Buscar en nuestras publicaciones:

Economía



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Límites a la producción


(Martes, 13 Diciembre 2016)

CARLOS MIRANDA 

Arabia Saudita, liderando las 14 naciones de OPEP, está empeñada en lograr una limitación a la producción anual de petróleo para poder estabilizar sus precios en el mercado. En la reunión de Argelia sobre energía, en septiembre pasado, la OPEP informó que pretende reducir su producción para el próximo futuro a 32,5 millones de barriles por día. Como se distribuye la reducción de producción entre cada uno de los 14 integrantes, tenía que ser aprobada en la reunión de Ministros de la OPEP del 30 de noviembre, en la sede de la organización, en Viena.

¿Qué es la libertad económica?


(Martes, 13 Diciembre 2016)

INSTITUTO MISES 

La libertad económica es la capacidad de prosperar a través del ejercicio libre de la actividad económica, y dejando que otros hagan lo mismo.

Los cinco principios de la libertad económica: derechos de propiedad, estado de derecho, el libre comercio, un gobierno limitado por la constitución y la moneda sólida han comprobado que generaran el aumento de la economía, la oportunidad y la prosperidad. Esta es la diferencia entre las naciones que prosperan y otras que permanecen en la pobreza y la corrupción. En un país o estado que defiende estos principios, hay menos pobreza, más empleo, mejor calidad de vida, entornos saludables y mayor esperanza en sus vidas y sociedades. Ahora más que nunca, tenemos la responsabilidad de defender los principios de la libertad económica como el mejor camino para los Estados Unidos:

(1) Derechos de propiedad: Normas claras y bien definidas de autoridad que determinan cómo se utiliza un recurso deben estar libre de la corrupción y en pleno cumplimiento del Estado para que podamos mejorar o invertir con confianza en nuestra propiedad privada y también en las ideas.

(2) Estado de Derecho: La aplicación concisa, coherente y sistemática de los tres principios fundamentales de la democracia: la supremacía de la ley, igual protección ante la ley y la aplicación imparcial de las infracciones de la ley, dan a todos una clara comprensión de las opciones disponibles y nos da el poder para planificar mejor nuestras opciones.

De Banzernomics a Evonomics


(Martes, 13 Diciembre 2016)

TEÓFILO CABALLERO 

En el transcurso de la historia, Bolivia ha vivido dos periodos de bonanza económica que han sido muy importantes para el rumbo del país. Uno de ellas fue la que se vivió en la década de los años 70`s que coincide con el ascenso a la presidencia del entonces Cnel. Hugo Banzer Suarez (+) quién gobernó Bolivia entre 1971 a 1978. El otro superciclo económico viene a hacer la que le corresponde al actual Pdte. Evo Morales entre el 2005 al 2014. En ambos periodos hay algo en común; el Capitalismo de Estado, el aumento del Gasto Público, el endeudamiento externo y por supuesto, el despilfarro de la bonanza económica.

La imparable globalización


(Martes, 13 Diciembre 2016)

ARMANDO MÉNDEZ 

Según la conocida obra escrita por Alvin Toffler, a principios de los años 90 del siglo recién pasado, titulada “La tercera ola” se puede ubicar el tiempo de inicio del denominado proceso de globalización mundial a mediados del siglo XX, época en que se deja atrás “las chimeneas de las fabricas”.

La disyuntiva de Raúl Castro


(Lunes, 12 Diciembre 2016)

CARLOS ALBERTO MONTANER

Raúl Castro se quedó solo. Se le fue su mentor, su figura paterna, el hombre que le moldeó la vida y lo llevó a tiros, literalmente, desde la insignificancia hasta la cabecera del país; pero lo hizo bruscamente, haciéndole ver, a trechos, que lo despreciaba por sus limitaciones intelectuales. Eso nunca dejó de dolerle.

Desde hace muchos años Raúl sabía que Fidel era el problema esencial de la revolución –su arbitrario voluntarismo, sus tercas necedades, sus improvisaciones, su odiada manera de perder el tiempo en conversaciones y peroratas interminables–, pero también sabía que sin él no habría habido revolución. Lo admiraba, por una parte, y por la otra lo rechazaba. Había algo monstruoso y fascinante en una persona que hablaba ocho horas consecutivas sin hacerle la menor concesión a la vejiga propia o a la del indefenso interlocutor.

No obstante, la vida le había enseñado a Raúl que existía un problema aún de mayor calado: el marxismo-leninismo, en el que creyó a pie juntillas en su juventud, y por el que mató sin limitaciones, era un planteamiento equivocado que conducía al empobrecimiento progresivo.

Si Fidel hubiera sido diferente, o si las relaciones con Washington hubiesen sido mucho mejores, nada esencial habría cambiado. La improductividad del sistema no dependía de los errores o del carácter del líder, ni del embargo económico, sino de la inadaptación del sistema a la naturaleza humana. Siempre fracasa.

La apreciación del dólar y su impacto en América Latina


(Lunes, 05 Diciembre 2016)

ADRIÁN RAVIER

Hay bastante consenso entre analistas de que se avecina una mayor apreciación del dólar. La elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. y su apuesta a una política fiscalbasada en menos impuestos (especialmente para las empresas) y mayor gasto (especialmente en infraestructura y defensa) anticipan mayor déficit fiscal, lo que implica más absorción de deuda y mayores niveles en las tasas de interés. Este escenario no es favorable para la región y tampoco para la Argentina.

Si atendemos a lo que ha ocurrido en la historia de los últimos 40 años, podemos evidenciar ciclos de depreciación y apreciación que, sin lugar a dudas, han acelerado y desacelerado el crecimiento en las economías emergentes. Veamos este proceso histórico:

-Depreciación del dólar en los años 1970-1978: la política monetaria laxa de los años setenta fue acompañada de bajas tasas de interés para enfrentar la estanflación y las dos recesiones estadounidenses, lo que fue acompañado con un crecimiento que superó el 6% promedio en América Latina.

-Apreciación del dólar en los años 1979-1985: la política de Paul Volcker de desinflación hizo subir la tasa de interés al 8%, contrajo el crédito y América Latina tuvo su década perdida.

-Década de 1990: Bill Clinton asumió en 1992 y abandonó una política de depreciación que había iniciado en 1986. Sin embargo, hasta 1996 no se observa una política de apreciación del dólar. Sí se la puede ver al partir del segundo mandato de Clinton, entre 1996 y 2000. Mientras EE.UU. disfrutó de una década fuerte de crecimiento, América Latina tuvo una primera mitad de la década de alto crecimiento y una segunda mitad con dificultades.

Cómo el proteccionismo perjudica a los más pobres


(Lunes, 05 Diciembre 2016)

IVÁN CARRINO 

Además de la muerte de Fidel Castro, dictador comunista que condujo los destinos de Cuba por casi 60 años, el fin de semana pasado se festejó en muchos países del mundo el “Black Friday” o “Viernes Negro”.

El Viernes Negro es una celebración originaria de los Estados Unidos, que sigue al día de acción de gracias, y que se considera como el primer día de la temporada de compras de navidad. Para festejar y estimular sus ventas, los vendedores ofrecen fuertes descuentos y promociones varias.

Como muchas tradiciones norteamericanas, este viernes de compras se ha extendido a otras partes del mundo, y Sudamérica no es la excepción. Argentina, y también Chile, tienen su propia celebración, con descuentos en shoppings y supermercados.

Ahora el dato que llamó la atención este fin de semana fue la importante cantidad de argentinos que cruzaron la frontera con el país vecino en busca de buenas oportunidades para sus compras de navidad.

Según Jorgelina do Rosario, del diario Infobae, ceca de 30.000 argentinos cruzaron la frontera para adquirir, principalmente, productos electrónicos e indumentaria.

El fenómeno no es nuevo. Durante el fin de semana largo del 15 de octubre, la cola en la frontera argentino-chilena llegó a los 15 kilómetros, y en agosto se estimaba que 1,5 millones de argentinos habían cruzado la cordillera para hacer shopping en el país vecino.

Un año de Cambiemos


(Lunes, 05 Diciembre 2016)

ROBERTO CACHANOSKY

A punto de cumplirse un año desde que asumió Macri la presidencia, en mi opinión se observan cambios muy relevantes y estancamiento en otros. Basta con recordar los discursos de violencia verbal de Cristina Fernández buscando enfrentar a la sociedad y compararlos con los actuales discursos de Macri en que prima la buena educación, el respeto hacia el que piensa diferente, como para reconocer un cambio de ambiente que tiende a pacificar los espíritus. Se podrá disentir con muchas de las cosas que dice Macri, pero eso no pasa de visiones diferentes sobre cómo recuperar la prosperidad de la Argentina. Francamente no recuerdo, en todo este año, una sola palabra descalificadora de Macri hacia nadie como solía hacer CF con su famoso abuelito amarrete, el empleado de la inmobiliaria escrachado en cadena y mil cosas más.

Tampoco los discursos de Macri están montados en una escenografía en la que se convoca a los aplaudidores de siempre como hacía CF. Necesitaba de los aplausos para satisfacer su inmenso ego. Para algunos estos puntos podrán resultar indiferentes o superficiales, para mí hacen a la convivencia de un pueblo civilizado y respetuoso. A la buena educación de sus gobernantes, punto de partida para construir un país. Y el ejemplo de convivencia y respeto ahora parte del presidente de la nación, cuando antes partía de la boca de CF el resentimiento, la agresión y la descalificación.

Otra cosa valiosa para mí es haber recuperado los actos patrios como actos patrios no como actos partidarios en los que solo había banderas de La Cámpora, imágenes del Che y fotos de NK, uno de los corruptos más grandes de la historia argentina.
Aún con las fuertes diferencias que tengo con el gobierno en materia de política económica, no puedo dejar de reconocer que el gobierno de Macri nos ha devuelto el sentido de Argentina para todos los argentinos y no para una fracción de fanáticos al estilo fascista.

La cola de los baldes vacíos


(Lunes, 28 Noviembre 2016)

JUAN ANTONIO MORALES

Una vez más, el viceministro Jaime Durán Chuquimia (Página Siete, 21/11/2016) trata de rebatir un artículo mío, no con razonamientos sino con alusiones personales, a las que tengo por principio no responder. El funcionario perdió el mensaje de mi artículo. No era solamente el acto administrativo (¿aislado?) de comprar muebles importados, del que se ocupó superabundantemente la prensa, sino la ausencia de una política de desarrollo industrial lo que motivó mi crítica.

¿Un gobierno enfermo?


(Lunes, 28 Noviembre 2016)

IVÁN ARIAS

Héctor Rodríguez Cruz (2015), al realizar una evaluación del Gobierno dominicano, indicaba 10 síntomas de un gobierno enfermo. Aunque República Dominicana está a más de 2.000 kilómetros de distancia de Bolivia, pongo a su consideración estos síntomas para que usted mismo evalúe y diga si tenemos o no un gobierno enfermo:

Perspectivas para la economía latinoamericana


(Martes, 22 Noviembre 2016)

ARMANDO MÉNDEZ 

En su reciente estudio sobre el comportamiento de la economía de la región y con datos al primer semestre del año, la Comisión Económica para América Latina el y Caribe (CEPAL), destaca que la economía mundial se está moviendo en un contexto de creciente incertidumbre.

La economía del derrame no existe


(Martes, 22 Noviembre 2016)

STEVE HORWITZ

Los críticos del liberalismo y de la economía de mercado han hecho su costumbre el inventar términos que nunca usaríamos para describirnos. El más común de los cuales es “neoliberal” o “neoliberalismo”, que pareciera significar cualquier cosa que los críticos quieran que signifique para describir ideas que no les gustan. En la medida en que los términos tengan una definición clara, ciertamente no coinciden con los verdaderos puntos de vista de los mercados y de la sociedad libre.

El derrame
Otro término relacionado es “economía del derrame”. La gente que argumenta en favor de las reducciones de impuestos, un menor gasto público y mayor libertad para que la gente produzca y comercie con lo que piensen que es valioso es a menudo acusada de respaldar algo llamado “economía del derrame”. Es difícil definir exactamente lo que significa este término pero parece ser algo como lo siguiente: “esos tíos a favor del libre mercado creen que si les das una rebaja de impuestos o subsidios a los ricos, la riqueza que adquieran va (de alguna manera) a ‘derramarse’ a los pobres.”

El problema con este término es que, hasta donde yo tengo entendido, ningún economista lo ha usado jamás para describir su propia posición. Los críticos del mercado deberían tomar el reto de encontrar algún economista que diga algo como “darle cosas al grupo A es buena idea porque siempre se derramará al grupo B.” Sostengo que no lograrán encontrarlo porque tal persona no existe. Además, como lo ha señalado Thomas Sowell, el argumento es en su totalidad una tontería: ¿por qué no dar cualquier cosa que sea directamente al grupo B y eliminar al intermediario?

Los países escandinavos son exitosos gracias al libre mercado, no al socialismo


(Martes, 22 Noviembre 2016)

JOSÉ ANTONIO PRETLET 

“Cada vez que leo a alguien hablar sobre el ‘colapso del estado de bienestar europeo’, siento la necesidad de llevar a esa persona a una caminata 

La apreciación del dólar y su impacto en América Latina


(Martes, 22 Noviembre 2016)

ADRIÁN RAVIER 

Hay bastante consenso entre analistas de que se avecina una mayor apreciación del dólar. La elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y su apuesta a una política fiscal basada en menos impuestos (especialmente para las empresas) y mayor gasto (especialmente en infraestructura y defensa) anticipan mayor déficit fiscal, lo que implica más absorción de deuda y mayores niveles en las tasas de interés. Este escenario no es favorable para la región y tampoco para la Argentina.

Si atendemos a lo que ha ocurrido en la historia de los últimos 40 años, podemos evidenciar ciclos de depreciación y apreciación que, sin lugar a dudas, han acelerado y desacelerado el crecimiento en las economías emergentes. Veamos este proceso histórico:

-Depreciación del dólar en los años 1970-1978: la política monetaria laxa de los años setenta fue acompañada de bajas tasas de interés para enfrentar la estanflación y las dos recesiones norteamericanas, lo que fue acompañado con un crecimiento que superó el 6% promedio en América Latina.

-Apreciación del dólar en los años 1979-1985: la política de Paul Volcker de desinflación hizo subir la tasa de interés al 8%, contrajo el crédito y América Latina tuvo su década perdida.

Lo público versus lo privado


(Martes, 22 Noviembre 2016)

LIBERTAD.ORG

En gran medida la visión favorable de lo público viene vinculada a la idea de gratuidad. Todo el mundo asocia lo público con lo gratuito, lo que obviamente ayuda a crear esa favorable aura. Porque a todos nos gusta lo que es gratis, lo que no nos cuesta, lo que no tenemos que pagar. ¿A quién no le gusta que le regalen algo? Lo gratuito gusta, y además no solemos ser demasiado exigentes con lo que es gratis. Ya lo dice el refrán: “A caballo regalado, no se le mira el diente”.
Pero lo cierto es que lo público no es gratis, nada público sale gratis.

Todos los servicios públicos tienen un coste que acabamos pagando vía impuestos o vía deuda. Por el contrario, a lo que no es público, a lo privado, enseguida le asociamos la idea de coste económico. Porque todo lo privado tiene un precio. Y sin embargo, dicha afirmación es errónea.

Hay muchísimas cosas, muchísimos servicios que las empresas privadas nos ofrecen gratuitamente. Esto es muy frecuente en el campo de las nuevas tecnologías, donde las empresas nos ofrecen servicios gratuitos en comunicación (Whatsapp, Telegram, Skype, etc.), redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, Youtube), almacenamiento de datos (nubes), música (Spotify), etc. Pero ello también sucede en campos más tradicionales, como por ejemplo en el de los centros comerciales, donde empresas privadas nos permiten estacionar el auto y entrar gratuitamente, sin pagar entrada. O en el de la radio y la televisión, que mayoritariamente emiten en abierto, es decir, en gratuito.

EE.UU.; ¿ Y ahora qué?


(Martes, 22 Noviembre 2016)

IAN VÁSQUEZ 

El terremoto político que ha sido la elección de Donald Trump en EE.UU. esfumará los grandes logros de Barack Obama. El Partido Republicano, es decir Trump, ahora controlará la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso y podrá nombrar al próximo magistrado de la Corte Suprema. Además, lidera la mayoría de los gobiernos a nivel estatal. Los republicanos gozarán de un poder a nivel federal y estatal que no han tenido en 100 años.

Esto no significa que la política del país volverá a la tradición conservadora que reimplantó el presidente Reagan en los años ochenta y que se pensó que Obama había revertido. Trump es un populista con tendencias autoritarias e ideología nacionalista. No respeta las institucionesy podemos esperar que su gobierno las pondrá a prueba. Bajo cualquier presidente, el récord histórico muestra que cuando el mismo partido controla el Ejecutivo y el Legislativo, el equilibrio de poderes se debilita y el gasto público se vuelve más irresponsable. Bajo Trump, podemos esperar que se debiliten todavía más las instituciones y que el Congreso casi no sirva de contrapeso.

Lo que viene entonces es un período de mucha incertidumbre. Las políticas propuestas por Trump, por ejemplo, suelen ser grandiosas, sin mucho detalle, frecuentemente contradictorias y a veces ilegales. No se sabe con certeza hasta qué punto Trump cree en sus planteamientos o si los ve como herramientas de negociación. Es posible que él mismo no sepa qué hará. Como acertó un observador esta semana: “No hay que creerle a nadie que dice que sabe lo que hará Trump —incluso si el nombre de esa persona es Trump—”

.

El ministro que no compraba cualquier cosa


(Lunes, 14 Noviembre 2016)

JUAN ANTONIO MORALES

El amueblamiento del Ministerio de Economía (y de YPFB) con muebles importados, que hubiesen podido ser producidos nacionalmente, revela mucho de la actitud del Gobierno hacia la industria nacional que, con pocas excepciones, es del sector privado. Se la ha ignorado o se la ha tratado de arrinconar creando empresas estatales, en una competencia desleal por las muchas ventajas. Si las empresas estatales no han logrado desplazar a las privadas no es por falta de ganas, sino por problemas administrativos que les son propios.

Plegarias fiscales


(Lunes, 14 Noviembre 2016)

GONZALO CHÁVEZ

Según el Presupuesto General de la Nación, presentado por el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el déficit público en el año 2017 será de 7.8% del producto interno bruto (PIB), que mide toda la riqueza generada en un año por un país. En términos monetarios, algo como 3.000 millones de dólares. Probablemente uno de los más altos de América Latina. Éste será el cuarto año consecutivo en el cual la balanza del gobierno está desequilibrada, es decir que, tanto los gastos como las inversiones son mucho mayores que los ingresos del Estado. En el 2014, el déficit público llegó a 3.4% del PIB. En el 2015 subió a 6.9% y en el periodo que transcurre podría registrarse un valor similar al año pasado.

Los cuatro grandes frutos de la globalización


(Lunes, 14 Noviembre 2016)

MANUEL LLAMAS

Las crisis son tiempos de cambio y la tormenta financiera internacional que estalló en 2008, la más grave desde el crack del 29, no ha sido una excepción. Los diagnósticos erróneos y las soluciones fallidas que han adoptado buena parte de los países ricos para tratar de salir del atolladero, como las bajadas de tipos de interés, el aumento del gasto o las restricciones económicas, han dificultado enormemente la recuperación, provocando con ello un amplio descontento social respecto a los tradicionales partidos políticos que, por desgracia, se han ido materializando en peligrosos y nefastos populismos, tanto de izquierdas como de derechas.

Sin embargo, a pesar de las diferentes orientaciones ideológicas que presentan unos y otros, dichos movimientos comparten un denominador común: el proteccionismo en sus diferentes vertientes, tanto comercial (regreso a las políticas arancelarias) como laboral (miedo al inmigrante), y, por tanto, el rechazo a la globalización.

La victoria de Donald Trump en EEUU es el último reflejo de este nuevo panorama internacional, pero no el único. La victoria del Brexit en Reino Unido, el Gobierno antieuropeísta de Syriza en Grecia, el ascenso de Marine Le Pen en Francia y fuerzas de similar naturaleza en el centro y norte de Europa y, por supuesto, de Podemos en España, entre otros, ponen en cuestión los fundamentos de la UE -libre circulación de personas, bienes y capitales- y la progresiva apertura comercial que ha tenido lugar en las últimas décadas a lo largo y ancho de globo.

Argentina: competencia populista y política tributaria


(Martes, 08 Noviembre 2016)

ROBERTO CACHANOSKY 

Explicar la decadencia económica argentina no luce tan difícil.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook