Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Las eliminatorias del mundial: el otro mensaje


(Jueves, 19 Octubre 2017)

ÁLVARO VARGAS LLOSA

Existe una extraña relación que no sé si llamar alegórica entre lo que ha sucedido en la cancha durante las eliminatorias y lo que ha sucedido o está sucediendo en esos países desde el punto de vista político y social. Incluso podría decirse -estirando todavía más la liga- que en algunos casos los resultados deportivos encierran un relato moral, una parábola, sobre el estado de los países en cuestión.

Mencionaré los casos más saltantes. Por lo pronto, el de Argentina. Como todos sabemos, ese país, otrora potencia futbolística, se salvó in extremis de quedar fuera de Rusia 2018, algo que hubiera significado una catástrofe lo mismo para los argentinos que para los hinchas y el negocio del balompié mundial. ¿Por qué tendría que sorprendernos que un país que lleva muchos años mal gobernado lo haya pasado tan mal en la cancha de fútbol durante todos estos meses? Lo sucedido en el terreno de juego es lo que sucedía en la Asociación del Fútbol Argentino, es decir, el caos y la corrupción, pero más ampliamente lo que sucedía en el Estado populista y, por supuesto, en la sociedad, donde la inversión de valores y jerarquías habían hecho que los piqueteros violentos fueran los héroes, que el éxito pasara por las conexiones con el poder, que el progreso individual fuera visto con sospecha y que la armonía colectiva resultara imposible porque constantemente el gobierno provocaba confrontaciones entre estratos sociales.

Tampoco tendría que sorprendernos que fuera Messi, en el último momento, el salvador y que sus goles en Quito colocaran a Argentina en el Mundial. Messi es el argentino no populista por excelencia. Si Maradona es la encarnación del populismo argentino, Messi es la Argentina a la que aspiran los muchos argentinos no populistas que llevan años impedidos de dar el salto al desarrollo por culpa de esa otra Argentina, la victimista, la demagógica, la desproporcionadamente redistributiva. Con Macri, cuyo éxito todavía es prematuro declarar contar pero que ha traído ya beneficios con el cambio del clima social y el de negocios, la reinserción en el mundo y la normalización de lenguaje político, Argentina intenta salvar in extremis, como Messi en Quito, su clasificación al campeonato del desarrollo.

Con Brasil ocurre algo no menos interesante. La selección de Brasil, hasta la llegada de “Tite”, era un desastre. La humillante goleada que le había infligido Alemania en el Mundial anterior era el reflejo perfecto del desastre brasileño fuera de la cancha: corrupción, parálisis del aparato productivo, más años con crecimiento económico nulo o negativo de los que hubo en tiempos de la Gran Depresión, y una inflación abultada. Para no hablar de la inestabilidad política producida por las investigaciones y la judicialización de las relaciones non-sanctas entre poder político y poder económico.

La encrucijada de la democracia latinoamericana


(Miércoles, 18 Octubre 2017)

LORIS ZANATTA

Una vez se creó ALBA: era ambiciosa, rica, prepotente. Tenía el viento en popa y el futuro en la mano. Ese ALBA aún está ahí, aunque agoniza, pierde pedazos y el futuro está a sus espaldas. Sus protectores se han ido, Lula, los Kirchner, Pepe Mujíca y hoy tiembla su núcleo duro: Venezuela, Ecuador, Bolivia. A menos que todavía exista alguien dispuesto a dar crédito a las elecciones venezolanas.

¿Qué pasó? ¿Cómo se explica este estado? Hay muchos motivos: corrupción, autoritarismo, mal gobierno, colapso de los precios del petróleo. Pero hay algo más, algo más profundo: está implosionando la coalición nacional popular surgida en su momento para combatir el liberalismo; tanto el liberalismo económico como el liberalismo político. Una coalición recurrente en la historia latinoamericana entre el populismo y la izquierda redentora, el cristianismo y el marxismo.

El mejor indicio es la actitud de la Iglesia Católica, un termómetro muy sensible a los cambios en el "espíritu de los tiempos". Hasta hace un tiempo, la voz que se alzaba de su vientre era por lo general la del clero sintonizado con los líderes del ALBA. ¿Acaso Chávez no era un cruzado que liberó al pueblo de la herejía neoliberal? ¿Y Correa? Economista católico, gobernó enarbolando el evangelio. Evo Morales vencía a todos: encarnaba a los oprimidos de la historia; Cristo revivía en él. Entre la fe de esos líderes, su pueblo y el socialismo no había contradicción. Al igual que en la década de 1970, el socialismo del siglo XXI parecía expresar el orden social más próximo al evangelio. Los viejos teólogos de la liberación volvieron a sentirse jóvenes. Y la izquierda redentora tuvo finalmente un pueblo. Ya no se definía marxista, sino poscolonial, multicultural, transnacional: la nueva jerga marxista de las ciencias sociales.

Ese clima culminó en el viaje triunfal del Papa a Quito y La Paz. De ese viaje quedaron registradas las sonrisas, los abrazos y los discursos radicales: el del Papa a los movimientos sociales hizo tanto revuelo que el último periódico comunista italiano lo imprimió para regalárselo a sus lectores. Cuando Evo Morales le obsequió un crucifijo en forma de hoz y martillo, todo el mudo bromeó, pero el simbolismo no era casual.

El consenso de los bolivianos


(Jueves, 12 Octubre 2017)

EDUARDO BOWLES

Es verdad que la recuperación de la democracia requirió de la lucha, la valentía e incluso de la sangre de muchos bolivianos que sufrieron la cárcel, la persecución y la muerte por defender la libertad. Pero la conquista requirió de algo más valioso y más grande, algo que en Bolivia es casi imposible de lograr, porque lamentablemente rara vez nos ponemos a acuerdo.

El nuevo modelo "productivo" cruceño


(Jueves, 12 Octubre 2017)

EDUARDO BOWLES

Expocruz es una fiesta, nadie lo duda. Es el mayor evento social del año y lo más interesante es que se ha convertido en un atractivo turístico para decenas de miles de bolivianos de otros departamentos que acuden en masa a gozar de varios días de movimiento, belleza y demostración del dinamismo de un región que no pierde su energía pese a todas las dificultades que le ha tocado vivir durante todo este tiempo.

La parte económica y comercial de Expocruz la ponemos en un capítulo aparte, porque si bien la feria genera un impresionante flujo monetario, es necesario ver este fenómeno más allá de la venta de entradas, el número de expositores, las azafatas, las intenciones de negocios y todos aquellos aspectos que suelen destacar los aficionados al marketing.

El Rey y los catalanes


(Jueves, 12 Octubre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

El rey Felipe VI de España se dirigió a sus compatriotas notablemente preocupado. No es para menos.

Nuestros hijos, esos postcomunistas


(Jueves, 12 Octubre 2017)

HÉCTOR ÑAUPARI 

"Dedicado a una madre atribulada"

De todos los terribles males con que este deslavado siglo XXI amenaza a la siempre frágil libertad –desde los comunismos realmente existentes, sus asesinatos y sus macabras bombas, el totalitarismo religioso, el marxismo cultural imperante en colegios y universidades, el correctismo político y su modelo socio político de intervencionismo y bienestar impagables, hasta ciertos distraídos liberales apoyando a las izquierdas y su nueva coartada de género– con uno solo dormimos al lado: nuestros hijos.

Me explico, antes que se aterren: nuestro desmedido amor expresado materialmente los está malogrando. Sobrecompensar ausencias laborales, distancias o divorcios mal llevados echando mano de cuanto capricho desean estos proyectos de emperadores o podemos adquirir para los prospectos de princesas así nos endeudemos hasta la náusea, los vuelve seres con libertad pero sin responsabilidad, creyentes en merecerlo todo sin mayor trámite que extender la mano o pronunciar una palabra, sin proyectos, emprendimientos o sueños, sin gusto por el esfuerzo continuo ni por el trabajo duro y constante, que se aburren de todo y de todos –empezando por sus padres, sus familias y sus cada vez más eventuales estudios o empleos, en los que duran apenas horas o, cuando mucho, días– con la misma velocidad con que dan like o twittean en sus redes.

Ya van dos generaciones, la que frisa los treinta y, en particular, la que se encuentra en sus veinte, que marcha feliz por ese abismo sin fondo que es la eterna adolescencia. ¿Cuál es el peligro? En la historia moderna del mundo un movimiento de jóvenes proclamó la libertad sin responsabilidad: los comunistas. Pretendieron imponer una sociedad feliz empapada con la sangre de cien millones de personas, y que hasta hoy sigue matando o amenazando, como en Corea del Norte, con la extinción de toda la humanidad.

El entuerto catalán


(Jueves, 12 Octubre 2017)

IAN VÁSQUEZ 

Cataluña podría declarar hoy su independencia de España, tal como lo han prometido algunos de los líderes de la región autónoma. También es posible que esa declaratoria se postergue o se opte por otra estrategia por el momento.

En todo caso, tras el referéndum independentista a principios de mes, la cuestión catalana presenta un problema mayúsculo para España, Cataluña y la Unión Europea. El problema de fondo tiene que ver con la estructura del Estado Español, pero bajo las condiciones políticas actuales, será difícil de solucionar.

Quizá la mitad –o más– de los catalanes son independentistas. Es difícil saberlo basado en el referéndum, pues la abstención fue mayoritaria y la votación se dio bajo condiciones irregulares. Los líderes catalanes decidieron realizar el plebiscito a pesar de que el gobierno nacional declaró, con razón, que era ilegal e inconstitucional. En el debate nacional, los españoles apelan a la legalidad y a su versión de nacionalismo encarnado en la Constitución y los catalanes independentistas apelan a su propio nacionalismo. Los primeros consideran a los otros traidores y los catalanes consideran a los españoles opresores, algo que ha alimentado la polarización política.

Es verdad que el referéndum es ilegal. Pero la mayoría de movimientos independentistas lo han sido. También lo fueron la independencia de Estados Unidos y de la India. Es verdad que existen procedimientos legales para realizar una enmienda constitucional que permita la secesión. Se requeriría una votación de tres quintos del Senado y del Congreso, seguido por un referéndum nacional. La coyuntura política y la barra alta imposibilitan que se logre.

El problema de Cataluña ha sido de largo plazo y nunca se ha logrado un marco institucional estable y duradero que incluya al principado. En poco menos de 400 años, los catalanes han intentado independizarse cinco veces. No todos los catalanes de hoy quieren la independencia, pero casi todos están hartos del statu quo. Y tienen razón.

El Estado de Israel, una perspectiva libertaria


(Jueves, 12 Octubre 2017)

ABIE GRYNSPAN 

Orígenes del estado judío
Las primeras muestras del anhelo de los judíos de regresar a su patria se manifestaron durante el cautiverio del pueblo judío en Babilonia en el año 597 a.C. y después, en el año 70 d.C. tras la destrucción de Jerusalén por los romanos y el exilio de los judíos a diferentes lugares del mundo en lo que se conoce como la diáspora.

Luego de este exilio, las comunidades judías dispersas por el mundo, fueron víctimas de maltrato y discriminación por parte de las mayorías.

En los países de Medio Oriente y Norte de África, los judíos eran considerandos dhimmis o ciudadanos de segunda clase. Se les prohibía en algunos países tener viviendas más altas que las de los musulmanes, se les concentraba en guetos, se les perseguía y asesinaba.

En la Europa Medieval, a los judíos se les culpó por la Peste Negra; asimismo, fueron víctimas de las cruzadas y de la Inquisición. En 1492, con el Edicto de Granada, las comunidades judías de España que eran compuestas por 300 mil personas, sufrieron avasallamientos por parte de los Reyes Católicos. Miles tuvieron que convertirse al cristianismo, otros miles huyeron y muchos otros fueron asesinados por la Inquisición.

La situación de las comunidades judías en Europa durante el siglo XIX era deplorable. Los pogromos eran comunes en las poblaciones judías y la desigualdad de derechos era patente. Teodoro Herzl, quien en sus inicios abogó por la asimilación y el abandono de la herencia cultural judía, comprendió que el “problema judío” no sería resuelto por ese medio y enfocó sus esfuerzos en la conceptualización de lo que sería el Estado de Israel[1]. En 1896 publica su obra “El Estado Judío” y la presenta en el Primer Congreso Sionista de Basilea en 1897.

Teodoro Herzl era consciente de la tiranía de las masas, y de cómo el poder en manos de la mayoría, justifica a ojos del pueblo, la violación de los derechos humanos de una minoría. Herzl entendió cómo la fuerza prima sobre el Derecho, y se convence que sólo la creación de un estado judío, podría salvaguardar la seguridad de su pueblo. Dice así en su ensayo:

El mito del Che


(Jueves, 05 Octubre 2017)

IAN VÁSQUEZ 

El próximo lunes marca el aniversario 50 de la muerte de Ernesto ‘Che’ Guevara, ese revolucionario romántico que llegó a ser, para muchos, un símbolo noble de la lucha por la justicia social y contra la pobreza mundial. Su vida se celebrará, entre otros lugares, en Rosario, Argentina, ciudad donde nació y donde una estatua suya adorna una plaza.

Hace muchos años, quienes profesaban admiración por el Che lo hacían con cierto conocimiento y hasta convicción por la ideología comunista que él promovía. Hoy hay pocos que realmente creen en el comunismo, pero la imagen del Che se encuentra en todas partes. Su imagen se ha comercializado a tal punto que quienes usan la camiseta o cualquiera del sinfín de productos en los que figura, típicamente no saben a qué ideas y valores dedicaba su vida el rebelde.

La ignorancia acerca del Che lleva frecuentemente al absurdo. La modelo Gisele Bündchen, por ejemplo, lució un bikini con la imagen del revolucionario en una pista de modelaje, a pesar de que el Che fue enemigo declarado del capitalismo. Unos años atrás vi en Hong Kong a uno de los líderes pro democracia arropado en la camiseta clásica del argentino; eso, a pesar de que el Che odiaba la democracia. En cierto sentido, el Che, o por lo menos sus ideas, se han vuelto banales.

Pero las ideas importan, y el mito del Che dista enormemente de la realidad. Por eso, la Fundación Bases en Rosario ha llevado una campaña para remover la estatua del Che de su ciudad. No lo logrará porque no tiene el apoyo político suficiente en la municipalidad, pero sí ha logrado estimular un debate necesario acerca del Che.

Una visión libertaria española de la independencia de Cataluña


(Jueves, 05 Octubre 2017)

MARTA HIDALGO 

[Nota del editor: La pasada semana, el presidente del Mises Institute, Jeff Deist, adoptó una postura prosecesionista y descentralista con respecto al movimiento actual. En respuesta, muchos de sus alumnos y seguidores han afirmado que debería bloquearse el actual movimiento de secesión. A continuación presentamos un artículo de un alumno, sin modificaciones. No hemos editado su contenido y, como todos los artículos, no debería interpretarse como una postura oficial del Mises Institute].

Por desgracia, los nacionalistas aproximan a la historia con otro talante. Para ellos el pasado nos una fuente de información de instrucción, sino un arsenal de armas para llevar a cabo una guerra. Buscan hechos que puedan usarse como pretextos de excusas para su tendencia a la agresión y la opresión. Si los documentos disponibles no proporcionan dichos hechos, no les asusta distorsionar la verdad y falsificar documentos. —Mises, Gobierno omnipotente.

Al movimiento nacionalista catalán a favor de la independencia no le mueve una necesidad urgente de libertad para establecer un paraíso libertario de libre mercado y bajos impuestos. No busca la creación de un gobierno más pequeño y más descentralizado. Es la creación de poderosos intereses especiales en la región para el fin de conseguir todavía más poder, concesiones y dinero del resto de España, al tiempo que controlan aún más a los catalanes a través del adoctrinamiento y la creación de un malvado opresor extranjero. La independencia no es un fin para ellos, es una herramienta política.

España está dividida en comunidades autónomas y hoy cada una tiene un estatuto, similar a una constitución, que ha dado a Cataluña, entre otras, autonomía regional. Cataluña controla sus sistemas educativo y sanitario y puede fijar impuestos sobre eventos que no estén gravados por el gobierno central o los ayuntamientos, con algunas excepciones. A través de esto, Cataluña actualmente tiene 17 impuestos distintos y es una de las comunidades con el impuesto de la renta más alto del país.

Cataluña y la libertad


(Jueves, 05 Octubre 2017)

LUIS I. GÓMEZ 

Vivimos en una democracia formal, en la que nuestra seguridad jurídica y la protección de nuestras libertades apenas son conceptos teóricos. El régimen que hemos construído al cobijo de la Constitución de 1978 adolece de gravísimas deficiencias que, antes o después, deberían salir a la luz. Lo que está ocurriendo estas semanas, meses si me apuran, en Cataluña es simplemente la culminación de un largo proceso alimentado por justamente esas deficiencias. Mi muy apreciado Miguel Ángel Velarde describe en su artículo “¿QUE CÓMO HEMOS LLEGADO A ESTO? ¿EN SERIO?” perfectamente la deriva que ha terminado desembocando en los acontecimientos de los últimos días. No sólo estamos acostumbrados a poder burlar cicateramente tanto los procedimientos del poder como los mecanismos de control al mismo, la superinflacción legislativa a que hemos asistido durante décadas nos ha puesto a los pies de los políticos: lo que hoy es legal puede no serlo mañana, y viceversa, únicamente dependiendo de las filias, fobias y visiones planificadoras del partido político en el poder.

Ayer todos pudimos escuchar el discurso pronunciado por SM el Rey Felipe VI, el Jefe del Estado. Desde el punto de vista de la legislación vigente y cómo esta determina y garantiza las estructuras e instituciones del Estado, las intervención del Rey es ejemplar, infinitamente más apropiada que ninguna de las realizadas con antelación por ningún miembro del Gobierno de la nación. Ya les decía yo hace unos días que, con la ley en la mano, sólo la acción judicial contra los iniciadores, perpetradores y colaboradores necesarios del desatino del 1-O puede ser la respuesta correcta. Los miembros del gobierno de Cataluña que inician e incitan, los “voluntarios” que participan activamente y los Mossos, sin cuya colaboración necesaria el 1-O no hubiera sido posible, deben responder ante la justicia. Porque sólo desde la observancia de la ley es posible defender la libertad de todos.

La libertad de todos…. pero ¿no estamos hablando de enjuiciar a los secesionistas? ¿Dónde queda la libertad de los catalanes que quieren formar su propio estado? Unos dos millones de ciudadanos catalanes, según los resultados del referéndum, están a favor de la independencia, de la secesión. Dado el clima de emotividad generado en torno al 1-O, cabe pensar que TODOS los independentistas acudieron a votar el pasado domingo. ¿Entonces?

Brexit: individualismo/Nacionalismo/ Globalismo


(Jueves, 05 Octubre 2017)

JEFF DEIST 

La descentralización y la devolución de poder estatal son siempre algo bueno, independientemente de las motivaciones detrás de esos movimientos.

Hunter S. Thompson, mirando atrás a la contracultura de los 60 en San Francisco, lamentaba el fin de esa era y su imaginaria inocencia infantil florida:

Así que ahora, menos de cinco años después, se puede subir a una colina empinada en Las Vegas y mirar a poniente y con la mirada correcta casi se puede ver la marca de la marea: ese lugar donde rompió finalmente la ola y se retiró.

¿El voto del Brexit de hoy, gane o pierda, marcará igualmente el lugar en el que la en un momento inevitable marcha de del globalismo empiece a retroceder? ¿Ha llegado la gente normal del mundo al punto en el que las preguntas reales acerca de la autodeterminación se han hecho tan agudas que ya no pueden ignorarse?

El globalismo, defendido casi exclusivamente por las élites políticas y económicas, ha sido la fuerza dominante en occidente durante cien años. La Primera Guerra Mundial y la Sociedad de Naciones crearon el marco para las expediciones militares multinacionales, mientras que la creación del Banco de la Reserva Federal preparó el terreno para que el dólar de EEUU acabara convirtiéndose en la divisa mundial de reserva. Los programas públicos progresistas en los países occidentales prometían un modelo de universalismo después de la destrucción de Europa. Derechos humanos, democracia y visiones sociales ilustradas iban a servir ahora como señas de identidad de una Europa postmonárquica y unos EEUU en auge.

¿De la recuperación de la Democracia a su pérdida?


(Jueves, 05 Octubre 2017)

Por CARLOS TORANZO 

Introducción

La comprensión Bolivia requiere el rescate de hitos centrales: primero, la recuperación de la democracia el 10 de octubre de 1982, mediante la asunción del gobierno del presidente Hernán Siles Zuazo que implica el alejamiento de las dictaduras militares; segundo, la reforma del modelo económico de capitalismo de Estado fundado en 1952, producido mediante la liberalización de la economía aprobada en el primer del gobierno de Víctor Paz Estenssoro en 1985. Por la importancia de la celebración de los 35 años de la recuperación de la democracia nos centraremos en esta temática y los efectos que tuvo durante muchos años de creación de la democracia representativa en Bolivia.

En la mayoría de los textos interpretativos del país, en especial de quienes analizaron Bolivia desde fuera de nuestras fronteras, prefirieron privilegiar el ajuste iniciado en 1985, aludiendo ejecución de la Nueva Política Económica (NPE), mediante la aprobación del Decreto Supremo 21060. La elección de este hito, para referirse al cambio del modelo político y económico en el país, a partir de 1985 hasta 2005, posee la limitación de privilegiar únicamente un dato económico de la historia del país, aludimos al desmontaje del Estado empresario y, consecuentemente, al intento, en esa época, de la creación de una economía liberal.

Antecedentes de la recuperación de la democracia

Post dictadura de Banzer (1971-1978), hacia 1978 llegó la hora de las elecciones, lo cual exigía la presencia de partidos políticos, la existencia de un sistema de partidos; fue la hora del MNR, MRRI, del MIR, del PC y hasta los empresarios fundaron su partido, ADN, para lidiar en las elecciones presidenciales. Pero entre 1978-1982 asistimos a la imposibilidad de elegir Presidente, nadie ganaba las elecciones con mayoría absoluta en un contexto de la cultura del pacto y de acuerdos políticos, lo cual derivó empantanamientos congresales que impidieron la elección de Presidente, con lo cual se generó un clima de inestabilidades políticas.

Los políticos, ni la sociedad, no sabían cómo alcanzar el poder por la vía del sufragio, pues su historia radicaba en la lógica insurreccional de las masas o en la costumbre de los golpes de Estado; esas eran formas tradicionales de llegar al poder. Aún prevalecía la lógica de guerra en la política, por eso eran imposibles los acuerdos parlamentarios, esa lógica era la del amigo y enemigo que marcó la mayor parte de la historia política del país y que dejó huellas en el siglo XXI, pues el MAS se mueve de acuerdo a esos códigos políticos.
Los momentos de democracia, o con más precisión, de ausencia de dictaduras, eran entendidos por las izquierdas y la sociedad como “veranillos democráticos” en los cuales las masas debían prepararse para la toma del poder y abrigar la idea de construcción del socialismo. Por su lado, las derechas y los militares apostaban a vencer a las insurrecciones sociales por la vía del golpe de Estado. Ni en la mente de unos, ni de otros, imperaba la idea que señala que el sufragio es el mecanismo para alcanzar el poder. Esto sucedía simplemente porque Bolivia no había construido democracia representativa.

Por la falta de cultura política democrática entre 1978-1982 vivimos un proceso de alta inestabilidad política, marcado por la presencia de once presidentes de la República, Hugo Banzer, Víctor González a la cabeza de la Junta Militar, Juan Pereda Asbún electo en 1978 con un fraude electoral gigantesco, después el Gral. David Padilla, Walter Guevara Arze, Alberto Natusch Busch, Lidia Gueiler, Luis García Meza, Celso Torrelio, Guido Vildoso y Hernán Siles Zuazo. Esa era la Bolivia inestable de ese periodo.

El 10 de octubre de 1982 Bolivia recuperó su democracia, en realidad vivió el alejamiento de las dictaduras militares. La idea democrática hasta ese entonces, era comprendida solamente como anti dictadura. En esa fecha, luego de la gran manifestación pública en San Francisco, se entregó la presidencia a Hernán Siles Zuazo quien había ganado las elecciones en 1979 a la cabeza de la Unidad Democrática y Popular, UDP, frente que aglutinaba al MNR de Izquierda, al MIR y al Partido Comunista y al PRIN, pero como no obtuvo la mayoría absoluta de los votos, se dio la Presidencia de manera interina, para que convoque a nuevas elecciones un año, a Walter Guevara Arze. Las fuerzas militares impidieron, mediante el golpe de Estado, encabezado por Natusch Busch, que Guevara Arze siga en la presidencia, de ese modo acentuaron la inestabilidad política y violaron la democracia. Lo más duro de la época fue la dictadura de García Meza entre 1980-1981; en esa época la mayoría de los bolivianos revitalizaron y renovaron la idea de no vivir con dictaduras militares.

Luego vino la recuperación de la democracia el 10 de octubre 1982. Pero, durante el Gobierno de la UDP Bolivia vivía todavía el sueño de las revoluciones, de explosión de demandas sociales contenidas durante toda la época de las dictaduras militares iniciadas en 1971, de retorno a ideas de populismo económico, lamentablemente en épocas en que la economía no estaba bien. Todavía era la hora de los maximalismos obreros y sindicales que complicaron la tarea gubernamental a la UDP.

Democracia y traumas de gobernabilidad y de hiperinflación

La Bolivia que vivió las dictaduras internalizó la necesidad de la defensa de los derechos humanos, de las libertades individuales, la libertad de pensamiento, la libertad a de expresión, su rechazo al exilio político, su negación al encarcelamiento por razones políticas. A 35 años de recordar la recuperación de la democracia, debemos proteger esa herencia democrática, pues ahora hay sombras de perder esas libertades.

Pero, el nuevo contexto político iniciado el 10 de octubre de 1982 no tuvo la vida fácil. La UDP vivió o sobrevivió llevando a cuestas dos traumas: el trauma de la ingobernabilidad y el de la hiperinflación. Las elecciones de 1979 no le dieron mayoría parlamentaria a Siles Zuazo y la UDP; la mayoría parlamentaria la tenían el MNR y la ADN. En una época donde el diálogo y el pacto no eran parte de la cultura política, la minoría parlamentaria de la UDP se convirtió en un trauma. Siles Zuazo y Bolivia aprendieron que no se puede gobernar sin mayoría parlamentaria, ahí radicaba el trauma de la ingobernabilidad. De otra parte, esa ausencia de gobernabilidad, junto a la explosión de las demandas contenidas de los sindicatos y de los actores sociales, además de la reiteración de los sueños de socialismos de muchas izquierdas, condujo a una época de anomia; todos se adjudicaban el derecho de pedir lo querían. La anomia, la sensación de ausencia de norma, condujo a la existencia de un gobierno débil, acosado por la mayoría parlamentaria y lo que es peor, amedrentado por los sindicatos y los actores sociales movilizados por las izquierdas.

Luego de esa recuperación de la democracia el 10 de octubre 1982 y durante el Gobierno de la UDP, Bolivia vivía todavía el sueño de revoluciones, de explosión de demandas sociales contenidas durante toda la época de las dictaduras militares iniciadas en 1971, de retorno a ideas de populismo económico, pero lamentablemente en épocas en que la economía no estaba bien. Todavía era la hora de los maximalismos obreros y sindicales que complicaron la tarea gubernamental a la UDP. El periodo1982-1985 reeditó la lógica del amigo enemigo que lastimó a la democracia naciente.

De la recuperación de la democracia al temor de perderla en 2017

Bolivia siempre tuvo el temor a las dictaduras militares, pero nunca supo que, a pesar de lo que aprendió el 10 de octubre de 1982, que el ejercicio irrespetuoso poder podía lastimar a la democracia cuando éste pretende eternizarse en el poder. No respetar la Constitución, creer que el derecho humano derecho humano No. 1 es el derecho a ser dictador va contra natura y va contra nuestra costumbre de no aceptar dictaduras. Pero, eso es lo que vivimos con el proceso de cambio.

Igual que en finales de los 60 e inicios de los 70, la tarea de la sociedad es la defensa de los DDHH, de las libertades individuales, de la libertad de expresión, la libertad de prensa; no al exilio, no a la prisión por las discrepancias políticas. Por eso, al celebrar los 35 años de la recuperación de democracia, tenemos el temor a perderla, pues el poder nos ofrece el camino dictatorial de Nicaragua Venezuela. En este momento hay que revalorizar la ética, recuperar los valores; comportamientos como los de Siles Zuazo que, al recortar su mandato pensó más en Bolivia que en su persona, son ejemplos a seguir.

Bolivia ama la democracia, requerimos movilizarnos para no llegar, vía proceso de cambio, a la dictadura. No quiero otra vez el exilio, no deseo de nuevo estar en la cárcel, quiero que mis nietos vivan en libertad, no quiero que, como hace años, que las dictaduras maten a mi hermano. Quiero vivir en libertad y democracia. Por eso valoremos el 10 de octubre de 1982 y tengamos temor de las nubes negras que se avecinan.

Santa Cruz ¿líder?


(Miércoles, 27 Septiembre 2017)

EDUARDO BOWLES

No se sabe si por el entusiasmo que provoca la fiesta más importante de los cruceños, se ha puesto sobre el tapete el supuesto liderazgo político de Santa Cruz, un asunto que estuvo en la agenda entre los años 2005 y 2009, cuando esta región encabezó el movimiento autonomista, uno de los fenómenos políticos más importantes desde el retorno de la democracia al país en 1982.

Fue la única vez desde la persecución y asesinato de Andrés Ibáñez en 1877 o desde la movilización de milicias emenerristas para sofocar las revueltas cívicas de finales de los años 1950 que el centralismo andino vio peligrar su hegemonía y organizó operaciones militares (Porvenir, cerco a Santa Cruz, toma de Cochabamba, caso Rózsa) para poner nuevamente de rodillas a los departamentos que se unieron a los cruceños en esta demanda destinada a eliminar el monopolio del poder en Bolivia y mejorar la distribución de los ingresos públicos, manejados al mejor estilo de las monarquías absolutistas de la Edad Media.

Alemania: un éxito económico contra el keynesianismo


(Miércoles, 27 Septiembre 2017)

JUAN RAMÓN RALLO 

Angela Merkel volvió a ganar, con una amplia diferencia frente al SPD, las elecciones de este domingo.

Sobre el recurso planteado por el MAS al Tribunal Constitucional


(Miércoles, 27 Septiembre 2017)

JORGE LAZARTE 

La reelección indefinida no es un derecho humano fundamental.

1.- Esta demanda es la cuarta vía prevista desde el año pasado como la mejor para los intereses del MAS. Le evita un nuevo referendo, que puede ser más categórico con el NO, y deja al Tribunal Constitucional(TC), que controla, que viabilice la reelección. El adelantamiento en la demanda es porque teme que los resultados de las votación en diciembre produzcan un Tribunal Constitucional más debilitado aún.

2.- El encabezamiento de la demanda dice sólo “acción de inconstitucionalidad abstracta”, pero no “inaplicabilidad”, que es lo que también se pide. La “inaplicabilidad” no existe en la Constitución Política del Estado(CPE) como recurso de defensa.

El huracán María y el destino de Puerto Rico


(Miércoles, 27 Septiembre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

La devastación es absoluta. El gobierno federal declaró a Puerto Rico zona de desastre total. Lo es con creces. Antes del ciclón la deuda puertorriqueña bordeaba los 120.000 millones de dólares, de la cual la mayor parte era del sector público. Tras el paso de este monstruo, la destrucción causada tal vez triplique esos costos. Solamente rehacer las infraestructuras eléctricas y viarias está mucho más allá de las fuerzas económicas isleñas.

No obstante, Puerto Rico tiene soluciones a medio y largo plazo. De acuerdo con el CIA World Facebook, el manual de estadísticas internacionales más visitado del mundo, posee, medido en poder adquisitivo, el mayor PIB per cápita de América Latina: US$ 38.400, pese a que el 13.7% de la fuerza laboral está desempleada. PIB per cápita más alto, por cierto, que los de España, Nueva Zelanda e Italia. Exporta 70 mil millones de dólares e importa 71 mil. El doble de lo que exporta Venezuela. Más que Argentina y Chile. En América Latina, sólo Brasil y México poseen un comercio internacional más intenso, pero no puede olvidarse que Puerto Rico apenas cuenta con 3.300.000 habitantes, mientras Brasil excede los 200 y México los 120 millones.

El presidente Donald Trump le prestará todo su apoyo a Puerto Rico. Ése es un buen síntoma. El Congreso, bajo cuya responsabilidad recaen los asuntos de la Isla del Encanto, seguramente responderá con largueza a los pedidos de ese territorio. Al fin y al cabo, desde hace 100 años los boricuas son ciudadanos norteamericanos.

Ésa es la clave. En 1917, cuando mandaba Woodrow Wilson y en la Isla vivían, más o menos, 1.250,000 personas, el Congreso aprobó lo que se conoce como Ley Jones o Acta de Puerto Rico. Si no se hubiera promulgado, Washington hoy hubiera podido otorgarle la independencia unilateralmente a los puertorriqueños y desembarazarse del problema, como hicieron con los filipinos en 1946. La Ley Jones les concede a los puertorriqueños toda la protección legal con que la Constitución norteamericana ampara a los suyos, y, naturalmente, las limitaciones que impone a los Estados de la Unión.

La incómoda Constitución


(Jueves, 21 Septiembre 2017)

EDUARDO BOWLES

En 2009, el constitucionalista cruceño Juan Carlos Urenda publicó un libro titulado “El Estado Catoblepas”, haciendo alusión a un mito etíope que fue interpretado por numerosos pensadores como Leonardo Da Vinci, Borges, Flauvert y también algunos pensadores romanos y griegos. La obra alude a un horrible monstruo que se devora a sí mismo y a ese ritmo va adquiriendo formas cada vez más horrendas, al punto que muchos huyen de él, mientras otros tratan de matarlo.

Urenda se refería aquella vez a las innumerables contradicciones que incorporó el “proceso de cambio” en la nueva Constitución aprobada en enero de 2009 y que se volcaron en su contra, como la creación de territorios indígenas que terminaron convirtiéndose en un obstáculo para los apetitos extractivistas de un Gobierno que se ha vuelto insaciable a la hora de devorar recursos públicos. Todo el ecologismo que se imprimió en esa carta magna se desdibujó con la embestida depredadora que está llevando adelante el régimen.

Es tal el divorcio y el desconocimiento entre lo que se escribió aquella vez y lo que se hace hoy, que hace unos días el vicepresidente García Linera dijo que eso de los “parques nacionales” es un invento de los gringos, cuando en realidad, las reservas naturales y demás formas de preservar y cuidar los bosques están presentes en la Constitución, aprobada a fuego y sangre, haciendo gala de la soberanía y una visión revolucionaria, libre de ataduras imperialistas y colonialistas.

La bomba de Kim Jong-un


(Jueves, 21 Septiembre 2017)

MARIO VARGAS LLOSA 

Hijo y nieto de tiranos, tirano él mismo y especialista en el asesinato de familiares,

Corea del Norte: ¿Hay solución a esta crisis?


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

NELSON AGUILERA

Alguna vez, la aguda intuición de Otto von Bismarck fue capaz de sintetizar en un simple aforismo los males que afectaban a su tiempo: “vivimos una época maravillosa, en la que el fuerte es débil por causa de sus escrúpulos y el débil se hace fuerte por causa de su audacia”. Dada la sensación de pavor que ha dominado a la opinión pública mundial luego de que el régimen de Corea del Norte lanzara recientemente un misil balístico en el Pacífico Norte, resulta muy difícil no advertir un cierto aire de misteriosa premonición en las palabras del sabio canciller prusiano. Sumada a la lógica incertidumbre que siempre genera una amenaza bélica, la posibilidad de un desborde nuclear abre un serio interrogante acerca del futuro inmediato de la seguridad internacional. Aunque valdría la pena analizar el tema de la proliferación nuclear con mayor profundidad, convendría mejor focalizar nuestros esfuerzos en intentar explicar lo que está en juego actualmente a nivel global.

En primer lugar, es posible reconocer que una acción militar preventiva llevada a cabo por Estados Unidos entrañaría el riesgo absurdo de extender el conflicto a China, aumentando las tensiones a un punto sin retorno.

Sobre esta cuestión, parece obvio señalar que China jamás se quedaría cruzada de brazos en el hipotético caso de que el equilibrio de poder en el Este asiático fuese trastocado. Por lo demás, es claro que un eventual colapso del régimen norcoreano acarrearía enormes costos para la República Popular, no sólo por las presiones migratorias que debería afrontar, sino también por el vacío de poder que se produciría en el país vecino y que allanaría el camino para que las tropas estadounidenses avancen en dirección a la frontera nororiental china.

En este marco, la inédita escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang es percibida con suma preocupación por las autoridades de Pekín, cuyos ejes de política exterior empiezan a adquirir tonos de mayor dureza a medida que las disputas con Japón por la soberanía de las islas Senkaku se vuelven cada vez más urticantes. Dicho esto, sería bastante ingenuo creer que el entuerto norcoreano puede resolverse mediante estrategias unilaterales, menos aún si éstas aparejan despliegues militares. Por paradójico que suene, China es la principal interesada en que Corea del Norte renuncie a sus planes de atacar Estados Unidos y modere su conducta.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook