Buscar en nuestras publicaciones:

POEMAS DE GUILLAUME APOLLINAIRE

apollinaire

APOLLINAIRE POR PICASSO

"Los grandes poetas y los grandes artistas, tienen, como función social, una incesante renovación de la apariencia que la naturaleza pone ante nuestros ojos. Sin los poetas, sin los artistas, los hombres se sentirían pronto aburridos de la monotonía de la naturaleza" (Palabras de Guillaume Apollinaire, poeta francés de inicios del siglo XX y uno de los precursores del surrealismo)

Antes del cine

Y luego esta tarde iremos
Al cinema

Los Artistas de ahora
Ya no son los que cultivan las Bellas Artes
No son los que se ocupan del Arte
Arte poético o musical
Los Artistas son los actores y las actrices

Si fuésemos Artistas
No diríamos cinema
Diríamos cine

Pero si fuéramos viejos profesores de provincia
No diríamos cine ni cinema
Sino cinematógrafo

También Dios mío es necesario tener buen gusto.

-------------------------------------------------------------------------

Si me dejaran hacer

Oh tiempo oh singular camino de un punto a otro
Si me dejaran hacer hubiera rápidamente cambiado
El corazón de los hombres y en todo sitio
Habría sólo cosas bellas

En lugar de frentes vencidas y en lugar de penitencias
En lugar de desesperación y de plegarias
Habría en todas partes
Relicarios copones y custodias
Resplandeciendo al fondo de los sueños como esas
Deidades primitivas cuya función poética
Ya está casi acabada

Si me dejaran hacer compraría
Los pájaros cautivos para dejarlos libres
Los vería con un júbilo sin mácula
Alzar el vuelo sin tener idea
De una virtud llamada reconocimiento
Como no sea gratitud.

---------------------------------------------------------------------

Otoño enfermo

Otoño enfermo y adorado
Tú morirás cuando el huracán sople las rosaledas
Cuando la nieve caiga
Sobre los huertos

Pobre otoño
Mueres con la blancura y la riqueza
De la nieve y de los frutos maduros
En el fondo del cielo
Unos gavilanes vuelan
Sobre las sencillas nixas de breves cabellos verdes
Que nunca han amado

En los lejanos confines
Braman los ciervos

Y cuánto amo oh estación tus rumores
Los frutos que caen y nadie los recoge
El viento y el bosque que lloran
Todas sus lágrimas en otoño hoja a hoja

Las hojas
Pisadas
Un tren
Que pasa
La vida
Se desliza.

--------------------------------------------------------------------------

Los dichos de amor a Linda

Tu nombre un poco pretencioso muy pagano
Porque es el tuyo lo encuentro encantador
En español quiere decir “bonita” y como lo eres
Cada vez que se te nombra se dice la verdad

En alemán ese nombre se vuelve melancólico
Con la brisa de Abril murmura dulcemente
Es un tilo lírico un árbol de leyenda
De donde cada noche sale una bandada de duendes

Por último ese nombre extraño que dice tu belleza
Fue también el nombre de una ciudad griega
Que florecía entre las bellas rosas de Rodas
La isla en donde se arrullan las jóvenes palomas.

--------------------------------------------------------------------------

Si muriera allá lejos…

Si muriera allá lejos en frente de guerra
Tú llorarías un día oh Lou amada mía
Y después mi recuerdo se extinguiría como muere
Un obús que estalla en el frente de guerra
Un bello obús semejante a las mimosas en flor

Y después este recuerdo que estalló en el espacio
Cubriría con mi sangre todo el mundo entero
El mar los montes los valles y la estrella que pasa
Los soles maravillosos que maduran en el espacio
Como maduran los frutos de oro alrededor de Baratier

Recuerdo olvidado vivo en todas las cosas
Yo enrojeceré la punta de tus bellos senos rosa
Enrojeceré tu boca y tus sangrientos cabellos
No envejecerás nunca y las más bellas cosas
Volverán a ser jóvenes para tus galantes destinos

El fatal chorro de mi sangre sobre el mundo
Concedería al sol una más viva claridad
Más color a las flores más viveza a las olas
Un amor inaudito descendería sobre el mundo
El amante sería más fuerte en tu cuerpo aislado

Lou si muero allá lejos recuerdo que se olvida
Acuérdate alguna vez de los instantes de locura
De juventud de amor y de ardor deslumbrante
Mi sangre es la fontana ardiente de la dicha
Y sé la más feliz por ser la más hermosa

Oh mi único amor mi gran locura.

-----------------------------------------------------------------------------

A Lou..

Cuatro días sin carta tuya amor mío
El día ya no existe el sol se ha apagado
El cuartel se ha vuelto la casa del terror
Y yo estoy triste lo mismo que un caballo de escolta

Qué te ha sucedido sufres querida acaso lloras
Me habías prometido siempre escribirme
Envía tu carta obús de tu artillería
Que debe devolverme la vida y la sonrisa

Ocho veces ya el cabo cartero me ha respondido
“No hay carta para usted” Y yo casi he llorado
Y busco por el barrio aquel lindo perro perdido
Que un día vimos juntos oh corazón adorado

Acordándome de ti durante mucho rato lo acaricio
Creo que él se acuerda del día en que lo vimos
Pues me relame y me mira con ternura
Y es el único amigo que conozco en Nimes

Sin tus noticias me siento desesperado
Qué haces Desearía una carta tuya mañana
El día se ha ensombrecido hasta hacerse dorado
Y tristemente mi Lou beso tu mano.

--------------------------------------------------------------------------

Elegía

El cielo y los pájaros venían a posarse
En dos cipreses que el tibio viento casi enlazaba
Como una pareja de amantes en su último beso
La casa cerca del Rhin era muy novelesca

Con sus grandes ventanas su puntiagudo tejado
Sobre el cual gritaba por instantes la veleta
Al viento que preguntaba dulcemente Qué tienes
Sobre la puerta se hallaba clavada una lechuza

Hablábamos bajo el viento tras un pequeño muro
O leíamos la inscripción de una piedra puesta
En aquel lugar en recuerdo de un muerto y sobre
La que muy a menudo te sentabas largo tiempo

“Gottfried aprendiz de Bruhl el año seiscientos treinta
Fue asesinado aquí
Su novia con un dolor profundo
Requiem aeternam dona ei Domine”

El sol al declinar cubría de púrpura la montaña
Y muestro amor sangraba como los groselleros
Que estelaban el pálido otoño de Alemania
La noche llorando resplandores a nuestros pies moría

Y así nuestro amor se mezclaba a la muerte
A lo lejos junto a una hoguera cantaban unos gitanos
Un tren pasaba con los ojos abiertos sobre la otra orilla
Mirábamos largo tiempo los pueblos ribereños.

Búscanos en el Facebook