Buscar en nuestras publicaciones:

Economía



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Gasto público: enemigo del crecimiento económico


(Jueves, 25 Mayo 2017)

IVÁN CARRINO

Suele argumentarse que el mayor gasto del estado estimula la demanda y, con ella, el crecimiento de la economía. Esta teoría se choca con la realidad.

Imaginemos que tenemos un primo lejano. Nuestro primo vive a 5 mil kilómetros de distancia, pero se da la particularidad que se apropia del 50% de nuestros ingresos y es el encargado de realizar el 50% del gasto de nuestro hogar.

Viviendo tan lejos, y con poco interés en que nuestra calidad de vida mejore, los resultados esperables de tal esquema son fáciles de predecir. El hogar tendrá problemas de mantenimiento y nosotros estaremos bastante desmotivados para producir, sabiendo que hay que mantener a este primo bobo que vive de nosotros.

Algo similar ocurre con el estado.

El gobierno toma dinero del sector privado y gasta buscando supuestamente generar bienes públicos. Desde el punto de vista keynesiano, este sistema es beneficioso para la economía, puesto que el gasto estimula la demanda y eso genera crecimiento económico por la vía del famoso “multiplicador”.

Sin embargo, la realidad es más parecida a la de nuestro primo. El gasto del gobierno es de mala calidad y, dado que hay que pagarlo con mayor carga tributaria, desincentiva el ahorro, el trabajo y la inversión.

Un caso paradigmático es el de la economía argentina. Entre 2004 y 2015, el gasto consolidado de nación, provincias y municipios pasó de 26,6% del PBI a 47,1%. Durante los últimos 4 años, donde el promedio del gasto fue de 44,1% del PBI, la economía no solo no creció, sino que cayó en términos per cápita. Es decir, nos empobrecimos como sociedad.

La teoría del derrame no existe


(Jueves, 18 Mayo 2017)

IVÁN CARRINO 

El liberalismo económico no propone ninguna “teoría del derrame”, sino la mejora en el bienestar de todos a través del intercambio voluntario.

El domingo por la noche, el Ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, fue invitado al programa de Luis Novaresio, “Debo Decir”. Uno pensaría que, dada la importancia de la figura del ministro, éste fue quien se llevó toda la atención.

Algo de eso hubo. Sin embargo, otro de los invitados, el famoso actor Hugo Arana, terminó apropiándose de las cámaras.

En momentos en que el ministro explicaba en qué consiste el modelo económico del gobierno, Arana interrumpió y se explayó con su pensamiento acerca de lo que se ha dado en llamar “la teoría del derrame”.

A continuación, sus palabras:

La Teoría del Derrame me parece uno de los más graves insultos. Yo en mi casa le digo al nenito de la esquina que está en la calle que venga y que, cuando estoy comiendo, si se me cae alguna miga, la puede comer. Eso del derrame me parece una humillación.
Los dichos de Arana apuntan directamente a la economía de mercado, a la que suele equipararse con esta teoría del derrame que, en realidad, jamás ningún académico serio defendió ni planteó de manera ordenada.

Si duda de esto, puede hacer la prueba de ir a una librería o ingresar en MercadoLibre.com y pedir el libro “Introducción a la Teoría del Derrame”.

Le anticipo: volverá con las manos vacías.

Un argumento bien extendido

Ahora bien, podría decirse que lo que diga un actor no es representativo de lo que piensan los principales referentes de la sociedad o la academia especializada.

Israel: el milagro ignorado


(Martes, 16 Mayo 2017)

ROBERTO LASERNA 

En el estudio del desarrollo económico se da mucha atención a casos exitosos. El objetivo es aprender de ellos, identificar los factores que los hicieron posibles, y evaluar su aplicación a políticas de cooperación o de desarrollo. Japón ocupó muchos libros y horas. También el Plan Marshall de reconstrucción de la Europa de la post guerra. Y los “milagros económicos” de los dragones del Asia (Corea del Sur, Hong Kong, Singapur y Taiwán), las potencias emergentes (BRIC: Brasil. Rusia, China e India) y los nuevos tigres asiáticos (Malasia, Indonesia, Tailandia).

Curiosamente, es difícil encontrar en esa literatura referencias a Israel. Cuando alguna vez conversé del tema con mis colegas, pasaron la página aludiendo a una supuesta singularidad cultural o a la cooperación externa.

Se trata, sin embargo, de un milagro económico impresionante. Aunque la cultura judía se remonta a miles de años, el país hoy denominado Israel, con una economía y un sistema político territorialmente acotados, data de hace apenas 69 años. Nació en una zona natural y políticamente hostil, en un territorio desértico, con muy poca tierra cultivable, sin recursos naturales valorados en los mercados mundiales, sin bosques ni agua y con áreas plagadas de enfermedades endémicas. Hoy se encuentra en los primeros lugares de bienestar, desarrollo tecnológico y capacidad productiva, no sólo en ramas industriales sino incluso agrícolas, y exportando tecnologías propias y adaptadas.

Israel se fundó un 14 de mayo de 1949, al concluir el protectorado británico sobre ese inmenso territorio del Medio Oriente. La comunidad judía aceptó la decisión de Naciones Unidas y proclamó su independencia sobre un pequeño territorio en la margen derecha del río Jordán, la menos fértil. Quienes habían escapado de la masacre europea ansiaban restablecerse en aquellas zonas de las que fueron expulsados durante el Imperio Romano, que dejó apenas pequeñas comunidades. Consideraban que su supervivencia dependía de contar con un Estado propio, ya que las persecuciones a las que habían sido sometidos en Italia, España y las áreas ocupadas por los nazis, se debían justamente a la falta de un Estado que los protegiera. Hoy ocupan menos del 0,2% del territorio en el Medio Oriente, mientras en el espacio restante se encuentra el mundo árabe, con 22 estados.

Pese al tamaño reducido del territorio reclamado, los vecinos árabes reaccionaron declarando la guerra al naciente Estado y expulsando a todos los judíos que se encontraban en sus territorios. Menos de un año después se firmaron pactos de tregua y armisticios. En 1967 la guerra de los 6 días, provocada por la intención egipcia de tomar el Sinaí, bajo control de la ONU, volvió a enfrentar a Israel con sus vecinos, derrotándolos militarmente. Hoy el país una densidad de 387 Hab/Km2, mientras que en el vecindario apenas llega a 27 Hab/Km2.

Israel no dejó que la adversidad fuera un obstáculo sino un desafío, logrando sacar provecho económico del desierto y fuerza innovadora de su necesidad de defenderse militarmente de vecinos hostiles superiores en personal y recursos (petroleros).

Actualmente Israel tiene un desarrollo humano superior al de Japón. Ocupa el lugar 11 en el índice de Felicidad de la ONU. Su población no llega a los 10 millones de habitantes y produce un PIB per cápita de 35 mil dólares anuales, cuando en 1950 apenas llegaba a 1.400. Ha aprendido a sacar el mayor provecho del agua, reciclándola y tratándola de manera que produce el 95% de los alimentos que consume. Es uno de los pocos países cuya área forestal crece en vez de declinar.

Los impuestos son bajos, 6,1% del ingreso personal, y dedica el 4,3% de su gasto a investigación y desarrollo. Gracias a este enfoque, Israel ocupa el lugar 24 de 138 países, siendo el 2° en Innovación y 3° en cooperación entre universidades e industrias en el índice de competitividad del Foro Económico Mundial. Exporta desde agua y frutas hasta productos de alta tecnología, y cuenta también con centros innovadores vinculados a las empresas de punta en desarrollo tecnológico del mundo. Incluso se cree que tiene armamento nuclear.

La escasez de recursos naturales fue uno de los desafíos que debieron vencer, utilizando de la mejor manera posible lo poco que tenían y haciendo uso de su creatividad para sacarle el mayor provecho. Otra de las claves del éxito israelí se encuentra en el ejército. Obligados a defenderse desde su nacimiento como Estado, los israelíes tienen un servicio militar casi permanente, pues luego de la formación inicial, los reservistas pasan temporadas anuales recibiendo entrenamiento actualizado. En esos momentos, los jóvenes reciben una formación intensa fuertemente basada en el uso de nuevas tecnologías, y son alentados a investigar e innovar, asumiendo responsabilidades cruciales en la gestión de recursos. Y como se encuentran periódicamente desarrollan fuertes lazos de confianza y cooperación que se prolongan más allá del servicio en las Fuerzas de Defensa. Muchos emprendimientos de alta tecnología han salido de la experiencia militar, aplicándose a diversos campos de producción de bienes y servicios. El ejército es una verdadera universidad abierta a la innovación, tanto, que las jerarquías militares pueden ignorarse cuando los subordinados encuentran maneras más eficaces de hacer las cosas y cumplir sus objetivos. Como me dijo un emprendedor judío, la creatividad nace de la necesidad y la libertad, y en Israel abundan ambos.

La cooperación externa puede haber sido importante. Lejos de ser una explicación, este hecho exige una, pues son incontables los casos en que la cooperación al desarrollo terminó dañando las opciones de los países receptores en vez de beneficiarlos. Incluso si se quisiera sostener la hipótesis de que Israel es fruto de ayuda externa, sería un caso excepcional, posiblemente único, en el que la cooperación al desarrollo efectivamente lo logró.

Israel es un caso relevante para el estudio del desarrollo. Como en los otros, no se trata de imitarlo sino de aprender de su experiencia. Porque además habrá que tomar en cuenta que ha sido capaz de asimilar migrantes provenientes de todo el mundo, desarrollando instituciones democráticas en un entorno marcado por guerras y el frecuente predominio de lógicas militares. Pero éste es otro milagro.

¿Cómo afectaría a Cuba la caída de Maduro?


(Martes, 16 Mayo 2017)

ROBERTO ALVAREZ 

La mayoría de los cubanos no están del todo conscientes del tsunami económico y social que puede significar para Cuba la caída del régimen militar de Venezuela. No pueden estarlo. Leyendo Granma, Juventud Rebelde, Trabajadores, viendo los Noticieros de la TV y oyendo Radio Rebelde, Radio Reloj y el resto de las radioemisoras del país, no es posible.

Obviamente, gracias a las nuevas tecnologías “contrarrevolucionarias” y a los periodistas independientes, también hay cubanos que están mejor informados y ya vislumbran en el horizonte un nuevo “período especial” (eufemismo creado por Fidel Castro para eludir la palabra crisis).

En la isla los medios oficiales insisten en que Nicolás Maduro es acosado por terroristas y fascistas organizados por la derecha, como parte de un complot de Washington para acabar con la “revolución bolivariana”. La TV cubana afirma que las víctimas mortales (36 en un solo mes) en las manifestaciones en Venezuela son chavistas asesinados por turbas derechistas. Quienes son anestesiados con esa propaganda serán los más sorprendidos con un eventual colapso del chavismo.

Ya no es factible sacrificar a Maduro y poner en su lugar a Tareck el Aissami, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, o cualquier otro jerarca chavista. El tiempo para hacerlo se venció cuando comenzaron a masacrar manifestantes en las calles. Ya son 80 los asesinatos del gobierno desde 2014. Tampoco es posible ya dialogar con una pandilla sanguinaria y narcotraficante que simplemente debe ser desalojada del poder.

El colmo ha sido la convocatoria ilegal de Maduro de una Asamblea Constituyente comunal para redactar una Constitución calcada de la castrista, la que a su vez fue copiada de la Constitución de la Unión Soviética.

Lo que importa aquí es que en el Palacio de Miraflores cuando la crisis actual en Venezuela tenga fin, no podrá haber otro chavista, por “moderado” y “pragmático” que lo quisiesen presentar. Habrá un gobierno, provisional o definitivo, democrático, y sin ataduras coloniales con Cuba, legítimamente venezolano.

Algo se mueve en Brasil


(Martes, 16 Mayo 2017)

ÁLVARO VARGAS LLOSA 

Es difícil, aturdidos como estamos todos por el culebrón de Lava Jato, perder de vista que empiezan a ocurrir en ese país otras cosas importantes. Importantes, quiero decir, para Brasil pero también para América Latina, donde pesa mucho y pesaría más si no hubiese estado tan mal gobernado.

El gobierno de Michel Temer cosecha ya algún éxito económico y, lo que es más pertinente, impulsa reformas que cualquiera que fuese Presidente de Brasil tendría que llevar a cabo si tuviera un mínimo de lucidez sobre las causas del fracaso del modelo imperante.

Temer llegó a Planalto tras la polémica destitución de Dilma Rousseff y bajo cuestionamientos éticos dirigidos tanto a su Partido del Movimiento Democrático Brasileño como a él. Por ahora lo único que se sabe a ciencia cierta es que Temer pidió y recibió donaciones de empresas que están en el ojo del huracán, pero no está claro que fuesen ilegales ni que él haya correspondido a esos donativos con tratos de favor.

Esas investigaciones deben seguir su curso y tener el desenlace que corresponda, incluyendo, si fuera necesario, la destitución del Presidente. Pero mientras no esté claro que ha tenido responsabilidad o culpa en un acto delictivo, su Presidencia debe seguir hasta que las urnas decidan, el próximo año, quién lo sucederá en el cargo.

Temer está haciendo lo que dijo al asumir la Presidencia. ¿Qué dijo? Dos cosas que son una misma porque sin la primera la segunda sería inviable: primero, que no optará a la Presidencia en 2018, con lo cual su breve gestión se limitará a completar el mandato de Dilma; segundo, que en este “interinato” breve dedicará su energía a empezar unas reformas -en los campos fiscal y tributario, previsional, educativo y laboral- indispensables para liberar a Brasil de la tela de araña del modelo estatista/populista actual. Un modelo que ha provocado un desbarajuste monumental.

Trump obligará a Europa a bajar impuestos


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

MANUEL LLAMAS 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado la mayor rebaja de impuestos en 30 años, dando así cumplimiento a una de sus principales promesas de campaña, aunque todavía es muy pronto para dilucidar su verdadero contenido y dimensión, ya que, hasta el momento, tan solo se conocen las líneas generales de la reforma y su aprobación dependerá, en última instancia, del visto bueno del Partido Republicano, donde existen ciertas reticencias, y del equilibrio de fuerzas que se produzca en el Congreso y el Senado.

No en vano, no sería la primera vez que Trump encalla en sus objetivos, tras el primer intento fallido para tumbar el Obamacare y las claras limitaciones que ha impuesto la Justicia estadounidense a sus decretos migratorios.

Pese a todo, sea cual sea el resultado final de la citada reforma, no hay duda de que la intención de la Administración Trump consiste en reducir de forma muy sustancial la carga tributaria que soportan familias y empresas, al tiempo que mantiene más o menos intacto el actual nivel de gasto público. ¿Cuáles serían, por tanto, las consecuencias económicas y presupuestarias de dicha estrategia? En primer lugar, cabe recordar que no se trata de una rebaja al uso, sino de un radical cambio de rumbo del sistema tributario estadounidense. Entre otras medidas, destacan las siguientes:

Bajar el Impuesto de Sociedades del 35% al 15%.
Facilitar la repatriación de los beneficios que obtienen las empresas norteamericanas en el extranjero mediante la aplicación de un único gravamen próximo al 10%.
Simplificar y reducir de 7 a 3 los tramos del Impuesto sobre la Renta, aplicando tipos del 35%, 25% y 10%, respectivamente, según el nivel de ingresos.
Ampliar las desgravaciones fiscales para las familias, elevando el mínimo exento desde los 12.600 dólares actuales hasta los 25.000 dólares al año.
Reducir la fiscalidad sobre el ahorro del 23,8% al 20%.
Eliminar por completo el Impuesto de Sucesiones.

Las consecuencias del salario mínimo


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

JAVIER PAZ

Comencemos por lo conceptual. El salario mínimo ocasiona que una persona que está dispuesta a trabajar por un salario inferior a cierto nivel determinado por el Gobierno y alguien que está dispuesto a contratarlo no puedan llegar a un acuerdo. Dos personas que están dispuestas a lograr un acuerdo de manera voluntaria y libre, que no ocasiona perjuicios a terceros, son prohibidas por el Estado de llevar dicha transacción. Legislar el salario mínimo es un ataque directo a la libertad de asociación de las personas y, por tanto, es inmoral.

Con respecto a las consecuencias económicas, pierde el trabajador, que reduce sus opciones de empleo; pierden el empleador y el consumidor final, porque hay menos bienes y servicios disponibles; pierde el Estado porque recauda menos impuestos.

La pesadilla de la OPEP


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

DANIEL LACALLE 

“I can’t stand it”, Eric Clapton

El nerviosismo es palpable ante la próxima reunión de la OPEP en Viena. El recorte de producción acordado con algunos países como Rusia ha sido un fracaso absoluto. No solo no han conseguido que suba el precio del crudo, sino que se ha reducido la cuota de mercado de los principales países productores.

Si le llegan a decir a Arabia Saudí que el acuerdo de recortes llevaría al precio del petróleo a su nivel más bajo en seis meses, aumentaría la cuota de mercado de su rival, Irán, y fortalecería el fracking en EEUU, no lo hubieran creído. Y así ha sido. Y no será porque no se lo advertimos algunos.

Irán espera aumentar su producción a 3 millones de barriles al día según la agencia de noticias Shana y fuentes oficiales.

En Estados Unidos, solo el fracking, ha aumentado producción a 5,2 millones de barriles al día en mayo, 700.000 más que a finales de 2016. Entre el aumento de Irán, Iraq y EEUU suplen casi todo el recorte del acuerdo. ¿Por qué? Los barriles iraníes e iraquíes son de altísima calidad y muy bajo coste, y los costes de producción de EEUU se han reducido de manera brutal. La propia BP, en su presentación de resultados, comentaba que su producción en aguas profundas en el Golfo de México puede competir sin problemas con un fracking que ya tiene un precio de equilibrio de $45 el barril.

Gracias a la eficiencia y reducción de costes, la producción en el Golfo de México se ha disparado también, llevando el total de producción norteamericana a 9,3 millones de barriles al día, el nivel más alto desde 2015.

De hecho, el recorte de la OPEP ha sido el mayor regalo para los productores que han mejorado en eficiencia. Les ha permitido generar mejores rentabilidades a bajo precio y aumentar cuota de mercado.

El keynesianismo generó una década perdida para Estados Unidos


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

RON PAUL 

La semana pasada, los estadounidenses celebraron el final de lo que la mayoría de personas estaban de acuerdo en que fue la década del olvido. El columnista del The New York Times y prominente economista keynesiano Paul Krugman lo llamó en una reciente columna como la década del Gran Cero. Él escribió que “en las medidas de progreso o éxito económico, habían muchas naderías”, lo cual es cierto. Sin embargo, Krugman sigue aturdido al culpar al libre mercado y a la supuesta falta de regulación por el caos económico de EE.UU.

Fue alentador verle admitir que inflar las burbujas económicas es un error, sobre todo si tenemos en cuenta que abogó por la creación de una burbuja inmobiliaria a principios de la década, como un medio para aliviar la resaca de la explosión de empresas de la burbuja de Internet. Sin embargo, ya no podemos darnos el lujo de dar a destacados economistas como Krugman, un pase libre cuando se sabe que ignoran por completo toda la carga que impone la fiscalidad, la política monetaria y la excesiva regulación.

Después de todo, Krugman se sigue rascando la cabeza tratando de entender por qué “ningún” economista predijo el colapso del sector inmobiliario. ¿Cómo no lo vieron? Por supuesto, muchos economistas no sólo vieron la tragedia venir cuando todavía estaba muy lejos, sino también comprendieron perfectamente y la explicaron en numerosas ocasiones. Las autoridades económicas habrían actuado con prudencia si hubieran hecho caso a las advertencias de los economistas austriacos, y deberían comenzar ahora mismo a escuchar sus enseñanzas, si quieren tener un progreso sólido en el futuro. Si no lo hacen, la corrección necesaria que necesitaría pasar la economía de EE.UU. durará un período de tiempo humanamente insoportable.

Crecimiento económico: el mejor camino para superar la pobreza


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

IVÁN CARRINO 

Una pareja pasea por las calles de Buenos Aires. Tras caminar varias cuadras, ven a una persona durmiendo en la calle, junto con cartones, bolsas, y algunas mantas que la gente caritativa del barrio le alcanza para que no pase frío durante la noche. Se lamentan por la triste situación y comienzan un diálogo sobre el tema de la pobreza.

¿Por qué comenzaron a hablar de este tema? Es decir, ¿cómo percibieron que la persona que dormía en la calle era pobre? La pregunta puede parecer trivial y la respuesta demasiado evidente, pero para el tema que quiero tratar hoy, es importante responderla con claridad.

La situación de pobreza del hombre de la calle está dada por la carencia de bienes materiales.

Los pobres son precisamente pobres porque no tienen un mínimo de necesidades materiales satisfechas. A su vez, una persona será más pobre que otra en la medida que posea menos bienes y servicios para satisfacer sus necesidades.

La pareja siguió camino y llegó finalmente a su casa. Allí tenían, techo, comida, calefacción y vestimenta en abundancia. Eran claramente ricos.

La diferencia entre la riqueza y la pobreza es clara en este caso. Cuantos más bienes y servicios estén a disposición de un individuo, más rico será.

En el caso de los países, la situación es similar. Cuantos más bienes y servicios haya a disposición de sus habitantes, mejor será la condición de vida y menor será el nivel de pobreza. Es por este motivo que el indicador por excelencia de la riqueza de un país sea el PBI per cápita. El PBI per cápita es, esencialmente, la división entre el total de bienes y servicios producido por una economía y el total de su población. Así, este indicador busca arrojar una medida promedio de la prosperidad de los individuos que en cada país habitan.

¿Sobrevivirá el Reino Unido sin la UE?


(Jueves, 04 Mayo 2017)

DANIEL LACALLE

Muchos creen que el proceso de salida de la Unión Europea por parte del Reino Unido es una novedad reciente.

Primero de Mayo: las causas sindicalistas perjudican a los pobres


(Miércoles, 03 Mayo 2017)

VANESA VALLEJO 

El primero de mayo se celebra el día del trabajador. Miles de sindicalistas en diferentes lugares del mundo salen a marchar para exigir mejores condiciones, denunciar atropellos y conmemorar esta fecha.

El libre mercado no es un sistema de explotación del débil


(Miércoles, 03 Mayo 2017)

LUIS I. GÓMEZ 

Un reproche muy común al liberalismo, especialmente desde los púlpitos de la izquierda, es que se trata de una ideología social-darwinista mediante la que se justifica la explotación de los pobres y los débiles por parte de los fuertes, los ricos y los poderosos.

Incremento irracional


(Miércoles, 03 Mayo 2017)

EDUARDO BOWLES 

Con el aumento salarial decretado esta semana, el Gobierno puede haber marcado el hito que faltaba para acelerar el deterioro de la economía nacional, que hasta el momento mantenía la cordura necesaria que nos había evitado llegar al extremo de Brasil o en el peor de los casos, de Venezuela. Las autoridades aseguran que jamás tocaremos esos extremos, pero lamentablemente están haciendo todo para conseguirlo, pues todavía no se observa la más mínima señal de austeridad, elemento que debería estar señalando el camino de la recuperación.

La suerte está echada


(Miércoles, 03 Mayo 2017)

GARY RODRÍGUEZ

“Se acuerda que el incremento al salario mínimo nacional será del 10,8% hasta llegar a Bs 2.000, a pedido de la COB dejando el Gobierno salvada su responsabilidad en el caso de presentarse efectos negativos sobre el empleo. En cuanto al salario básico nacional será del 7%…”. Así reza lo firmado por la otrora gloriosa Central Obrera Boliviana y el Gobierno central, en un inusual texto que podría implicar varias cosas. En primer lugar, que el Gobierno no quería realizar semejante incremento, intuyendo que podría afectar al empleo, incluso en sus empresas públicas. Segundo, la COB pudo haber impuesto su criterio por presión o chantaje político.

A propósito del reciente aumento de salarios


(Miércoles, 03 Mayo 2017)

IVÁN FINOT 

El 27 de abril el Presidente del Estado cedió a las presiones de la Central Obrera Boliviana al decidir aumentar el salario mínimo a 2.000 bolivianos y 7% al haber básico de quienes ganen más, retroactivamente a enero de este año. Mantiene así la política adoptada desde su primera gestión, de decidir aumentos de salarios sin consultar a los empleadores, no obstante que, por convenio internacional suscrito con la Organización Internacional del Trabajo, tiene la obligación de hacerlo.

El fin del mundo


(Miércoles, 26 Abril 2017)

ALFREDO BULLARD

Dos semanas atrás, escribía sobre el pesimismo del ser humano (“¿Todo tiempo pasado fue mejor?”, 8 de abril del 2017). Sostenía que la evidencia empírica demostraba que, contra lo que se suele decir, la humanidad se ha movido en los últimos dos siglos hacia el desarrollo y a un incremento espectacular del bienestar general. Nunca en la historia hemos estado mejor.

Lo que no entienden los defensores de la igualdad de salarios


(Miércoles, 26 Abril 2017)

BRITTANY HUNTER

Las mujeres en el mundo laboral nos vemos constantemente bombardeadas con retórica que pretende hacer que nos sentamos menos apreciadas que nuestros colegas masculinos.

Nefasto para los trabajadores


(Miércoles, 26 Abril 2017)

GARY RODRÍGUEZ 

Se acerca la celebración del Primero de Mayo y -como ha venido ocurriendo en Bolivia durante más de una década- los trabajadores presionan al Gobierno por un desmesurado incremento salarial mientras que los empleadores, los que arriesgan y se sacrifican invirtiendo para hacer empresa en el país, son ignorados olímpicamente de la discusión del tema pese al Convenio de la OIT que recomienda un diálogo tripartito trabajadores-gobierno-empresarios, siendo que estos últimos son los que cargan con las consecuencias.

La preocupación es la de siempre: todo incremento salarial sin una mejora de la productividad de la mano de obra o de la competitividad sistémica derivada de políticas públicas implicará mayores costos de producción, una carga adicional que si bien el empresariado formal pudo sobrellevar durante el auge, no podrá ahora a la luz de lo visto el 2015 y 2016 con la desaceleración económica y precios bajos, sin garantía de mercados, sea el interno -que se pierde por la crecida de las importaciones alentadas por un dólar artificialmente barato- o el mercado externo, que se desaprovecha por los cupos a las exportaciones.

El dogma Montaigne


(Martes, 25 Abril 2017)

ALFREDO BULLARD 

Es una de las ideas más falsas pero a su vez más influyentes la de “la pobreza de los pobres se debe a la riqueza de los ricos”. Michel de Montaigne, un filósofo y ensayista del siglo XVI, enunció un principio según el cual “no se saca provecho para uno, sin perjuicio para otro”.

En principio, la idea parece lógica. ¿Quién no ha repetido alguna vez que la causa de la pobreza es el exceso de riqueza de unos pocos? ¿O ha afirmado que los ricos tienen un deber de corregir esa asignación de los recursos siendo más generosos?

Pero el llamado “dogma Montaigne” parte de una premisa absolutamente equivocada. Como acertadamente ha señalado Enrique Ghersi, la pobreza no tiene causa. Es el estado natural del hombre. No me malinterprete. Ello no significa que la pobreza sea deseable. Todo lo contrario. Pero en los inicios de la humanidad, en las cavernas, todos éramos absolutamente pobres. Y no es cierta la frase que todo niño trae un pan bajo el brazo. Es lo contrario. El niño viene con hambre y si sus padres no se encargan de saciarla, el niño morirá.

Lo que sí tiene causa (y la conocemos) es la riqueza. Ella proviene de la acumulación y uso del capital. Viene de las condiciones que generan la inversión productiva y la innovación (la protección de la propiedad, el reconocimiento del carácter obligatorio de los contratos, entre otras).

Así, la pobreza desaparece cuando aparece la riqueza, exactamente la idea contraria a la que propone Montaigne.

La falsedad del dogma causa muchísimo daño. Ha generado políticas tributarias que destruyen los incentivos para generar riqueza (y por tanto eliminar pobreza). Causa problemas regulatorios que perjudican a los consumidores en lugar de beneficiarlos. Justifica el populismo y, posiblemente, la mayoría de leyes que da el Congreso. Es el origen de todos los “perros del hortelano” económicos. Es una idea tan equivocada como destructiva.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook