del tipo de cambio fijo, y a costa de la caída de las reservas y el incremento de la deuda pública.

Hugo Siles Espada es economista.

Tomado de paginasiete.bo