Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Los partidos en favor del capitalismo


(Miércoles, 12 Octubre 2016)

ALBERTO MANSUETI 

Para una empresa, hay dos vías que llevan a la cima del éxito: una es la buena relación precio-calidad de lo que ofrece, y leal competencia, en mercados abiertos. La otra es la buena relación de “amistad” con los Gobiernos, para obtener favores “especiales”.

La primera es la vía del capitalismo liberal; la otra es la del capitalismo mercantilista o simplemente “mercantilismo”. El economista Luigi Zingales trata el tema en su libro A Capitalism for the People: Recapturing the Lost Genius of American Prosperity, de 2012. El título se traduce al español como “Capitalismo para el pueblo”. Pero la expresión “Capitalismo popular” ha sido muy desvirtuada por los politiqueros (mercachifles de la política) de la “derecha mala”; por eso es mejor “capitalismo para todos”, opuesto al “mercantilismo” que es “capitalismo para los amigotes”.

Un buen empresario puede llegar a la cima por la vía ética; pero una vez que su empresa se hizo grande, si se hace amigote de los politiqueros estatistas, puede “patear la escalera”, para que nadie más pueda elevarse y desplazarle. Así se convierte en mercantilista, anota Zingales.

A los liberales clásicos, partidarios de la libre competencia y los mercados abiertos, Zingales nos tiene un importante mensaje: el libre mercado es un “bien público”. No es un “bien privado”, como p. ej. una bebida gaseosa. (1) En los bienes privados hay “rivalidad” en el consumo: esa lata de refresco que yo me tomo, no la puede tomar otro. Y es “posible la exclusión”: el vendedor no le vende refrescos a quien no paga por ellos. (2) En los bienes públicos en cambio, p. ej. una patrulla policial que haga la ronda por un vecindario, la seguridad que gana el vecino A, no disminuye la de su vecino B. Y si B no paga, no hay forma de “excluirlo” de la seguridad que brinda la patrulla.

El NO da a Colombia la oportunidad de una paz duradera


(Martes, 11 Octubre 2016)

HANA FISCHER 

El domingo dos de octubre los colombianos rechazaron el acuerdo de paz negociado entre el presidente Juan Manuel Santos y las Farc en Cuba. El resultado fue de 50,21 % a favor del No y 49,78 % que votó el Sí.

Podría parecer que la diferencia entre ambas posturas es mínima. Pero no es así. En una elección el sentir popular se expresa de varias maneras, una de ellas es absteniéndose de votar. Teniendo en cuenta que en el mencionado plebiscito el 63 % de la población no acudió a las urnas, eso significa que únicamente el 18 % de los colombianos apoyaron el Sí. Es decir, una ínfima porción.

Por otra parte, teniendo en cuenta la relevancia del tema, es imposible atribuir dicha actitud a la indiferencia. Por consiguiente, la interpretación lógica es que esas personas con su abstención, emitieron un potente mensaje hacia aquellos que negociaron el acuerdo: no les tenemos confianza.

Las razones son varias
El lugar escogido para negociar fue Cuba, contando con el beneplácito de los hermanos Castro que apoyaron el acuerdo, tal como prueba el hecho de que Raúl haya asistido en persona a la firma del Acuerdo Final en Cartagena. También el chavismo lo respaldó. Conociendo la forma en que ambos regímenes conciben la democracia, ese aval es una advertencia del modo en que podrían evolucionar sus instituciones republicanas si las FARC tomaran el poder.

Santos negoció el acuerdo contando con índices de aprobación muy bajos (alrededor del 29 %), por lo que su capital político era exiguo al momento de firmarlo. Por otra parte, en muchos aspectos lo negociado riñe con el sistema republicano y democrático de gobierno.

Santos, el Nobel ¿y ahora qué?


(Martes, 11 Octubre 2016)

CARLOS ALBERTO MONTANER

Juan Manuel Santos obtuvo el Premio Nobel de la Paz a los cinco días de haber perdido el plebiscito en el que la mayoría de los colombianos rechazó los acuerdos suscritos con las FARC.

¿Qué sucedió? Probablemente, la decisión final haya sido tomada hace varias semanas por los miembros del Comité Noruego del Nobel. Se daba por seguro que Santos ganaría el plebiscito por un amplio margen y el Premio reforzaría su autoridad moral.

El lunes 3 de octubre, cuando supieron en Oslo que Santos había fracasado, era muy tarde para revocar la selección. Ya todo estaba dispuesto y encaminado. Al fin y al cabo, el testamento de Alfred Nobel ordenaba que se galardonara a quien “más o mejor” haya luchado por la paz. De acuerdo con el veredicto de los colombianos, Santos no lo había hecho bien, pero llevaba varios años de esfuerzos.

No obstante, la concesión del Nobel llega en un momento extraño. El presidente Santos no acaba de aceptar que los acuerdos de paz fueron anulados por la decisión soberana del pueblo colombiano. En el plebiscito se les preguntaba si aprobaban o rechazaban los pactos consignados en el documento de 297 páginas y, contra todo pronóstico, los rechazaron. Esos acuerdos no existen, salvo como experiencia para comenzar de cero una nueva negociación.

Chepite-El Bala: ¿consulta previa o derecho exclusivo?


(Martes, 11 Octubre 2016)

IVAN ARIAS 

En 2015, ENDE adjudicó a la empresa italiana Geodata una consultoría cuyo principal objetivo era "realizar el estudio de identificación para el proyecto hidroeléctrico denominado Angosto de El Bala” por 25 millones de bolivianos. El 27 de julio de 2016, el Gobierno firmó con la misma empresa, por invitación directa, el contrato para el estudio de diseño final del proyecto El Bala (3.676 MW). Según el primer informe de Geodata, al nivel 400 msnm se estima una superficie inundada de 680 km2 (68.000 ha).

Debido a que la principal represa se hará en el angosto de El Chepite, además de inundar parte de los parques y territorios indígenas del Madidi y Pilón Lajas, se anegará una extensa porción de los valles de los ríos Alto Beni y Kaka, afectando a poblaciones como Inicua, Mayaya, Puerto Linares, Santa Ana de Mosetenes, Santa Rosa y Sapecho, entre otros. Actualmente, Brasil produce energía eléctrica a 20 USD/MWh, El Bala producirá a 81 USD/MWh, ¿qué se esconde tras esta locura?

Preguntas sobre la democracia


(Martes, 11 Octubre 2016)

EDUARDO BOWLES

Mucha tela para cortar ayer en la conmemoración de los 34 años de la recuperación de la democracia. Algunas críticas para el “proceso de cambio” y lo que algunos creen que ha sido un retroceso en la marcha iniciada en 1982. Por supuesto, los voceros del Gobierno defendiendo las “grandes conquistas” de la “refundación” del país y por tanto, la reinvención del sistema democrático. El vicepresidente no podía quedar ausente con su clásica agresividad y tildó de “ignorantes” a los que aseguran que Bolivia está viviendo una dictadura. Esa respuesta habla por sí sola y no deja lugar a dudas.

¿Por qué Tránsito no es municipal?


(Martes, 11 Octubre 2016)

JAVIER PAZ 

En Santa Cruz de la Sierra uno puede encontrar infracciones al Código de Tránsito casi en cada esquina. Ya no hablemos de vehículos parqueados en doble fila, sino incluso hasta en triple fila; micreros que no respetan el semáforo y que se suben a las aceras para adelantar vehículos, autos parqueados en plena avenida, el insultante humo de los micros, etc. y la policía de Tránsito brilla por su ausencia.

Colombia, una paz vergonzosa


(Martes, 11 Octubre 2016)

RENZO ABRUZZESE 

Cerca de 5,7 millones de víctimas en calidad de desplazados forzados, 220.000 muertos (casi un cuarto de millón) más de 25.000 desaparecidos y casi 30.000 secuestrados y extorsionados.

Esos son los números que el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) de Colombia le ha puesto a una guerra de más de medio siglo que empezó como un brote revolucionario en pos del hombre nuevo y terminó como un genocidio vinculado a los sectores delincuenciales más funestos de la historia del vecino país.

El NO colombiano como verdadera oportunidad para la paz


(Miércoles, 05 Octubre 2016)

CARLOS ALBERTO MONTANER

La victoria del NO en el plebiscito colombiano es un inesperado fenómeno político con enormes consecuencias para Colombia y la región.

Parecía imposible que la sociedad colombiana reaccionara de esa manera frente a la enorme campaña publicitaria montada por el gobierno de Juan Manuel Santos.

La pregunta había sido formulada de manera tramposa. Parecía que optar por el NO era negarse a la paz, cuando, en realidad, lo que quería la mayoría de los colombianos era poner fin al conflicto, pero sin entregarles a las FARC una serie de privilegios políticos, económicos y jurídicos, que convertía a la banda narcoterrorista en un partido encaminado a lograr por otros medios lo que no consiguió con sus delitos.

Santos se las arregló para que, de alguna manera, votar por el NO fuera votar contra el papa, contra John Kerry, contra Ban Ki-moon y contra el rey de Juan Carlos I de España, que estuvieron en Catagena junto a otras figuras internacionales, irresponsablemente convocadas por Juan Manuel Santos para celebrar lo que parecía un triunfo apabullante.

¿Por qué más de la mitad de los electores eligió el NO? Por tres razones fundamentales:

Porque existía y existe un profundo rechazo y desconfianza hacia las FARC, que nunca han tenido más del 2 o 3 por ciento de apoyo en el país, debido a sus crímenes repugnantes.

¿Qué ha hecho la democracia neoliberal por nosotros?


(Miércoles, 05 Octubre 2016)

DIEGO AYO

Cuánta razón tienen los bravos revolucionarios al sentenciar como neoliberal -una especie de canalla a sueldo- a cuanto mortal que haya laburado en el Gobierno en el periodo anterior al ascenso de Evo Morales el 2006.

Aciertan al mostrar que nada se hizo en este oscuro periodo democrático. Es pues de aplaudir de pie el prólogo introductorio de la nueva Constitución que habla de "aquellos tiempos inmemoriales cuando todos éramos felices y correteábamos descalzos por las praderas andinas” (o algo así) hasta que llegaron los colonizadores.

La gran mentira del Socialismo del Siglo XXI


(Martes, 04 Octubre 2016)

JUAN RAMÓN RALLO

Jeremy Corbyn ha sido reelegido líder del Partido Laborista reivindicando un “socialismo municipalista para el siglo XXI” frente “al sistema de libre mercado que ha generado una desigualdad grotesca y unos estándares de vida estancados”. O en otras palabras: tras el desastroso experimento de las últimas décadas, consistente en haber desmantelado el Estado en favor de un liberalismo de corte radical, toca que el Estado vuelva a crecer sin freno para recuperar el terreno perdido.

Nadie se atreve a mentar la palabra, pero está en el magín de los dirigentes socialistas: “Escisión”. Esto es, que el partido se rompa en dos y lo haga por la izquierda, el lado de Sánchez
El problema de esta ideologizada narrativa política es que no se ajusta a la realidad. Durante las últimas décadas, no ha habido ningún desmantelamiento del Estado: al contrario, ha habido una consolidación del Estado hipertrofiado en los niveles más altos de su historia. Basta con analizar la evolución del gasto público durante los últimos 130 años para comprobar que los estados han ido parasitando expansivamente a familias y empresas para manejar oligárquicamente la riqueza por ellos generada:

El liberalismo político vivió su apogeo desde mediados del siglo XIX hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. Durante este periodo, el tamaño del Estado oscilaba entre el 5% del PIB (en el caso de las naciones más liberales, como EEUU) y el 15% del PIB (en el caso de los estados más intervencionistas, como Italia o Alemania). Las dos guerras mundiales y el consenso socialdemócrata posterior elevaron ese gasto hasta una horquilla de entre el 35% y el 45% del PIB, esto es, hasta nueve veces más que en el periodo liberal.

La Paz no es claudicar ante el terrorismo


(Martes, 04 Octubre 2016)

ÁLVARO URIBE

Con ciudadanos de diversos pensamientos hemos resuelto decir sí a la paz votando no en el plebiscito de mañana domingo.

Otro no para el populismo


(Martes, 04 Octubre 2016)

EDUARDO BOWLES 

Antes de hablar de los resultados del plebiscito celebrado en Colombia el pasado domingo, hay que aclarar que ni los colombianos que votaron por el “No” o cualquiera que critique el pacto firmado por las FARC, está en contra de la paz, sino todo lo contrario, ya que la impunidad, la farsa y el cálculo político –principales características del acuerdo-, no son garantía del cese de la violencia.

Repensar las instituciones


(Martes, 04 Octubre 2016)

ROGER MARIO LÓPEZ 

Recientemente, el Fraser Institute de Canadá lanzó la versión 2016 del Índice de Libertad Económica del Mundo, el cual coloca a Bolivia en la posición 124 entre 159 economías, una posición peor a la de 2015 (108 de 157). Independientemente del sesgo ideológico con el cual cada uno mire la realidad, el indicador es un esfuerzo notable de sistematizar información con la cual se puede juzgar el desempeño de distintas áreas de la economía nacional. Además, el índice trata de captar la libertad económica en 5 pilares que aglomeran, en total, 42 variables. Dichos pilares son: tamaño del Estado, institucionalidad, solidez del sistema monetario, libertad de comercio internacional y regulaciones al crédito, trabajo y negocios.

Un crimen sin víctimas


(Martes, 04 Octubre 2016)

JAVIER PAZ

La reciente publicidad de una empresa de muebles, en la que una modelo aparece desnuda, ha despertado las reacciones más campechanas en el país. Los activistas han salido a criticar el spot como machista, degradante contra la mujer, llegando a pedir sanciones penales contra la empresa. Incluso el mismo defensor del pueblo ha acusado a la empresa de “cosificación de la mujer” y otros supuestos delitos. Tal vez el hecho de que un tipo mediocre que llegó al cargo por servilismo y para no molestar al partido de Gobierno se involucre en la demanda, demuestra lo pueril de la misma.

¿Habrá paz en Colombia?


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

EDUARDO BOWLES

Parece lejano para Bolivia hablar de la paz en Colombia, pero a lo largo del presente análisis, el lector se dará cuenta de que existe una íntima relación, especialmente por los vínculos que tiene el tema con el narcotráfico.

Santos les hace trampas a los colombianos


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

MARY ANASTASIA O´GRADY

La paradoja de la política de relaciones exteriores

El fracaso de la izquierda


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

EDUARDO BOWLES

Pese a las evidencias indiscutibles, algunos intelectuales que se hacen llamar “progresistas”, afirman que no es la izquierda la que ha fracasado nuevamente en América Latina, sino algunos líderes, partidos o movimientos que en algún momento se identificaron con ciertas ideologías tipificadas como izquierdistas, pero que en el fondo no eran genuinos representantes de estas tendencias, que no llegaron a encajar en los postulados teóricos socialistas o que simplemente fueron boicoteados antes de cumplir sus utopías.

El populismo, la venganza de la mediocridad


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

DANIEL LACALLE

No nos debe sorprender que el éxito de las propuestas populistas

Colombia y su atroz futuro


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

CARLOS ALBERTO MONTANER

El gobierno de Bogotá y los narcoguerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las tristemente célebres FARC, han llegado a un acuerdo de paz tras 52 años de violenta insurgencia por parte de este brazo armado del Partido Comunista. Hay otras guerrillas igualmente comunistas, como el Ejército de Liberación Nacional o ELN, auspiciadas por Cuba en los años sesenta, pero las más fuertes y destructivas han sido las de las FARC.

Las FARC creían en el marxismo-leninismo y trataron denodadamente de construir en el país una sociedad semejante a la cubana o a la soviética, comenzando su labor de demolición de la democracia liberal en medio de la Guerra Fría.

Debo aclarar para los colombianos, y acaso para los que no lo son, que la expresión democracia liberal nada tiene que ver con el partido que lleva esa palabra en el nombre, sino con un modelo político que incluye el pluripartidismo, la alternancia en el gobierno, el respeto por las libertades y los derechos humanos, incluida la propiedad privada, la separación de poderes, la transparencia en los actos de gobierno y la existencia de un mercado abierto en el que las personas y las empresas realicen sus transacciones económicas. Es decir, el Estado que los comunistas califican de burgués y que las FARC se empeñaron en destruir.

Para lograr ese objetivo, y como una forma de aterrorizar a la población, las FARC asaltaron, secuestraron y vendieron rehenes, o los asesinaron, violaron muchachas campesinas, convirtieron por la fuerza a niños en guerrilleros, obligándolos a matar, colocaron bombas en lugares públicos y cometieron toda clase de crímenes atroces, incluyendo el cultivo, venta y exportación de cocaína, hasta convertirse en uno de los cárteles más poderosos del mundo. Exportaban la droga, fundamentalmente hacia territorio de Estados Unidos, el más odiado de los enemigos.

Municipios: turismo camba y colla


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

IVÁN ARIAS 

Uno de los problemas que tienen los workcity del municipio de La Paz, para sus fines de semana y feriados, es que no tienen áreas de esparcimiento fuera de su jurisdicción, en cuanto cantidad y calidad. A diferencia de los municipios de Cercado en Cochabamba y de Santa Cruz de la Sierra, cuyos ciudadanos y ciudadanas pueden salir, los fines de semana y feriados, a municipios aledaños y encontrar una variada oferta para el descanso, y la diversión. Los habitantes del municipio de La Paz no tienen mucho que escoger y lo que hay no es de calidad.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook