Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Miedo, la clave del castrismo a un año de la muerte del tirano


(Domingo, 03 Diciembre 2017)

VANESA VALLEJO 

Hace poco hablé con un cubano que lleva ya 20 años viviendo en España, me contó que cada tanto se reúne con algunos cubanos que también viven en Madrid y, por supuesto, uno de los temas que siempre sale en la conversación es la situación de la isla.

“Es increíble, pero todavía cuando hablamos de Castro bajamos la voz”, me dijo este hombre sin que yo entendiera a qué se refería. Luego me explicó que si en Cuba se habla mal de Fidel ante la persona equivocada, se puede terminar preso. Por eso, es necesario asegurarse de desahogarse solo con gente de confianza y en voz baja, para que no escuche alguno de los áulicos del régimen.

Por tantos años este hombre y sus amigos de exilio fueron perseguidos y vivieron con miedo a decir lo que pensaban, que ahora, décadas después de salir de la dictadura y de vivir en un país libre, siguen bajando la voz al hablar de Castro. “Es la costumbre”, me dijo el cubano cuando expresé mi asombro ante el trauma psicológico que aún los afecta.

Esta historia evidencia una de las razones fundamentales por la que, incluso después de la muerte del dictador, Cuba sigue igual, o peor según algunos. A finales del siglo XVIII Jeremy Bentham empieza a hablar del “panóptico”, un tipo de arquitectura carcelaria cuyo objetivo era hacer creer a los presos que siempre estaban siendo vigilados, aún cuando no hubiera nadie mirándolos.

El panóptico funciona de la siguiente manera: el guardián se ubica en una torre central, desde la cual se puede ver todas las celdas individuales que se encuentran alrededor. Sin embargo, los presos no tienen cómo saber si están siendo observados o no. La estructura causa, entonces, en el detenido un estado permanente de vigilancia sin que esta se ejerza efectivamente en todo momento.

El objetivo del panóptico de Bentham es que el preso modifique su conducta en tanto que se siente permanentemente vigilado, con el pasar del tiempo, portarse bien simplemente se hará costumbre. En Cuba no hay un panóptico, pero Castro diseñó un sistema que funciona casi de la misma manera.

Juegos peligrosos en Arabia Saudita


(Domingo, 03 Diciembre 2017)

FELIPE A.M. DE LA BALZE 

El joven heredero de la corona, príncipe Mohamed bin Salman (MbS), con el apoyo de su padre, el rey, lanzó sorpresivamente un “golpe de palacio” con el propósito de concentrar el poder y debilitar a sus enemigos.

El objetivo declarado de MbS es transformar a Arabia Saudita en un país más moderno, menos dependiente del petróleo y socialmente más tolerante.

Sorpresivamente, durante la noche del 5 de noviembre, más de doscientos miembros de la elite saudita fueron detenidos y acusados de corrupción. El grupo incluía 11 príncipes de la familia real, 22 ministros y ex ministros, el hombre más rico del país (príncipe Alwaleed bin Talal, llamado el Warren Buffet del Medio Oriente), el jefe de la Guardia Nacional (Miteb bin Abdalah, hijo preferido del último rey) y otras figuras de la dirigencia política, religiosa y empresaria del país. A posteriori, el gobierno negociaba la libertad de los detenidos a cambio de una rápida restitución de los fondos robados.

En el sistema tradicional de gobierno saudita (autocrático, conservador y cerrado al exterior) las decisiones se tomaban por consenso y participaban los principales miembros de la familia real, los jefes tribales regionales, los clérigos sunnitas (que controlan el sistema religioso y educativo) y los miembros del establishment empresario.

El rey y sus asesores de confianza ejercían el poder a través de los usos y costumbres de una monarquía tradicional y de un manejo personal de los recursos petroleros. La corrupción era parte integral de la trama de poder. El manejo del presupuesto y la regulación estatal de la actividad privada se utilizaban para distribuir beneficios al resto de la sociedad, en particular a los grupos dirigentes.

Nuevas circunstancias amenazan la estabilidad del régimen. El crecimiento económico de la última década fue modesto y se calcula que en la actualidad el 25% de los jóvenes están sin trabajo. El déficit fiscal es creciente y se financia con el uso de reservas acumuladas durante los años de bonanza.

La población creció de 5 millones a fines de la Segunda Guerra Mundial a 32 millones en la actualidad. Esto crea tensiones respecto a la viabilidad del generoso “estado de bienestar” vigente, en un contexto donde el acceso al Internet y la televisión generan nuevas expectativas.

La baja del precio del petróleo y el temor a que en el mediano plazo el auto eléctrico y las presiones medio-ambientalistas reduzcan la relevancia del petróleo en la matriz energética mundial crean, en los círculos dirigentes, aprensiones respecto al futuro.

El currro de ser "pueblo originario"


(Domingo, 03 Diciembre 2017)

CARLOS MIRA 

Ahora resulta que también tenemos problemas con los “pueblos originarios”. Este país es francamente un chiste. La cantidad de gente que invierte su tiempo en desarrollar una idea que les permita vivir de la succión de la sangre pública como las garrapatas viven de la sangre del perro es increíble. Cada día nos enteramos de una nueva.

Ahora son los mapuches. ¡Pero desde cuando los mapuches son originarios de la Argentina! ¡Si se trata de un pueblo exótico que a lo que vino fue a exterminar -en un verdadero genocidio- a las escasas poblaciones sí originales de nuestro territorio como los patagones!

En ese sentido, el comunicado emitido en agosto último por ese centro de información sesgada e ideologizada, sostenido por el dinero público y con aura de suficiencia científica (pero que no es más que un polo de difusión antiliberal y marxista) -el CONICET- no hace más que confirmar (por la contraria) que los mapuches no son otra cosa que un grupo de delincuentes (al menos los que ejercen la violencia contra la soberanía argentina y contra sus leyes) que utilizan métodos de formación terrorista y revolucionaria para mantener viva una utopía setentista tan anticuada como corrupta.

En efecto, el mero hecho de que pueda ser posible, en un país civilizado, que a una “sanadora” se le ocurra decir que ha recibido un mensaje del más allá que le indica que las tierras aledañas al lago Marcardi, en el Parque Nacional Nahuel Huapi, son de ellos porque así lo indica su “Revelación”, es directamente dantesco.

Los grandes problemas siempre fueron chicos alguna vez, como los grandes cánceres siempre fueron pequeños tumores. Así como la medicina indica que esos tumores hay que extirparlos cuando su dimensión es manejable, del mismo modo el Estado debe terminar ya con esta pantomima. No puede ser que un conjunto de 50, 100 o 1000 personas con unos cartones pintados con las palabras “territorio mapuche” ponga en jaque a toda la sociedad.

Detrás de ese revolucionismo de oropel se esconde la pretensión de cobrar peajes -bajo la amenaza de ejercer violencia- a cualquier persona que quiera recorrer el territorio. Se trata de una forma muy berreta del ejercicio del robo muy común ya en varias zonas de la provincia de Neuquén, por ejemplo.

Evo Maduro


(Domingo, 03 Diciembre 2017)

ALFREDO BULLARD 

“Es una pena que el pueblo boliviano tenga que pasar por esto. La acumulación excesiva de poder destruye la esperanza”.
Es un axioma. Quien rompe las reglas una vez, las romperá muchas veces. Chávez marcó el estilo: parecer una democracia para destruir la democracia. Su estilo se hizo contagioso. Contagió a Argentina, a Ecuador y a Bolivia. De buena nos salvamos con el giro de última hora de Humala. Algunos buscan (por un tiempo) guardar mejor las formas. Pero en ese estilo los chavistas y su prole no soportan perder poder.

El efecto es nefasto. La acumulación del poder se juega hasta “quemar el último cartucho”. La única manera de detenerlos es esperar a que destruyan al país. Es esperar a que lo conduzcan al borde del abismo para desbarrancar a la población junto con el gobierno.
El enquistamiento culmina con una catástrofe. La única manera de regresar a una auténtica democracia es el descalabro de todo, como viene ocurriendo en Venezuela. Argentina, con gran sufrimiento y esfuerzo, está reconstruyendo la destrucción institucional y económica dejada por el kirchnerismo.

Ecuador se debate en la pataleta de Correa que, tras un error de cálculo, quiere echar por la borda al presidente (que él mismo impuso como candidato) porque busca corregir muchos de los atropellos del propio Correa.
La autocracia pasa por un proceso de maduración malvada. Se pierde la vergüenza, y con ella la dignidad.

Evo Morales ha dado un nuevo paso, impresionantemente desfachatado, para justificar su permanencia en el poder. Primero se reeligió cambiando las reglas. Luego, igualito a Fujimori, obtuvo su “interpretación auténtica” para volverse a reelegir.

Usando el populismo como herramienta, Evo buscó una nueva reelección con un referéndum que le permitiera un cambio de reglas para volver a reelegirse. Pero algo le salió mal (y bien para Bolivia) y perdió el referéndum. El pueblo le dijo no, a pesar de su popularidad. La institucionalidad pudo más que el populismo.

Pero cuando uno creía que la historia terminaba, el “bolivarianismo” nos recuerda su falta de escrúpulos.
El Tribunal Constitucional, solo cabe pensar que influenciado por Morales, ha declarado inconstitucional la propia Constitución de Bolivia. Algo que ni al mismo Fujimori se le ocurrió.

Voto por una mejor justicia


(Miércoles, 22 Noviembre 2017)

JAVIER PAZ

Las próximas elecciones judiciales serán, como casi todas las elecciones desde que Evo Morales asumió la Presidencia, un plebiscito sobre su popularidad. Quienes apoyan al MAS, en su mayoría, van a votar por algún candidato, aunque no lo conozcan, y quienes no lo apoyan, probablemente anularán su voto. No debería ser así. Cada persona debería ir a votar procurando tomar la decisión más acertada para mejorar la justicia en el país. Deberíamos votar, no basados en nuestra militancia política, sino a nuestra conciencia y nuestra voluntad de tener un país mejor.

Cómo la democracia puede convertirse en la herramienta perfecta de la tiranía


(Miércoles, 22 Noviembre 2017)

RAFAEL RUIZ 

No existe en política ningún concepto más sobrevalorado y prostituido que el de “democracia”. Estatistas y políticos alrededor del mundo buscan legitimar sus acciones y atracos a la libertad basados en elecciones y ejercicios electorales con tintes de fraudes, proselitismo y demagogia pura.

El ejemplo de Venezuela ilustra esta situación a la perfección. En el país sudamericano, desde 1998, con la llegada al poder de Chávez, se han repetido sistemáticamente elecciones poco transparentes que han terminado por crear una situación de innegable dictadura y represión; y como bien expresó en Twitter la expresidenta tica Laura Chinchilla, las dictaduras nunca pierden.

Esto nos lleva a plantearnos algunas cuestiones de especial relevancia, ¿en realidad qué tan justo y legítimo es un sistema democrático? ¿Cuáles son los riesgos de vivir en una democracia? ¿Existe alguna alternativa de sistema político en la actualidad que traiga mayores beneficios a sus gobernados? Vamos por partes.

Hablando en términos generales, en la historia de la humanidad nunca se había gozado de tanto progreso como hoy en día. Eso se debe, en parte, al desarrollo de instituciones que garantizan los derechos de vida, propiedad y libertad de los individuos y que generalmente tienen a la democracia como principio fundamental de organización.

Es justo decir que, a la fecha, no existe forma de gobierno más eficiente y capaz de garantizar la paz y las libertades ciudadanas que las repúblicas democráticas, cuyas alternativas generalmente terminan siendo regímenes y sistemas autoritarios donde una sola persona o grupo de personas terminan por decidir e imponer medidas que nunca empatan con los intereses de los individuos a los que gobiernan.

Dicho esto, es imposible negar el gran riesgo democrático que se presenta en la altísima posibilidad de que las mayorías terminen por aplastar y pisotear los derechos de las minorías.

La falsa apertura política del acuerdo Santos-FARC, y otras razones para no votar por De La Calle


(Miércoles, 22 Noviembre 2017)

DANIEL RAISBECK

Una de las peores estafas que contenía el acuerdo Santos-FARC fue la promesa de que el pacto entre el actual Gobierno y la guerrilla no solo otorgaría unos privilegios políticos obscenos para los hombres de Timochenko, actual candidato a la presidencia pese a sus crímenes de lesa humanidad, sino que también traía consigo una “apertura política” general que beneficiaría a nuevos movimientos y partidos pequeños sin importar su ideología.

Desde el inicio sospeché que esta era una gran mentira. Cuando pude hacerle una pregunta al respecto a Humberto de la Calle vía Semana En Vivo, el exjefe negociador en La Habana y ahora también precandidato presidencial (o sorpresa) aseguró ante los televidentes que el acuerdo Santos-FARC brindaba todo tipo de garantías y “derechos” (quizá la palabra más explotada del discurso político colombiano) para la participación de todos los interesados. El intercambio fue el siguiente:

Pregunta:

Quisiera preguntarle al Dr. Humberto de la Calle si él realmente piensa que es bueno un acuerdo en el cual movimientos independientes tienen que salir a recoger firmas, tienen que salir a conseguir votos para participar en política (y) si no logran el umbral deben pagar una multa astronómica, mientras que las FARC, como premio por hacer violencia durante muchas décadas, entran directamente al Congreso sin tener que presentarse a elecciones, y si esto no manda un mensaje de que, al final, en Colombia la violencia política sí paga.

Respuesta de H. de la Calle:

En el punto 2… se hizo una apertura política. Por ejemplo… nosotros abrimos la posibilidad de que un partido tenga personería jurídica y, si no pasa el umbral, tenga derechos… pueda ir a los espacios de televisión pública de campañas o de la televisión ordinaria para exponer sus ideas… (Un partido pequeño) podría tener personería jurídica y eso le da unos derechos, y ahora no (los tiene)… En el punto 2 sí se abrió la política mucho más y se generaron posibilidades para partidos pequeños…

Unas son de cal y otras de arena, nosotros sí creemos que una guerrilla que deja las armas hay que empujarla a hacer política, pero simultáneamente hicimos un proceso de apertura para otros partidos.

¿Será Bolivia en próximo Agfanistán?


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

MARY ANASTASIA O'GRADY

En los años transcurridos después de una brutal ocupación soviética que duró 10 años, Afganistán se transformó en un caldo de cultivo en el que se incubó una cultura del crimen organizado,

El partido de Uribe y los empresarios se arrepentirán cuando Colombia sea como Salvador


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

VANESA VALLEJO 

La semana pasada estuve en El Salvador, la primera vez que hablé sobre el “acuerdo de paz” firmado en Colombia mi interlocutor me interrumpió sorprendido: “es igualito a lo que pasó acá, calcado”.

Yo ya sabía que la situación que vive el país centroamericano es el futuro que le espera a Colombia si los acuerdos con las FARC no se hacen trizas. Con solo hacer una búsqueda básica en internet se pueden ver las similitudes entre los dos acuerdos y los resultados que tiene El Salvador más de 20 años después. Sin embargo, hay cosas que los datos en internet no cuentan y que asombran aún más.

En una reunión con empresarios de El Salvador, estábamos hablando de su fundamental rol en situaciones como la que atraviesa Colombia y que atravesó el país centroamericano en su momento, les contaba que en nuestro país los empresarios, salvo contadas excepciones, se han quedado callados ante lo que ocurre.

Por varias razones los empresarios deberían ser los primeros en reaccionar ante estos peligros. Son ellos los que tienen el dinero para costear divulgadores, organizadores y académicos que puedan explicarle a la población la desgracia del socialismo. Pero, sobre todo, son ellos, por su ocupación, los que primero suelen darse cuenta y entender la desgracia que se cierne sobre un país.

Son ellos los que mejor entienden que un país sin propiedad privada es un país sin inversión y sin empleo. Son ellos, también, los que primero empiezan a ver los signos de decaimiento de la economía.

Sin embargo, les contaba a mis contertulios, que en Colombia, aunque ya la están pasando mal, no han sido capaces de alzar la voz o de organizarse, en nuestro país ni siquiera hay un centro de pensamiento que se dedique a divulgar el liberalismo económico.

Timochenko, presidente de Colombia


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

El jefe de las FARC ha anunciado que aspirará a la presidencia de Colombia.

El "populismo" judicial en la Asamblea Constituyente


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

JORGE LAZARTE 

Todo el desaguisado de las elecciones judiciales empezó en la Asamblea Constituyente (AC), en la que estuvo ausente una conciencia clara de las dimensiones y complejidad del fracaso secular de la justicia en Bolivia.

Su lugar fue ocupado por la convicción simplista y hasta revanchista en buena parte de los constituyentes de la mayoría oficialista de que el problema de la justicia consistió en que siempre estuvo contra el "pueblo” en lugar de estar con el "pueblo”, y que la única forma de revertir esta situación era una justicia al servicio del "pueblo”. Se creyó y se hizo creer que el nuevo modelo de justicia popular resolvería casi por ensalmo los arraigados entuertos judiciales.

Un nuevo paradigma para nuestra política


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

EDUARDO BOWLES 

Ayer reflexionábamos sobre el modelo de “Estado-botín” que impera en nuestra política y concluíamos que no le sirve a nadie más que a unos pequeños grupos que se enriquecen a costa de los bienes públicos. La pobreza se mantiene intacta, los partidos desaparecen, los dirigentes se “queman”, los “grandes líderes” pasan a la historia sin pena ni gloria y las estructuras de poder se desvanecen sin hilvanar ni siquiera un esbozo institucional que permita darle sostenibilidad y viabilidad a este país.

La angurria por devorarse todo el poder y aprovechar la ocasión en el menor tiempo posible, ha jubilado prematuramente a numerosas camadas de políticos que en su momento brindaron esperanzas de un verdadero cambio de rumbo para Bolivia ¿Dónde quedaron aquellos valerosos dirigentes que pelearon para la recuperación de la democracia? ¿Dónde están los herederos de aquellos revolucionarios que transformaron la nación en los años 50? ¿Qué pasó con esa izquierda democrática que asumió el poder en 1982 con grandes energías de renovación?

China: el retorno del imperio


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

FELIPE DE LA BALZE 

El XIX Congreso del Partido Comunista Chino concluyó esta semana con la reelección de Xi Jinping como líder supremo de su país. El Congreso fue una virtual coronación del presidente y reforzó su control sobre el Partido, las fuerzas armadas y el aparato de seguridad. El nombramiento de sus lugartenientes en posiciones claves y la incorporación formal de “sus pensamientos” en la Constitución (como lo hizo Mao en su momento) vaticinan un proyecto de poder ambicioso y de largo aliento.

El presidente Xi es quizás el líder más poderoso en el escenario internacional actual. Es un hombre del Partido. En su discurso inaugural sostuvo: “Solo el socialismo puede salvar a China y solo la reforma puede desarrollar a China, el socialismo y el marxismo”.

Es también un nacionalista tradicional. Concluyó su discurso con un llamado “a la gran revitalización de la nación china”, “a la modernización y reunificación de la Patria” y “a China como gran potencia mundial”.

Durante su primer quinquenio en el poder (2012-2017) el Sr. Xi afianzó y centralizó el mando, purgó a sus principales rivales y promovió alrededor de su persona un culto a la personalidad que no tiene precedentes después del fallecimiento de Mao en 1976. Su vigorosa y popular campaña contra la corrupción llevó a la cárcel a más de 150 altos líderes del Partido, incluso a varios de sus principales competidores.

Xi Jinping se propone ahora profundizar las políticas iniciadas durante los últimos años. En lo económico, fortalecer aún más el rol del Estado. La empresa privada y el mercado son promovidos pero en el marco de un planeamiento estatal de largo plazo, de un rol creciente para las empresas públicas y de una participación extensa del Partido en la gestión privada de los negocios. Vale la pena mencionar que la mayoría de los empresarios más ricos del país son, o han sido, miembros activos del Partido Comunista y a menudo forman parte de sus órganos decisorios.

El default venezolano llega bajo la figura de la "reestructuración"


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

PEDRO GARCÍA

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó este jueves en la noche que luego del pago por 1.122 millones de dólares que se hará efectivo mañana, “decreta” la “reestructuración” de la deuda de la República Bolivariana de Venezuela.

Dicha deuda, que era de USD $21 mil millones cuando Hugo Chávez llegó al poder, en 1999, es hoy de USD $184.700 millones, y fue contraída, en su inmensa mayoría, entre 2007 y 2012, cuando el difunto mandatario no solo dilapidó todo lo que le ingresó por renta petrolera (y que se estima en 1,5 billones de dólares), sino que además se endeudó para financiar su farsa socialista.

Maduro, heredero de las ruinas, hombre, sin duda, de pocas luces y menos formación, cree que puede obligar a los tenedores de los bonos de Pdvsa y de la República Bolivariana de Venezuela a sentarse en una mesa de negociación para la cual puso como jefe de la delegación venezolana a Tareck El Aissami, vicepresidente del país, lo que ya es un primer inconveniente: no solo porque El Aissami tiene escaso (o más bien nulo) conocimiento en Economía, sino porque es uno de los funcionarios sancionados por la Oficina de Control Activos en el Exterior (OFAC) de Estados Unidos. Es decir, ningún tenedor de bonos o fondo de inversión de ese país puede sentarse a conversar con él nada que vaya más allá del clima, los partidos de beisbol del día anterior o de lo guapas que son las venezolanas.

¿Cuáles son los escenarios que se abren? Por el momento, catastróficos. Maduro, que culpa a una supuesta “guerra económica” de la escasa disposición de los tenedores de bonos a negociar la deuda venezolana, puede poner a los 30 millones de habitantes de su país ante un escenario de miseria sin límites, si, como es previsible, los acreedores de Venezuela se niegan a sentarse a negociar y exigen su dinero.

El último país que tomó una posición semejante fue Argentina, que en 2001 cayó en default, y desde 2005 mantenía una controversia con los llamados “fondos buitres” que solo se saldó en 2016, con Mauricio Macri en el poder. La situación argentina, sin embargo, salvo en 2001, distaba mucho de la desesperada crisis venezolana, un país que apenas ayer vivió su primer mes de hiperinflación (50,6 %) en toda su historia, y cuya deuda externa equivale a 430 % de sus exportaciones.

Rajoy convocó a elecciones en Cataluña...¿y después?


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

HANA FISCHER

Las turbulencias políticas en España, originadas en el enfrentamiento entre Cataluña y Madrid, merecen un sereno análisis. ¿Por qué? Porque, en esencia, la discusión gira en torno a relevantes conceptos de filosofía política que deben ser señalados, ya que ellos repercuten directamente en la calidad de vida de los ciudadanos.

Concretamente, esa controversia permitió conocer la idea de “nación”, “democracia”, “patria” y “soberanía” que defiende cada una de las partes en pugna. Asimismo, reveló el carácter tanto de Mariano Rajoy como de Carles Puigdemont.

A mi entender, ninguno de los principales actores de este conflicto quedó bien parado. Es decir, ni Rajoy ni las exautoridades catalanas independentistas.

Por otra parte, lo sucedido sacó a relucir que la Constitución española de 1978, al referirse a “nacionalidad”, es contradictoria. Asimismo, sus primeros artículos traslucen una confusión acerca de lo que es un “Estado” y una “nación”, asimilando ambos términos. Eso es llamativo dado que desde el siglo XIX existe una sólida y profusa literatura que clarifican bien ambos conceptos.

Uno de sus artículos contradictorios de la Constitución es el núm. 2, donde se expresa que “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades”.

Si hay solamente una “Nación”, entonces, es imposible hablar simultáneamente de “nacionalidades”. Por lo menos, es lo que indica el principio lógico de no contradicción, fundamento de todo ordenamiento jurídico. Daría la impresión que aquí en realidad se estaría haciendo referencia al “Estado” español.

Timochenko: la política, una segunda vida para el guerrillero retirado


(Domingo, 05 Noviembre 2017)

RAMIRO PELLET

El prontuario tiene 26 páginas. Los delitos más repetidos: rebelión, terrorismo, secuestro extorsivo, homicidio agravado, daños a bienes ajenos. La suma de condenas excede varias vidas. Pero en esta vida, la que cuenta, el ex líder guerrillero Timochenko será candidato a presidente de Colombia para las elecciones del año que viene.

Así lo decidieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), reconvertidas en partido político, que esta semana lanzó la candidatura del viejo señor de la selva para su primera incursión en la arena democrática. Será su ingreso a la vida civil, su estreno político, tras dejar las armas por el acuerdo de paz firmado con el presidente Juan Manuel Santos.

Las FARC siguen siendo las FARC. Sólo que ahora las siglas responden a Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, como pasó a llamarse en la nueva era. Y Timochenko quizá deba inscribirse en la boleta electoral con su verdadero nombre, Rodrigo Londoño. El nombre con que fue anotado en el registro civil y con el que figura en el prontuario. El que usaba antes de lanzarse a la aventura redentora en nombre de la hoz y el martillo y con metralleta en mano. Entrenado en Cuba y en Rusia, se cree que eligió su nombre de guerra en honor de Semyon Timoshenko, un general soviético durante la Segunda Guerra Mundial.

La firma de la paz le abrió las puertas a la conversión. Según los alcances de los indultos y las amnistías entremezcladas en el acuerdo, el prontuario que dio a conocer la fiscalía colombiana, las 26 páginas de crímenes inagotables con sus extensas sanciones, por terrible que se vea, "no inhabilitará para la participación política ni limitará el ejercicio de ningún derecho, activo o pasivo, de participación política".

Las encuestas, sin embargo, no le auguran chances de triunfo al renacido Timochenko. Ni de quedar entre los primeros: 2% de los votos, por no decir 1,5%. Los recuerdos de sus correrías hielan la sangre de millones de colombianos. Bombas, emboscadas, matanzas. Civiles o uniformados, en el campo o la ciudad. No fueron los únicos, es cierto. Estaban los militares, los paramilitares, los narcos, cada cual más desenfrenado.

Evo morales y una división de poderes para todos


(Viernes, 27 Octubre 2017)

GARRET EDWARDS

Evo Morales es presidente de Bolivia desde el 22 de enero de 2006. Transita su tercer mandato consecutivo, que culminará en 2020. En ese momento, habrá cumplido 14 años ininterrumpidos al frente de su país. Más tiempo que cualquier otro primer magistrado boliviano anterior. Para una rápida comparación relativa: más tiempo que los tres períodos juntos del kirchnerismo al poder en Argentina. Sin embargo, allí no se queda la cosa, Evo busca su cuarto período gobernando los destinos de Bolivia, incluso contra lo que la propia Constitución boliviana preceptúa.

Es que la Ley Fundamental de Bolivia no se anda con rodeos: sólo se puede una reelección consecutiva. El lector atento se preguntará, entonces, cómo es posible que haya un límite de dos mandatos seguidos en Bolivia, pero Evo Morales esté en medio de su tercer período presidencial. La respuesta es simple, aunque no por eso menos polémica: la Constitución boliviana fue reformada en el año 2009, cerca de la finalización del primer gobierno de Morales, lo que provocó intensos debates jurídicos respecto a qué reglas cabía aplicarle a este. ¿Qué terminó sucediendo? El final de esa historia no requiere mayores explicaciones. Evo Morales logró ser reelecto más de una vez consecutiva, gracias al aval judicial que le refrendó el falaz argumento de que Bolivia había sido refundada en 2009 con la nueva Constitución.

El MAS (Movimiento al Socialismo), partido liderado por Evo Morales, pretendía que se consagrara en el texto constitucional la figura de la reelección indefinida. Gesta que resultó infructuosa, y que ubicó a Morales en la difícil encerrona de tener que dilucidar cómo presentarse a una cuarta elección, ahora vedada constitucionalmente. En febrero de 2016, el MAS perdió por la mitad más uno de los votos en las urnas un referéndum que tenía como norte otra modificación a la Constitución de Bolivia, una modificación que asegurara el tan ansiado período 2020-2025. El pueblo boliviano parecía, por fin, decirle definitivamente que no a Evo Morales.

"La independencia de poderes, para mí, es una doctrina norteamericana, así como en el tema sindical (…). Es una doctrina del Imperio norteamericano, para que los obreros no hagan política" expresó hace no demasiadas semanas Evo Morales, al mismo tiempo que su Gobierno presentaba un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional de Bolivia para intentar obtener una resolución que fuera favorable a sus ambiciones políticas, al solicitar una declaración de inaplicabilidad de sendos artículos de la Carta Magna y la anulación de otros tantos de la ley electoral. El sostén de esa presentación judicial tiene como andamiaje el hecho de que Evo tendría un supuesto derecho humano a ser candidato. Sí, así como lo leen.

La rebelión de Atlas, crónica de un futuro anunciado


(Viernes, 27 Octubre 2017)

MARÍA MARTY 

Cuando cumplí 16 años, encontré en una vieja biblioteca de mi abuelo una de las primeras ediciones de la novela La Rebelión de Atlas en idioma español. Siempre fui curiosa y nunca me alcanzaron las verdades reveladas o los argumentos inconexos. Quizás fue por eso que me fui enamorando de la novela página a página, a medida que comprendía que cada detalle, cada personaje, cada diálogo eran parte de un hilo conductor que dirigía toda la historia hacia una consecuencia lógica.

Atlas Shrugged (su nombre original) es un complejo y misterioso rompecabezas de más de 1.100 páginas, en el que uno va sintiendo uno a uno los “clicks” de cada engranaje encajando a la perfección a medida que avanza su trama.

A su autora, Ayn Rand, le llevó once años escribir la novela que el pasado 10 de octubre cumplió 60 años desde su publicación, pero el esfuerzo ha valido la pena. Considerada el segundo libro con mayor influencia (luego de la Biblia), de acuerdo con un estudio realizado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, Atlas Shrugged es una obra que deja en total evidencia cómo las ideas filosóficas que elegimos y adoptamos determinan el curso de nuestras vidas.

A muchos lectores les llama la atención la perfección con la que Rand describe en su novela lo que finalmente ocurriría en la realidad en gran parte de los países de América Latina, décadas después de que esta fuera publicada. Una perfección que, de haber Rand nacido en el siglo y lugar equivocados, hubiera sido condenada a la hoguera por bruja. Pero Rand, obviamente, no era bruja ni tenía la bola de cristal. Entonces ¿cómo es posible que haya anunciado en forma tan precisa el futuro que viviríamos?

Aquí un extracto de su novela:

Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino, por el contrario son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá, afirmar sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada”.

Los revolucionarios radicales no aprenden ni olvidan


(Viernes, 27 Octubre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

Es muy extraño. Los revolucionarios radicales suelen emular los modelos evidentemente fracasados. Chávez decía, extasiado, que Venezuela viajaba al mar cubano de la felicidad.

Corea del Norte decidió suicidarse


(Viernes, 27 Octubre 2017)

LAUREANO PÉREZ IZQUIERDO 

"Corea del Sur es el demonio y lo venceremos

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook