Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Cuando el crimen organizado suplanta la democracia


(Viernes, 11 Agosto 2017)

CARLOS SÁNCHEZ BERZAÍN 

El mundo observa en estos días el drama de Venezuela, cuyo pueblo es sometido a situaciones extremas por un régimen que decidió permanecer indefinidamente en el poder. Solo el uso indebido de la fuerza permite a la dictadura de Nicolás Maduro la ejecución de un plan criminal que reemplaza la política y la democracia, aplicando metodología fundada en la perpetración de todos los delitos que sean necesarios para lograr su propósito. La situación de Venezuela muestra en vivo lo que pasa cuando el crimen organizado suplanta la democracia y el crimen no puede ganar.

La civilización universal reconoce el principio de que los seres humanos somos libres e iguales y por eso la soberanía reside en el pueblo, esto es que “el poder político supremo que corresponde a un estado independiente” es de la gente que lo conforma, de los ciudadanos de ese estado que tienen el derecho para determinar su forma de organización, la elección de sus gobernantes, sus leyes y todo el sistema institucional que establece su forma de vida en la sociedad políticamente organizada. Por eso la democracia es “la forma de gobierno en que la que el poder político es ejercido por lo ciudadanos”.

De la libertad como derecho fundamental, como derecho humano, proviene el “derecho a la democracia”. “Los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla. La democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas”, proclama el artículo 1 de la Carta Democrática Interamericana, que en su articulo 3 reconoce los elementos esenciales de la democracia indicando entre otros el respeto a los derechos humanos y “el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho”

Las Naciones Unidas (ONU) indican que el estado de derecho es “un principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos. Asimismo, exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad, y transparencia procesal y legal”.

¿Cuál es el próximo paso para Venezuela?


(Viernes, 11 Agosto 2017)

JUAN CARLOS HIDALGO 

El voto fraudulento e ilegítimo del domingo para instalar una asamblea constituyente en Venezuela es el paso definitivo hacia la consolidación de una dictadura de jure en ese país.

La asamblea constituyente disfrutará de poderes supra-constitucionales, lo que significa que sus prerrogativas irán por encima de escribir una nueva constitución e incluirán, entre otros, disolver y deshacerse de todas las instituciones existentes-incluyendo aquellas controladas por la oposición u ostentadas por miembros críticos del régimen, como la Asamblea Nacional y la Fiscalía General —y cancelando las elecciones programadas que el gobierno ciertamente perdería. Horas después del voto, Nicolás Maduro anunció públicamente que la asamblea constituyente privaría a los miembros de la oposición de su inmunidad y despediría a María Luisa Ortega, la Fiscal General del Estado.

Algunos de los mitos de la crisis necesitan ser tratados:

Venezuela se halla al borde de una guerra civil: Para que haya una guerra, ambos lados necesitan estar armados. En el caso de Venezuela, solo un lado —el gobierno— tiene las armas: el régimen de Maduro goza del respaldo total de las fuerzas armadas, de la Guardia Nacional —que es responsable de reprimir brutalmente las protestas— y los colectivos, que son pandilleros armados que aterrorizan a la población en motocicletas con la asistencia de la policía y la Guardia Nacional. De las más de 120 personas asesinadas desde que empezaron las protestas hace cuatro meses, casi todas han sido manifestantes u otros ciudadanos asesinados por las fuerzas de seguridad.

Las fuerzas armadas podrían retirar su respaldo a Maduro en cualquier momento: Esto no es más que una ilusión. Por más de una década, las fuerzas armadas han sido cuidadosamente purgadas de miembros que no respaldan el proyecto autoritario de Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro. El gobierno de Maduro es un régimen militar, aunque su cabeza sea técnicamente civil: 13 miembros del gabinete (de 32) son oficiales militares, así como también lo son 11 de 20 gobernadores chavistas. Las fuerzas armadas están aprovechándose del status quo; están profundamente involucrados en el contrabando y el narcotráfico.

Educación para salir de la pobreza


(Viernes, 11 Agosto 2017)

EDGARDO ZABLOTSKY

En julio pasado he publicado en este mismo espacio una nota titulada "La educación provee la hoja de ruta para enfrentar la pobreza", donde se preguntaba qué mejor forma hay de tratar a los más necesitados que la de respetar su dignidad, ayudándolos a reinsertarse en la sociedad productiva. Pues, como señaló Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate: "El estar sin trabajo durante mucho tiempo, o la dependencia prolongada de la asistencia pública o privada, mina la libertad y la creatividad de la persona y sus relaciones familiares y sociales con graves daños en el plano psicológico y espiritual".

La educación, fundamentalmente técnica y la capacitación laboral, constituyen la hoja de ruta para enfrentar la pobreza, pero millones de beneficiarios de planes sociales no cuentan hoy con mayor capital humano que al comienzo de la década perdida. Imaginemos tan sólo si diez años atrás se hubiese tomado conciencia de ello e incentivado su capacitación, ¿cuántos menos argentinos vivirían hoy en condiciones de pobreza?

Por ello esta nota relatará, en primera persona, la historia del padre Pedro Opeka, un argentino propuesto varias veces al Premio Nobel de la Paz por su incansable trabajo con los pobres en Madagascar, uno de los países más subsumidos en la pobreza. Con base en su larga experiencia, sostiene: "No debemos asistir porque, cuando lo hacemos, disminuyendo a la gente, los convertimos en dependientes, casi en esclavos de nosotros. Y Dios no vino al mundo para hacernos esclavos sino para liberarnos, ponernos de pie. Tenemos que trabajar. Hay que combatir ese asistencialismo hasta en la propia familia porque, si no, no dejamos crecer a los hijos. De lo contrario, los hijos se acostumbrarán a recibir todo de los padres, y estos envejecen. Lo mismo sucede con los pobres. El problema en muchos países, incluyendo Argentina, es que los dirigentes políticos se encargan de hacerles creer que el Estado les va a resolver todos los problemas".

A su llegada a Madagascar, el padre Opeka vio a chicos descalzos viviendo en un basurero y decidió ayudarlos a tener una vida digna. Con la colaboración de jóvenes del lugar, levantó casillas precarias que fueron reemplazadas por casas de ladrillos de dos pisos, y les enseñó a vivir con lo que ellos producían. Los grupos de casas fueron así creando una ciudad levantada donde estaba el basurero, Akamasoa.

Las sanciones económicas no funcionan


(Miércoles, 02 Agosto 2017)

IAN VÁSQUEZ 

El 30 de julio el régimen de Nicolás Maduro realizará elecciones para una Asamblea Constituyente a la que se opone la gran mayoría de venezolanos quienes la consideran ilegítima e ilegal. La asamblea, al reescribir la Constitución para que el sistema político venezolano se parezca más al de Cuba, tomará un paso decisivo para formalizar la dictadura chavista.

El presidente Donald Trump, quien recientemente anunció medidas para fortalecer el embargo contra Cuba, quiere imponer sanciones a Venezuela si lleva a cabo la votación. Según la Casa Blanca, están considerando todo tipo de medidas, incluyendo un embargo al petróleo venezolano.

Algunos conservadores en Estados Unidos han celebrado el anuncio de Trump. Pero sería un error imponer sanciones de gran alcance. Esto es porque el historial de tales medidas no es alentador. No suelen funcionar y frecuentemente son contraproducentes.

El estudio más completo del récord de sanciones, por Gary Hufbauer y coautores, encontró que no logran sus objetivos en el 66% de los casos. Si el objetivo de las medidas es amplio, como por ejemplo la democratización o el cambio de régimen, las sanciones tienen menos éxito. También sabemos que las sanciones que se aplican al comercio en general, o a productos importantes de la economía del país sancionado, pocas veces tienen éxito en cambiar las políticas del régimen en cuestión. Este sería el caso de Venezuela, cuyo petróleo representa el 95% de sus exportaciones.

Los embargos económicos son aun menos eficaces cuando no se aplican de manera multilateral. Para que un embargo pueda tener cierto éxito, se requiere la participación de numerosas naciones que sean socias en lo económico del país afectado. Esto es especialmente cierto en un mundo globalizado que ofrece alternativas comerciales internacionales. Y si se trata de un bien transado en todo el mercado mundial, como es el caso del petróleo, su venta es prácticamente imposible de prevenir. Lo que no se vende a EE.UU., el destino del 20% del petróleo venezolano, se venderá a otro país.

Los 10 pasos de Maduro para imponer una dictadura total en Venezuela


(Miércoles, 02 Agosto 2017)

MANUEL LLAMAS

La agónica situación política, económica y social que sufre hoy Venezuela no es nueva,

Maduro cumple con el legado de Chávez, no lo está traicionando


(Martes, 01 Agosto 2017)

JAVIER CORRALES

La elección de una asamblea constituyente que se realizará el próximo 30 de julio en Venezuela representa una distorsión grotesca de la democracia. El gobierno no está tomando en cuenta la opinión de sus ciudadanos, el 85 por ciento de los cuales desaprueba el cambio de constitución. Maduro ha elegido un mecanismo electoral diseñado para que la oposición tenga representación minoritaria, pese a ser ahora mayoría. Su meta final es redactar un texto que amplíe la autoridad del poder ejecutivo. La idea es legalizar, que no necesariamente legitimar, la dictadura de facto.

Por primera vez en sus 19 años de gobierno, el partido gobernante de izquierda no está unido en apoyo al presidente. Algunos chavistas importantes —incluyendo unos cuantos funcionarios de gobierno— han criticado la iniciativa de Maduro.

El argumento de estos oficialistas es muy poderoso y merece atención. Arguyen que Maduro está traicionando los ideales del padre fundador Hugo Chávez que, como presidente, redactó la Constitución que ahora desean anular. En palabras de la fiscala general y protegida de Chávez, Luisa Ortega Díaz el plan de Maduro es “destruir el legado del presidente Chávez”. Gabriela Ramírez, exdefensora del Pueblo, fue más allá y convocó a todos los chavistas a “rebelarse”. Incluso los chavistas en el extranjero se están quejando. El profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Noam Chomsky, quien en el pasado defendió a Chávez, dijo que en el gobierno de Maduro “la corrupción, el robo y demás han sido extremos… la promesa de los primeros años se ha perdido de forma significativa”.

Esta crítica de la propia izquierda acerca de que Maduro ha secuestrado la promesa de Chávez es políticamente relevante. Sin embargo, es falsa. Maduro no está traicionando el legado de Chávez; está cumpliéndolo.

La Constituyente de Maduro: una derrota para todas las dictaduras


(Martes, 01 Agosto 2017)

CARLOS SÁNCHEZ BERZAÍN  

La maniobra de convocar una Asamblea Constituyente en Venezuela contra la voluntad del pueblo, sin legalidad ni legitimidad y como medio de perpetuación del gobierno de Nicolás Maduro, se ha convertido en la prueba de dictadura criminal, corrupta, antinacional y narcotraficante. La iniciativa de Maduro es un bumerán que pone en evidencia a los miembros y cómplices de las dictaduras del siglo XXI, haciendo visibles gobiernos e individuos que respaldan y sostienen la barbarie del castrismo en Venezuela y en la región. La Constituyente de Maduro, con la violencia y el fraude en el día de votación, es una estrepitosa derrota para todas las dictaduras.

Venezuela, el país petrolero más rico de las Américas, una de las democracias con mayor estabilidad en los períodos dictatoriales de la Guerra Fría, el que daba asilo y protección a los perseguidos políticos de la dictadura castrista y de las dictaduras militares, el importante fundador y miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, el país ejemplo de desarrollo y estabilidad fue llevado -con su propio dinero- a la crisis económica, política y social que vive hoy. La malversación y el uso corrupto de los recursos venezolanos por el castro-chavismo han configurado un país diferente, empobrecido, confrontado, intervenido, oprimido.

La crisis no se ve pero nos ataca


(Martes, 01 Agosto 2017)

EDUARDO BOWLES 

Con la crisis económica en Bolivia está ocurriendo lo mismo que la fábula del lobo y la ovejita mentirosa, nada más que funciona al revés. Todos pueden ver que el depredador ya está entre nosotros, pero nadie quiere reconocerlo, se lo minimiza, algunos aseguran que no nos va a hacer nada y hay quienes creen que se trata solo de un cachorro inofensivo que no producirá más que algunos arañazos.

En el Gobierno directamente están convencidos de que el lobo no existe y no dejan de insistir en sus argumentos engañosos como “el crecimiento más alto de Sudamérica”, las millonadas de inversión pública, el éxito del modelo económico plurinacional, el estatismo, las empresas públicas y todo aquello.

El futuro posible


(Martes, 01 Agosto 2017)

EDUARDO BOWLES 

El periodista argentino Jorge Lanata fue uno de los 30 periodistas expulsados de Venezuela antes de que puedan informar sobre el baño de sangre en el que derivó la elección de los miembros de la Asamblea Constituyente, en la que participaron menos del 20 por ciento de los electores inscritos en el padrón electoral, según reportes serios de la jornada vivida el domingo y que terminó con al menos 16 asesinatos que vienen a sumarse a las cerca de 130 muertes que ha ocasionado la represión de Nicolás Maduro en los últimos 100 días.

Lanata no pudo ingresar, pero como reportero de raza que es, ya se las había ingeniado para tener la noticia fresca y completa para hacerla pública el mismo domingo por la noche en su espacio televisivo, uno de los más vistos de su país, con grandes repercusiones internacionales.

Modelo para armar países revolucionarios


(Martes, 01 Agosto 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

Venezuela se rompe en pedazos y las FARC van a crear un partido político. Lo anunciaron a bombo y platillo. ¿Para qué? Para repetir la agonía venezolana. Para las FARC, la política es la guerrilla por otros medios. Es esa cosa electoral que se hace cuando fracasan los empeños violentos. En Colombia se habían hundido. Siguen la lección que les dejó Hugo Chávez. Se renuncia a la táctica, pero no a los objetivos.

Sólo que hay que responder tres preguntas más inquietantes aún: 1) ¿pueden las FARC llegar al poder?; 2)¿cómo?; 3) ¿qué harán si lo logran?

Comencemos.

Por supuesto que pueden llegar al poder. La cocaína es una mina de oro y las FARC disponen de una colosal fortuna. Siembran, producen, distribuyen la droga localmente y la exportan. Dominan toda la cadena. La negociación con Santos les ha servido para duplicar la superficie de siembra en los últimos 18 meses. El informe de Washington, basado en los ojos implacables de los satélites, asegura que hoy existen 180.000 hectáreas despiadadamente cultivadas. Probablemente son más, dada la habilidad de las FARC para esconderlo todo: los laboratorios para procesar la coca bajo la frondosa vegetación, el dinero en la banca internacional, las tropas y las armas en Venezuela; y, por supuesto, sus intenciones.

En cambio, no hay interés en ocultar los vínculos internacionales y las zonas de apoyo. Eso se airea. Todos los partidos comunistas del planeta son solidarios con las FARC, y por ende sus brazos armados, como el Frente Patriótico Manuel Rodríguez de Chile, asesino del senador Jaime Guzmán tras la llegada de la democracia.

Entre los respaldos, se incluye, en primer lugar, el de Cuba, orquestado por Raúl Castro. El de Podemos, la formación del español Pablo Iglesias y de sus cómplices Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón. También, muchos de los partidos rojos y verdes, agavillados en el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea del Parlamento Europeo. El PSUV de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, y todos los grupos, movimientos y adláteres presentes en el Foro de Sao Paulo. Son muchas siglas y saben hacer ruido. Menuda tropa.

Estamos cansados


(Sábado, 22 Julio 2017)

EDUARDO BOWLES 

Estamos cansados”, fue una de las frases que usó Martin Luther King para referirse al padecimiento de los negros en Estados Unidos e invocar a la acción a las propias víctimas que, ante la indiferencia del Estado, los políticos y las instituciones, tuvieron que apelar a la acción ciudadana, el boicot y otras medidas que cambiaron la historia de la segregación y abrieron el país a un sistema más justo y equitativo.

Lula y la corrupción latinoamericana


(Sábado, 22 Julio 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

Lula da Silva ha sido condenado a más de nueve años de cárcel por corrupción y “lavado de dinero”. Todavía puede apelar la sentencia y salir absuelto. No creo que lo logre. Sin embargo, Lula continúa siendo el político más popular de Brasil. Y no se trata de que los brasileños pongan en duda que el expresidente se benefició ilegalmente de su cargo, sino que no les importa. A la mayor parte, le da lo mismo.

En Argentina sucede otro tanto con la señora Cristina Kirchner. Las pruebas sobre la corrupción de ella, su marido, su hijo y su entorno son abrumadoras, pero se impone aquel viejo grafiti de los años 1950 en respaldo al fundador de la secta: “Puto o ladrón, queremos a Perón”. El peronismo reaccionaba así contra una foto trucada con mal gusto en la que se veía al campeón de boxeo norteamericano Archie Moore sodomizando a Juan Domingo Perón. Hoy un nuevo grafiti, no sé si a favor o en contra, se ha posado en las paredes de Buenos Aires: “Ladrona o cretina, queremos a Cristina”.

México es otro ejemplo de la indiferencia general hacia la corrupción. Hace pocas fechas el Instituto Nacional de Estadísticas publicó un estudio en el que se asegura que, como promedio, las empresas mexicanas pagan unos 672 dólares anuales en mordidas a funcionarios deshonestos. Abonaron en total 88 millones de dólares. Sin embargo, los mexicanos (aunque cada vez menos), respaldan al PRI, el partido de gobierno, mientras hacen chistes sobre la inmensa corrupción de una formación que desde hace más de 70 años saquea al país, aunque reparte migajas, realiza obras públicas e insiste en la retórica revolucionaria.

Las excepciones son Chile, Uruguay y Costa Rica. No digo que en estos países no exista corrupción, sino que no hay impunidad, y la ciudadanía no admite de buen grado la deshonestidad de los políticos o de los funcionarios. Hay sanción moral y consecuencias electorales adversas, hasta el punto que, a veces, se falsean las pruebas y testimonios para destruir la reputación de personas honorables para excluirlas del juego político.

Santa Cruz de la Sierra y el legado colonial judío


(Sábado, 22 Julio 2017)

FRANCISCO ROIG Y DAVID REICHSFELD

Santa Cruz de la Sierra es el centro económico de Bolivia y su ciudad más poblada, es también uno de más rápido crecimiento en las áreas urbanas de América Latina, con más de 70 por ciento de su población viviendo por encima del nivel de pobreza. Su moderna arquitectura y amplias avenidas que el hogar de aproximadamente dos millones de personas, de orígenes muy diversos, que han construido una sociedad muy especial en el corazón de América del Sur. Esta ciudad vibrante y diversa étnicamente era, hace apenas cincuenta años, una población empobrecida, aislada frontera de aproximadamente 40.000 habitantes que lleva, a menudo sin saberlo, el legado de muchos de los fundadores de la ciudad, que eran de origen judío. Este artículo pretende dar a conocer algunos datos de este interesante legado, y fomentar la investigación sobre el tema.

Más pegas, más te quiero


(Sábado, 22 Julio 2017)

IVÁN ARIAS

Ese parecería el lema de los paceños y paceñas que a lo largo de estos 11 años han demostrado una fidelidad inquebrantable al partido de gobierno y su líder. Pero, paradójicamente, esa lealtad no ha sido correspondida, pues, en vez de mostrar agradecimiento, ha dado señales de olvido y hasta desprecio. Pareciera que EMA no es consciente que está en palacio por el masivo y contundente apoyo que los paceños le han dado a lo largo de estos años.

Legalicemos la marihuana


(Sábado, 22 Julio 2017)

JUAN RAMÓN RALLO 

El liberalismo no es economicista: es una filosofía política amplia que defiende la libertad de cada individuo a desarrollar su propio proyecto de vida sin interferencia coactiva ajena. La economía es un ámbito muy importante dentro de nuestros planes existenciales, pero no lo es ni mucho menos todo. Por eso, existen otras libertades civiles que también merecen ser defendidas: por ejemplo, nuestro derecho a las drogas.

Este miércoles arrancó en Uruguay la venta libre y directa en farmacias de marihuana para uso recreativo. Se culmina así un proceso de legalización que emprendió hace cuatro años el Gobierno de José Mujica con el propósito de golpear al narcotráfico y de minimizar el riesgo de abuso de otro tipo de drogas. Evidentemente, el principal motivo para liberalizar la comercialización y el consumo de cannabis debería ser el escrupuloso respeto a la libertad de cada persona: tomar drogas es un acto que, como mucho, perjudica 'prima facie' al drogadicto, no al resto de individuos que deciden no consumirlas. En consecuencia, su ilegalización constituye un caso paradigmático de 'delitos sin víctimas': esto es, de criminalización de conductas que no dañan a nadie más salvo a aquel que las comete.

Sin embargo, a poco que reflexionemos sobre el asunto, el consumo de drogas sí podría conllevar efectos negativos indirectos sobre terceros. De hecho, quienes se oponen a la legalización de las drogas por criterios no moralistas suelen resaltar sus consecuencias perversas sobre la juventud, sobre la criminalidad y sobre los accidentes de tráfico. En particular: se teme que la comercialización legal del cannabis, aun cuando esté restringida a mayores de edad, facilite su accesibilidad a los menores; asimismo, se presupone que un mayor uso de esta droga podría incrementar los comportamientos violentos y, por tanto, la delincuencia, y, finalmente, también se pronostica que un mayor consumo de marihuana aumentará la cantidad de conductores bajo los efectos de esta sustancia. De ahí que, a ojos de muchos, Uruguay haya acabado de abrir las puertas del Averno: una juventud más desestructurada, mayor criminalidad y más accidentes de tráfico.

Por fortuna, tan catastróficas predicciones no se han materializado en aquellos estados de EEUU donde la marihuana ya se halla legalizada. Y es que, durante los últimos años, hasta siete estados de EEUU han autorizado la venta recreativa de marihuana: Alaska, California, Colorado, Massachusetts, Maine, Nevada y Washington. 68 millones de estadounidenses (más de un quinto del total de la población) residen, pues, en estados donde la venta recreativa de marihuana es legal. ¿Y qué desastre se ha cernido sobre ellos? Aparentemente, ninguno.

Lo que Trump debería hacer sobre Venezuela


(Viernes, 21 Julio 2017)

ANDRÉS OPPENHEIMER

El presidente Trump ha generado titulares con su amenaza de ordenar “acciones económicas fuertes y rápidas” contra Venezuela, que un alto funcionario de su gobierno dijo podrían incluir un embargo petrolero. Sin embargo, hay otras medidas de Estados Unidos que serían mucho más inteligentes que esa.

Trump amenazó con sanciones económicas en una declaración escrita emitida por la Casa Blanca el 17 de julio, un día después de que más de 7 millones de venezolanos votaran en un referéndum organizado por la oposición para oponerse al plan del presidente Nicolás Maduro de reemplazar la Constitución por una nueva, semejante a la de Cuba. El 18 de julio, un alto funcionario estadunidense dijo que “todas las opciones están sobre la mesa”, incluyendo recortes a las compras de petróleo venezolano.

Venezuela depende del petróleo para el 95 por ciento de sus ingresos de exportación. Y el grueso de las exportaciones petroleras venezolanas –unos 700,000 barriles diarios– van a Estados Unidos.

Pero fuentes de oposición venezolanas me dicen que un embargo petrolero tendría un impacto devastador en el pueblo venezolano, que ya sufre de una escasez generalizada de alimentos y medicinas.

Además, daría a Maduro y a su élite narcomilitar una enorme victoria política, porque les permitiría escudarse –como lo viene haciendo Cuba desde hace cinco décadas– tras la excusa de que su crisis económica ha sido causada por la “agresión yanqui”. Y un embargo unilateral de Estados Unidos haría mucho más difícil imponer sanciones diplomáticas internacionales contra el régimen de Maduro.

“Un embargo petrolero le daría a Maduro el argumento de que el imperio es el causante de una guerra económica”, me dijo Carlos Vecchio, coordinador político del partido Voluntad Popular, liderado por Leopoldo López. “Y además, rompería la creciente alianza internacional contra la dictadura de Maduro”.

Ni orgullo ni verguenza


(Jueves, 20 Julio 2017)

JAVIER PAZ

A menudo pienso que es baladí enorgullecerse de algo tan circunstancial como el lugar en que uno ha nacido. Después de todo, para sentirse orgulloso de algo, uno debe tener cierto mérito y nadie se ha ganado el gentilicio, nos llegó como llega el color de nuestros ojos. Uno puede sentirse agradecido de haber nacido en tal parte, o de no haber nacido en otras partes; verbigracia, una mujer europea o latinoamericana de no vivir en Arabia Saudita o Irán, donde las mujeres no gozan de todos los derechos civiles y políticos que deberían. Pero sentirse orgulloso, supone un mérito de parte nuestra y no hay ningún mérito en ser alemán, haitiano o cruceño.

A 100 años de la revolución rusa


(Viernes, 14 Julio 2017)

ALBERTO BENEGAS LYNCH

De las cuatro revoluciones que más han influido hasta el momento sobre los acontecimientos en el mundo

Venezuela al borde del abismo


(Jueves, 13 Julio 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

Luis Almagro ha vuelto a la carga. Al Secretario General de la OEA, como a medio planeta, le pareció repugnante el asalto de las turbas chavistas a la Asamblea Nacional. Quiere congregar a los embajadores para examinar ese vergonzoso episodio. Tal vez para condenarlo, si se logran los votos y consigue adecentar el comportamiento miserable de los islotes caribeños comprados por el chavismo a punta de petrodólares.

¿Por qué Maduro propició estos hechos? Por varias razones.

Es lo que suele hacer el régimen de La Habana. Maduro es un simple brazo del gobierno de Raúl Castro. Se trata de un “acto de repudio” cubano realizado en Caracas. Aunque esta suerte de pogromo es orquestado y dirigido tras bambalinas por los servicios de contrainteligencia, es ejecutado por supuestos “ciudadanos indignados que no consiguen reprimir su cólera ante la perfidia de los enemigos de la patria, siempre al servicio de Estados Unidos”.


Esa es la narrativa. No importa que nadie crea esa versión absurda. Es sólo una explicación formal para justificar la represión. La función de estas actividades represivas es castigar a los disidentes, intimidar al conjunto de la sociedad para que no se le ocurra vincularse a los grupos de oposición, y construir una realidad paralela de revolucionarios heroicos contra la ultraderecha fascista.

A Maduro no le importa que la OEA o el Mercosur lo condenen. El mundo tiene poca memoria y se cansa rápidamente de protestar. La dictadura puede vivir con esas censuras. Lo que no puede es vivir fuera del poder. La arroparán los comunistas del mundo entero, comenzando por los españoles de Unidos Podemos (esos personajes sin corazón que piden democracia para ellos y tiranía para los demás), la Rusia de Putin, probablemente China, los hermanos de las FARC, Evo Morales, los sandinistas de Ortega, el Farabundo Martí de El Salvador, y el resto de la tribu prototalitaria. ¿Quién recuerda que en 1989 los chinos acabaron a sangre y fuego con las protestas de Tiananmen?

La Bolivia que no cambia


(Jueves, 13 Julio 2017)

CLAUDIA GONZALES

En mi caso, para conseguir una entrevista exclusiva con H.C.F. Mansilla, el pensador contemporáneo más brillante que tiene Bolivia,

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook