Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

El gobierno colombiano se rindió por completo ante guerrilleros de las FARC


(Miércoles, 07 Junio 2017)

VANESA VALLEJO 

El acuerdo de “paz” (que más bien debería ser llamado de miseria) que Juan Manuel Santos le impuso a los colombianos es una de las peores desgracias que le podía ocurrir al país. Lo que en estos momentos vemos en Colombia es un presidente humillado ante unos asesinos con los que se negocia incluso la política agraria y el modelo económico. A los guerrilleros de las Farc se les entregó todo.

Esta semana a alias Richard, el jefe del frente 30 de las FARC, se le otorgó libertad condicional. Este señor tenía una condena por 60 años, pero como en Colombia le entregamos la justicia a los guerrilleros, este asesino podrá disfrutar en libertad de su fortuna, que se calcula asciende a los 400 millones de dólares.

Alias Richard es señalado de participar en el secuestro de los diputados del Valle, quienes después de años en cautiverio fueron asesinados. Llegó a tener 30 órdenes de captura por homicidio agravado, secuestro, rebelión, terrorismo y porte ilegal de armas. Estados Unidos lo pidió en extradición por narcotráfico pero debido a la firma del acuerdo Santos-Farc se frenó el proceso. Eso sí, no se preocupen, acá no hay impunidad, este delincuente tendrá que pagar una multa de 10 millones de pesos…

La justicia en Colombia no existe. El caso de alias Richard es solo uno de tantos. Podemos nombrar acá algunos otros ejemplos como el de alias Shakira, una guerrillera condenada a 40 años de prisión por la masacre de nueve concejales del Huila en el 2006, que fue dejada en libertad también por la JEP (Justicia Especial para la Paz). O también podemos hablar de Herminsul Arellán, responsable del atentado al club El Nogal que dejó 36 muertos y 167 heridos en febrero de 2003, quien tenía una condena de 40 años y ahora está en libertad porque la justicia se la entregamos a los guerrilleros.

Se equivocan quienes creen que los guerrilleros han dejado las armas porque se arrepintieron de lo que hicieron. Estos señores simplemente consiguieron lo que siempre han buscado: el poder. Sí, a las FARC también les entregamos el poder. Y ellos lo dicen abiertamente, lo que sucede es que parece que el pueblo colombiano está en estado de negación y quiere creer que acá todo se arregló y llegó la paz.

El destino de los recursos del IDH


(Miércoles, 31 Mayo 2017)

EDUARDO BOWLES

En este mismo espacio hablábamos ayer de lo grande que le quedó la bonanza económica al Estado boliviano, que ni siquiera ha tenido la capacidad de gastar. No digamos gastar bien, porque eso está en entredicho, sino de usar todos los fondos disponibles en programas y proyectos públicos que ayuden a paliar en cierta forma la crisis económica que comienza a calar hondo. Es tal la desestructuración que existe en el aparato estatal y la falta de eficiencia, que nadie busca la forma de darle un destino a 94 mil millones de bolivianos que están guardados en los bancos, sino que se apela al endeudamiento y al uso del Banco Central como caja chica, para seguir con el derroche.

La verdad y los economistas


(Miércoles, 31 Mayo 2017)

EDUARDO BOWLES 

Estamos mal, pero vamos bien”, era la frase que repetía un legendario ministro de economía argentino en la época en que el país no terminaba de salir de la hiperinflación y eran insuficientes los ajustes draconianos que intentaban remediar los errores de sus antecesores. Entre ellos hubo uno que disimulaba la crisis con un alusiones al clima: “Hay que pasar el invierno”, decía, mientras todo se derrumbaba a su alrededor. Ninguno llegó a admitir la verdadera situación hasta que se tuvo que recurrir a corralitos bancarios, retenciones impositivas y una serie de medidas que se vienen aplicando desde hace 30 años y que no son capaces de frenar la inflación ni remediar las dificultades que afectan a los ciudadanos.

Odebrecht, la punta del iceberg


(Miércoles, 31 Mayo 2017)

IAN VÁSQUEZ

Cuando Brasil revele a principios de junio los nombres de los funcionarios y políticos en 11 países sobornados por Odebrecht, paralizará aun más a varias de esas naciones. Provocará además nuevas preguntas acerca del funcionamiento y naturaleza de lo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha llamado “El caso de soborno internacional más grande de la historia”. Estamos por darnos cuenta de que lo que sabemos de Odebrecht es solamente la punta del iceberg.

Lo que sabemos es que desde la década pasada la empresa constructora brasileña Odebrecht pagó miles de millones de dólares en coimas para ganar contratos multimillonarios de infraestructura y obras públicas en 12 países (diez en América Latina y dos en África). Así llegó a corromper a la administración y a las finanzas públicas, a la justicia y a los partidos y campañas políticas a lo largo de la región.

Sabemos también que la empresa y los políticos involucrados se enriquecieron con el apoyo oficial e ilícito del Estado brasileño. A través de Petrobras se ganaron contratos de manera ilegítima, y a través del banco estatal de desarrollo BNDES se apoyaron numerosos proyectos financieramente cuestionables. Tal como documentó Mary O’Grady del “Wall Street Journal”, para el 2014, el apoyo financiero del banco a Odebrecht fuera de Brasil se disparó a US$1.000 millones.

Mucho de lo que sabemos se debe al acuerdo judicial entre Odebrecht y el Departamento de Justicia de EE.UU. que se dio a conocer en diciembre. Sin embargo, Leonardo Coutinho, editor de la revista brasileña “Veja” y uno de los principales periodistas que investiga el caso, sugiere que ese acuerdo podría estar “lejos de representar la real dimensión” del asunto.

El muro y el flaco


(Jueves, 25 Mayo 2017)

MARIO VARGAS LLOSA

Aunque Trump construya el muro, los pasos ilegales quedarán construidos. Los que se encargan de pasar ilegales por la frontera están contentos, porque podrán cobrar más.

"Mejor tener a las FARC en el senado que en el monte": la gran mentira que está hundiendo a Colombia


(Jueves, 25 Mayo 2017)

VANESA VALLEJO

En las encuestas sobre felicidad, Colombia aparece casi siempre en los primeros lugares. Al parecer los colombianos sufrimos muy poco. Una de las claves de la felicidad es no preocuparse, tomar los asuntos más a la ligera, y eso sí que lo estamos aplicando bien por estos días. Sin embargo, darle a las cosas la importancia necesaria es fundamental, de lo contrario, cuando menos pensemos, la situación se nos habrá salido de las manos.

Y es eso exactamente lo que ha pasado respecto al acuerdo Santos-FARC. Durante los últimos meses los colombianos hemos recibido noticias terribles. Sin embargo, para muchos, la cosa no es tan alarmante y solo hablamos de unos cuantos extremistas con mochilas y pelo largo, que no van a ser mayor problema. Lo cierto es que el asunto ya se nos salió de las manos y muchos aún no se han dado cuenta.

Los mismos asesinos que durante más de 50 años han delinquido y llevado a cabo los más crueles asesinatos, van a terminar pagando “Senado por cárcel”. Aún si no consiguen votos, los señores de las FARC tendrán aseguradas sus curúles en el congreso durante dos periodos. Hay quienes dicen: prefiero verlos en el gobierno que matando gente en el campo. Pero es que ni lo uno, ni lo otro.

Quien en este momento se atreva a decir que a Colombia ha llegado la paz, es porque no tiene información o porque no le importa faltar a la verdad. La situación es la misma, las cifras de violencia son prácticamente iguales en 2015 y 2016, en Colombia, la tasa de homicidios se estancó en los últimos dos años. En las zonas claves para el narcotráfico los civiles siguen siendo extorsionados por la misma gente.

Pero, además, ¿acaso es poca cosa tener a los guerrilleros de las FARC legislando? Desde luego que no. Tener las instituciones llenas de delincuentes y socialistas no es algo para tomar a la ligera. Las curules en el congreso son tan importantes, y representan tanto para estos terroristas, que se han pasado la vida persiguiendo eso.

Garantías para una justicia independiente en Bolivia


(Jueves, 25 Mayo 2017)

RAMIRO ORÍAS 

Bolivia es el único país de la región -y quizás del mundo- que elige a la totalidad de sus jueces de altas cortes, por voto popular y universal. Cada seis años, bolivianos y bolivianas deben acudir a las urnas para definir con su voto, quiénes integrarán el Tribunal Supremo de Justicia, el Tribunal Constitucional Plurinacional, el Tribunal Agroambiental y el Consejo de la Magistratura de Bolivia.

Trump y Putin, o las amistades peligrosas


(Jueves, 25 Mayo 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

A Donald Trump se le ha alborotado el avispero. Culpa a la prensa de sus desgracias, pero no es verdad. Él es el responsable de todas sus desdichas. Si le advirtieron de las andanzas monetarias del general Michael Flynn con los turcos, no debió intentar llevarlo al gabinete. Si durante la campaña pidió y obtuvo ayuda de los rusos – extremo que él niega y debe demostrarse – fue un error vecino al delito y una inmensa deslealtad al país. Si luego le confió a Vladimir Putin y al canciller ruso Sergéi Lavrov una delicada información de la inteligencia israelí, se trató de una severa imprudencia.

Pero lo más grave es la incapacidad de Trump para no distinguir el papel de Moscú en los asuntos mundiales. Putin, progresiva y deliberadamente, ha ido situando a Rusia como el gran adversario de Estados Unidos y de Occidente. No quiere restaurar el bolchevismo, pero sabe que el pueblo ruso añora el rol de gran potencia que obtuvo desde que en 1815, tras la derrota de Napoleón, durante el Congreso de Viena, Rusia fue reconocida como una de las naciones clave del planeta y así se le percibió hasta el fin de la Guerra Fría.

Durante la década de los noventa del siglo XX, tras la desaparición de la URSS y de haberse disuelto el partido comunista, cuando gobernaba Boris Yeltsin, hubo una oportunidad de atraer ese país a la órbita occidental, entonces desorganizado, desorientado y muy pobre, pero Bill Clinton no supo, no pudo o no le interesó hacerlo, acaso porque fue incapaz de prever que la nación más extensa de la Tierra acabaría chocando con Estados Unidos.

Hoy Rusia rechaza la presencia de la OTAN en Europa y se opone al despliegue de los sistemas antimisiles norteamericanos. Respalda a los ayatolas iraníes, creadores de la siniestra organización terrorista Hizbolá. Intenta perjudicar, cada vez que puede, a la democracia israelí. Apoya militarmente a la asesina satrapía siria. Protege diplomáticamente a Corea del Norte en dupla con China. Arma al ejército chavista y realiza operaciones conjuntas con su marina. Rehace sus vínculos con Cuba y le envía petróleo cuando flaquean los suministros venezolanos. Y, además, establece una absurda carrera armamentista en Centroamérica, la región más pobre de América Latina, al adiestrar a las FFAA nicaragüenses, país al que le ha vendido 50 tanques de combate, y donde tiene varios centenares de asesores apostados que les dan servicio a los buques de guerra que envía periódicamente al Caribe y al Pacífico.

Todo el poder para las empresas de gerencia pública


(Jueves, 25 Mayo 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

Fue muy afortunado que a la señora Le Pen la pulverizaran en las urnas. Macron duplicó su votación. El fascismo y el comunismo, su primo hermano, son siempre malas noticias.

Terrorismo islamista ¿respondemos a la barbarie con más barbarie?


(Jueves, 25 Mayo 2017)

LUIS I. GÓMEZ 

Quien crea que el problema de la integración de la población inmigrante musulmana en 

A favor del juicio político


(Jueves, 25 Mayo 2017)

IAN VÁSQUEZ 

Es todavía una remota posibilidad, pero en Estados Unidos se habla cada vez más de iniciar un juicio político, o ‘impeachment’, al presidente Donald Trump por presuntamente tratar de obstaculizar una investigación sobre su campaña presidencial, entre otras fechorías. De la misma manera, los brasileños destituyeron a Dilma Rousseff el año pasado y es muy posible que hagan lo mismo con el actual presidente Michel Temer tras reportes la semana pasada que revelan que intentó silenciar a un testigo que lo vincula con actos de corrupción.

El juicio político no es una práctica común en las Américas, pero debería ser utilizado con más frecuencia. En toda la historia de EE.UU., únicamente se ha intentado tres veces y solo en el caso de Richard Nixon acabó en la caída del presidente, aunque este renunció antes de que la Cámara de Representantes pudiera votar sobre ello.

Bajo el sistema presidencialista que predomina en el hemisferio, el Ejecutivo ha acumulado enormes y desproporcionados poderes, erosionando así los pesos y contrapesos necesarios para que funcione una república. Eso típicamente facilita la mala administración y la corrupción. Que el Ejecutivo tenga una burocracia inmensa encargada de hacer cumplir interminables regulaciones es una receta para la arbitrariedad y el abuso del poder. En el mundo en desarrollo que sufre de una débil institucionalidad, esto se vuelve un problema aún mayor.

Cuando ha habido abusos, el uso del juicio político sirve no solo para castigar sino también, y principalmente, para proteger la integridad del sistema democrático. En ese sentido, Brasil está dando grandes lecciones a la región. Ante el escándalo Lava Jato, cientos de personas entre las más poderosas del mundo de los negocios y de la política brasileña han sido investigados y se han ejecutado decenas de sentencias. Que la corrupción masiva involucrara a tantos líderes de la élite se debe en sí a que el Estado, y especialmente el Ejecutivo, tenga tanto poder.

Lo novedoso de Brasil es que se está sancionando a quienes participaron de la corrupción. Respecto al juicio político, Brasil ha estado a la vanguardia. A Rousseff la destituyeron por un delito que presidentes anteriores habían cometido (pero en el que ella incurrió a mayor escala). Quizá no hubiera ocurrido sin el escándalo Lava Jato que la estaba rodeando, pero el efecto fue el mismo: reforzó la rendición de cuentas del Ejecutivo, lo que se podrá aplicar también a Temer hoy.

Cómo domesticar al terrorismo islámico


(Jueves, 25 Mayo 2017)

STEPHEN HICKS

Derrotar a un enemigo, como al politizado Islam, implica una batalla en varios frentes: policial, militar, diplomático, cultural y filosófico.

Toda pelea es provocada por desacuerdos locales de corto plazo. Pero aquellos conflictos generalizados de largo plazo, son siempre provocados por el choque de principios abstractos. Al igual que con los neonazis, los comunistas revolucionarios, los ecologistas y anarquistas violentos y otros, nuestro conflicto con ellos es de origen intelectual.

El terrorismo es, ante todo, un modo de pensar: es el compromiso con una causa que incluye la disposición a matar a otros en forma indiscriminada.

Ponte en la cabeza de un terrorista. Debes aprender a no ver a otros seres humanos como individuos: – Es mi grupo contra tu grupo. Debes no estar abierto a un debate racional y a una resolución pacífica: – me niego a la discusión y me comprometo con el terror y con la matanza. Debes aplastar cualquier preocupación por la justicia: – estoy dispuesto a matar indiscriminadamente. En la mayoría de los casos, debes decidir que tu propia vida en la Tierra es insignificante: – estoy dispuesto a morir por la causa.

El Islam politizado se ha extendido a muchas partes del mundo. Está bien financiado y bien organizado. Tiene varios portavoces articulados y simpatizantes. Y ha demostrado tener la voluntad y la capacidad para ejecutar ataques terroristas audaces.

¿Cómo se derrota a un enemigo con esta mentalidad?
En occidente, lo hemos hecho anteriormente. Tuvimos nuestros fanáticos religiosos, pero pudimos domesticarlos. Podemos aprender de nuestro éxito pasado y aplicar sus lecciones a la crisis actual.

Ola progresista y corrupta en América Latina


(Jueves, 25 Mayo 2017)

ROBERTO CACHANOSKY 

No terminó de estallar el escándalo de las coimas que habría autorizado Temer que estalló otro escándalo: Dilma y Lula habrían cobrado U$S 150 millones de coimas para obtener créditos blandos del banco estatal de fomento.

En Argentina, donde la justicia parece ser más lenta que en Brasil, tenemos los casos de López revoleando bolsos en los conventos con dólares provenientes de la obra pública, a Lázaro Báez procesado por corrupción en la obra pública, al igual que Cristina Fernández y hasta la impresentable Hebe de Bonafini. Además, en Salta, Milagro Sala también está procesada por defraudación al estado con fondos público y el listado sigue.

En los últimos 15 años parte de América Latina fue asolada por una ola populista llamada progresismo. Los excelentes precios internacionales de las commodities permitieron que gobiernos llamados progresistas llegaran al poder y se mantuvieran en el mismo gracias a los recursos extras que recibían por los precios de exportación. Argentina, Venezuela, Brasil, Bolivia, Ecuador cayeron en manos de estos gobiernos que, supuestamente, venían a defender a los pobres. Sin embargo sus políticas económicas naufragaron y, en algunos casos, han generado verdaderas crisis humanitarias como es el caso de Venezuela, donde la dictadura chavista es de un salvajismo que hacía rato no se veía en el mundo.

Ahora bien, el denominador común de todos estos casos de corrupción es que en nombre del progresismo los gobiernos intervinieron en la economía ya sea redistribuyendo ingresos, otorgando subsidios, privilegios de todo tipo, regulando, en fin estableciendo un sistema económico donde la firma de un funcionario público decretaba el éxito económico de una persona o sector o bien su muerte. El éxito de una empresa no depende de abastecer bien al consumidor en estos sistemas intervencionistas populistas denominados progresistas, sino que depende del favor del funcionario público. Es el burócrata, en cualquier nivel del estado en que se encuentra, el que con su sello y firma decide quiénes son los ganadores y quiénes son los perdedores del sistema económico.

¿Meritocracia en las elecciones judiciales?


(Martes, 16 Mayo 2017)

JOSÉ ANTONIO RIVERA 

Desde que en la Comisión de Justicia de la Asamblea Constituyente se planteó el sistema de elección por voto popular de los magistrados de los altos tribunales de justicia del Estado expresamos nuestra opinión contraria a la propuesta, convencidos que el sistema no era el más adecuado para garantizar la independencia judicial, especialmente de los magistrados, menos para que el sistema judicial del Estado cumpla a cabalidad su función de racionalizar el ejercicio del poder político y garantizar el Estado constitucional de Derecho y la convivencia pacífica protegiendo los derechos fundamentales. Los asambleístas que impulsaron este sistema, argumentaron que el sistema otorgaría legitimidad democrática directa a esas autoridades judiciales, evitaría el “cuoteo” político, garantizaría la independencia judicial y mejoraría la justicia; tal es así que, una vez ya promulgada la Constitución, las autoridades gubernamentales del ramo afirmaron que el sistema era de exportación, porque transformaría la justicia.

Es hora de la solidaridad democrática


(Martes, 16 Mayo 2017)

HUMBERTO BELLI

Es hora que las naciones democráticas y los demócratas del mundo decidan ser más firmes y solidarios en defensa de la libertad. Habría menos dictaduras y pueblos aplastados en el planeta, si los déspotas, o aspirantes a serlo, supiesen que sus acciones autoritarias cosecharían una activa repulsa internacional; pero no como las que suelen quedarse en papel, como tantas veces pasa con las solemnes declaraciones que organismos internacionales –OEA, ONU,etc. – suelen emitir rutinariamente a favor de los derechos humanos y las libertades públicas, sino repulsas que se tradujesenen medidas concretas y contundentes.

Escribo lo anterior motivado por el calvario del pueblo venezolano. Por ese espectáculo patético de ciudadanos desesperados, que luchan con sus manos contra un dictador empecinado en pisotear la voluntad popular con mil clases de argucias y el respaldo de fusiles. No es decente, ni mucho menos solidario, que las democracias del continente, o los distintos poderes morales del mundo, se limiten a proferir protestas retóricas o píos llamados al diálogo.

Casos como Venezuela reclaman la necesidad de superar los pragmatismos a ultranza que hace que muchos gobiernos y pueblos cierren los ojos ante los desmanes de los poderosos. La defensa de la libertad y los derechos inalienables de los seres humanos exige ser menos tolerantes ante los abusos y más fieles a principios o exigencias morales. Aunque esta actitud puede ser fácilmente criticada como “principista”, por quienes se profesan practicantes del “real politik”, la verdad es que, a largo plazo, es la más útil para asegurar un futuro más libre de tiranías y atropellos. Si no, veamos en la historia, los muchos casos en que apaciguar a los agresores no ha hecho más que afilarles los colmillos.

Venezuela: hacia allá vamos ..


(Martes, 16 Mayo 2017)

IVÁN ARIAS 

Alberto Barrera (Caracas, 1960) escribió Patria o muerte (2014), un libro que reúne historias con un lazo común: la destrucción de una sociedad. Luis Condori (La República, 2015) le hizo una entrevista en profundidad, en la que el autor venezolano habla sobre el Socialismo del Siglo XXI y señala que el mismo "es una ficción petrolera. Hugo Chávez, como gobernante, no hubiera podido existir en Guatemala o en Paraguay. Su retórica de izquierda setentosa, su política populista, sólo puede funcionar si el barril está a más de 100 dólares. La autoproclamada "revolución bolivariana”, el Socialismo del siglo XXI, ya fracasó. Sólo fue otro lujo de un Estado petrolero”.

Barrera es claro al señalar que "Chávez tiene una enorme responsabilidad en lo que ocurre ahora en Venezuela. Chávez apareció y resucitó dos tradiciones terribles de nuestra historia: el militarismo y el sueño petrolero. A eso habría que agregarle su propia personalidad, su mesianismo.

Actualmente, más de 45 días de continuas manifestaciones populares y el régimen chavista, encabezado por Maduro, ha optado por la represión y la descabellada idea de convocar a una Asamblea Constituyente como fórmula para, dicen, salir de la crisis. Esto no lo apoya el pueblo, pero, cual caballo cochero, Maduro y sus acólitos están empecinados en instalar una asamblea constituyente con representantes sociales, políticos y empresariales que ellos elegirán. La idea es cerrar el actual Parlamento de mayoría opositora y que, mientras duren las sesiones de la constituyente, no se puede convocar a elecciones ni se puede cambiar Gobierno. Como se verá, el objetivo es quedarse en el poder a como dé lugar por dos o cinco años que duren las sesiones de la Asamblea Constituyente.

Suecia no es socialista


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

LEANDRO FLEISCHER 

Johan Norberg es un reconocido y galardonado escritor e historiador sueco, autor de numerosos libros, artículos, documentales y conferencias en defensa del libre mercado y las libertades individuales.

Democracias que mutan en dictaduras


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

ROBERTO CACHANOSKY 

La dictadura chavista que hoy está cometiendo todo tipo de terrorismo de estado, encarcelando a opositores y asesinando a mansalva al pueblo venezolano surgió del voto popular. No es la primera vez que la democracia muta en dictadura. Hitler ganó las elecciones de noviembre de 1932 con el 33% de los votos. Sin embargo, por esas cosas de la historia, terminó siendo nombrado canciller estableciendo una de las dictaduras más sangrientas de la historia y sumergiendo a Europa en la Segunda Guerra Mundial.

Hay dos formas de llegar a una dictadura: 1) mediante las armas y 2) mediante el voto. En el caso 1) tenemos a Fidel Castro que bajo el argumento de luchar contra la dictadura de Batista, fue apoyado por el pueblo cubano y luego, una vez en el poder, estableció una dictadura mucho más feroz que la del sargento Fulgencio Batista. Castro se cuidó muy bien de no comunicar sus aspiraciones de establecer una dictadura comunista en Cuba y solo lo expresó abiertamente cuando tenía el control absoluto del poder armado.

Chávez primero intento llegar al poder por medio de un golpe de estado en febrero de 1992 y luego gana las elecciones presidenciales de 1998 pero escondiendo sus verdaderas intenciones de establecer una dictadura.

En nuestro país el kirchnerismo usó el voto para llegar al poder y luego, con recursos que le permitieron aplicar populismo en abundancia, quisieron “ir por todo” que no era otra cosa que establecer una dictadura simulando un sistema democrático.

Es claro que la democracia puede mutar en dictadura si los valores que imperan en una sociedad no son los de la libertad y el límite al poder del estado no es sólido. En una república democrática no solo es relevante la forma en que se eligen los gobernantes, el voto, sino que más importante aún es establecer límites al poder del estado. Es que en una democracia republicana el ciudadano se desarma y le entrega el monopolio de la fuerza al estado para que este defienda el derecho a la vida, la libertad y la propiedad de las personas. Si luego de asumido el poder mediante el voto, la persona elegida usa el monopolio de la fuerza contra los ciudadanos, la democracia republicana muta en dictadura y resulta muy difícil quitársela de encima sin derramar sangre.

¿Hay límite para el Estado de Bienestar?


(Miércoles, 10 Mayo 2017)

DIEGO BARCELÓ

Todos estamos de acuerdo en que el Estado debe actuar en un grupo de áreas, que podríamos llamar sus competencias “clásicas”: administración de justicia, seguridad interior, control de fronteras, defensa exterior, relaciones exteriores y planificación de obras de infraestructura. La mayoría estamos de acuerdo en que también debe garantizar el acceso a ciertos servicios de educación y salud. En la actualidad, el Estado hace muchísimo más.

El avance del sector público comienza, fundamentalmente, como respuesta a la crisis de los años 30. Por una parte, con la intención de alcanzar el pleno empleo y moderar la amplitud de los ciclos económicos, se pusieron en marcha políticas monetarias y fiscales activas. Eso derivó en una mayor intervención estatal (nacionalizaciones, creación de empresas públicas, etc.), además de una creciente regulación de la actividad económica (fijación de precios y salarios, cuotas, permisos, cupos, etc.). Al mismo tiempo, se fue construyendo el “Estado del Bienestar”, con la creación de sistemas de previsión que aseguraran a los ciudadanos frente a distintas contingencias (jubilación, desempleo, enfermedad, invalidez, etc.).

Y sigue creciendo hasta un punto que la realidad muestra que es imposible de financiar. Eso de los “nuevos derechos” es un gran engaño. Sin embargo, los socialistas de todos los partidos no solo quieren restablecer las prestaciones que la realidad obliga a suprimir, sino que proponen avanzar aún más allá, con una renta básica universal.

¿Hasta dónde puede crecer el Estado del Bienestar? ¿Cuál es su límite? La verdad es que para los socialistas de todos los partidos tal límite no existe. Sólo dos ejemplos recientes. En Alemania, el Partido Verde ha propuesto la provisión de “asistencia sexual” con cargo a la Seguridad Social. En Italia, se aprobó un bono de 500 euros para todos los que cumplan 18 años para gastar en “cultura”.

Cambiar la receta populista


(Jueves, 04 Mayo 2017)

OVIDIO ROCA 

Cuando los gobiernos populistas terminan de desarmar el país, enfrentar entre sí a sus habitantes y sobre todo dilapidar los recursos; eventualmente se ven obligados a salir o son expulsados del poder. Luego es a otros a quien les queda la dura e ingrata tarea de reconstruir el país, la sociedad, la economía y esto implica trabajo y sacrificios que el pueblo cebado de populismo y demagogia no está dispuesto a aceptar.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook