Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Preguntas sobre la democracia


(Martes, 11 Octubre 2016)

EDUARDO BOWLES

Mucha tela para cortar ayer en la conmemoración de los 34 años de la recuperación de la democracia. Algunas críticas para el “proceso de cambio” y lo que algunos creen que ha sido un retroceso en la marcha iniciada en 1982. Por supuesto, los voceros del Gobierno defendiendo las “grandes conquistas” de la “refundación” del país y por tanto, la reinvención del sistema democrático. El vicepresidente no podía quedar ausente con su clásica agresividad y tildó de “ignorantes” a los que aseguran que Bolivia está viviendo una dictadura. Esa respuesta habla por sí sola y no deja lugar a dudas.

¿Por qué Tránsito no es municipal?


(Martes, 11 Octubre 2016)

JAVIER PAZ 

En Santa Cruz de la Sierra uno puede encontrar infracciones al Código de Tránsito casi en cada esquina. Ya no hablemos de vehículos parqueados en doble fila, sino incluso hasta en triple fila; micreros que no respetan el semáforo y que se suben a las aceras para adelantar vehículos, autos parqueados en plena avenida, el insultante humo de los micros, etc. y la policía de Tránsito brilla por su ausencia.

Colombia, una paz vergonzosa


(Martes, 11 Octubre 2016)

RENZO ABRUZZESE 

Cerca de 5,7 millones de víctimas en calidad de desplazados forzados, 220.000 muertos (casi un cuarto de millón) más de 25.000 desaparecidos y casi 30.000 secuestrados y extorsionados.

Esos son los números que el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) de Colombia le ha puesto a una guerra de más de medio siglo que empezó como un brote revolucionario en pos del hombre nuevo y terminó como un genocidio vinculado a los sectores delincuenciales más funestos de la historia del vecino país.

El NO colombiano como verdadera oportunidad para la paz


(Miércoles, 05 Octubre 2016)

CARLOS ALBERTO MONTANER

La victoria del NO en el plebiscito colombiano es un inesperado fenómeno político con enormes consecuencias para Colombia y la región.

Parecía imposible que la sociedad colombiana reaccionara de esa manera frente a la enorme campaña publicitaria montada por el gobierno de Juan Manuel Santos.

La pregunta había sido formulada de manera tramposa. Parecía que optar por el NO era negarse a la paz, cuando, en realidad, lo que quería la mayoría de los colombianos era poner fin al conflicto, pero sin entregarles a las FARC una serie de privilegios políticos, económicos y jurídicos, que convertía a la banda narcoterrorista en un partido encaminado a lograr por otros medios lo que no consiguió con sus delitos.

Santos se las arregló para que, de alguna manera, votar por el NO fuera votar contra el papa, contra John Kerry, contra Ban Ki-moon y contra el rey de Juan Carlos I de España, que estuvieron en Catagena junto a otras figuras internacionales, irresponsablemente convocadas por Juan Manuel Santos para celebrar lo que parecía un triunfo apabullante.

¿Por qué más de la mitad de los electores eligió el NO? Por tres razones fundamentales:

Porque existía y existe un profundo rechazo y desconfianza hacia las FARC, que nunca han tenido más del 2 o 3 por ciento de apoyo en el país, debido a sus crímenes repugnantes.

¿Qué ha hecho la democracia neoliberal por nosotros?


(Miércoles, 05 Octubre 2016)

DIEGO AYO

Cuánta razón tienen los bravos revolucionarios al sentenciar como neoliberal -una especie de canalla a sueldo- a cuanto mortal que haya laburado en el Gobierno en el periodo anterior al ascenso de Evo Morales el 2006.

Aciertan al mostrar que nada se hizo en este oscuro periodo democrático. Es pues de aplaudir de pie el prólogo introductorio de la nueva Constitución que habla de "aquellos tiempos inmemoriales cuando todos éramos felices y correteábamos descalzos por las praderas andinas” (o algo así) hasta que llegaron los colonizadores.

La gran mentira del Socialismo del Siglo XXI


(Martes, 04 Octubre 2016)

JUAN RAMÓN RALLO

Jeremy Corbyn ha sido reelegido líder del Partido Laborista reivindicando un “socialismo municipalista para el siglo XXI” frente “al sistema de libre mercado que ha generado una desigualdad grotesca y unos estándares de vida estancados”. O en otras palabras: tras el desastroso experimento de las últimas décadas, consistente en haber desmantelado el Estado en favor de un liberalismo de corte radical, toca que el Estado vuelva a crecer sin freno para recuperar el terreno perdido.

Nadie se atreve a mentar la palabra, pero está en el magín de los dirigentes socialistas: “Escisión”. Esto es, que el partido se rompa en dos y lo haga por la izquierda, el lado de Sánchez
El problema de esta ideologizada narrativa política es que no se ajusta a la realidad. Durante las últimas décadas, no ha habido ningún desmantelamiento del Estado: al contrario, ha habido una consolidación del Estado hipertrofiado en los niveles más altos de su historia. Basta con analizar la evolución del gasto público durante los últimos 130 años para comprobar que los estados han ido parasitando expansivamente a familias y empresas para manejar oligárquicamente la riqueza por ellos generada:

El liberalismo político vivió su apogeo desde mediados del siglo XIX hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial. Durante este periodo, el tamaño del Estado oscilaba entre el 5% del PIB (en el caso de las naciones más liberales, como EEUU) y el 15% del PIB (en el caso de los estados más intervencionistas, como Italia o Alemania). Las dos guerras mundiales y el consenso socialdemócrata posterior elevaron ese gasto hasta una horquilla de entre el 35% y el 45% del PIB, esto es, hasta nueve veces más que en el periodo liberal.

La Paz no es claudicar ante el terrorismo


(Martes, 04 Octubre 2016)

ÁLVARO URIBE

Con ciudadanos de diversos pensamientos hemos resuelto decir sí a la paz votando no en el plebiscito de mañana domingo.

Otro no para el populismo


(Martes, 04 Octubre 2016)

EDUARDO BOWLES 

Antes de hablar de los resultados del plebiscito celebrado en Colombia el pasado domingo, hay que aclarar que ni los colombianos que votaron por el “No” o cualquiera que critique el pacto firmado por las FARC, está en contra de la paz, sino todo lo contrario, ya que la impunidad, la farsa y el cálculo político –principales características del acuerdo-, no son garantía del cese de la violencia.

Repensar las instituciones


(Martes, 04 Octubre 2016)

ROGER MARIO LÓPEZ 

Recientemente, el Fraser Institute de Canadá lanzó la versión 2016 del Índice de Libertad Económica del Mundo, el cual coloca a Bolivia en la posición 124 entre 159 economías, una posición peor a la de 2015 (108 de 157). Independientemente del sesgo ideológico con el cual cada uno mire la realidad, el indicador es un esfuerzo notable de sistematizar información con la cual se puede juzgar el desempeño de distintas áreas de la economía nacional. Además, el índice trata de captar la libertad económica en 5 pilares que aglomeran, en total, 42 variables. Dichos pilares son: tamaño del Estado, institucionalidad, solidez del sistema monetario, libertad de comercio internacional y regulaciones al crédito, trabajo y negocios.

Un crimen sin víctimas


(Martes, 04 Octubre 2016)

JAVIER PAZ

La reciente publicidad de una empresa de muebles, en la que una modelo aparece desnuda, ha despertado las reacciones más campechanas en el país. Los activistas han salido a criticar el spot como machista, degradante contra la mujer, llegando a pedir sanciones penales contra la empresa. Incluso el mismo defensor del pueblo ha acusado a la empresa de “cosificación de la mujer” y otros supuestos delitos. Tal vez el hecho de que un tipo mediocre que llegó al cargo por servilismo y para no molestar al partido de Gobierno se involucre en la demanda, demuestra lo pueril de la misma.

¿Habrá paz en Colombia?


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

EDUARDO BOWLES

Parece lejano para Bolivia hablar de la paz en Colombia, pero a lo largo del presente análisis, el lector se dará cuenta de que existe una íntima relación, especialmente por los vínculos que tiene el tema con el narcotráfico.

Santos les hace trampas a los colombianos


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

MARY ANASTASIA O´GRADY

La paradoja de la política de relaciones exteriores

El fracaso de la izquierda


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

EDUARDO BOWLES

Pese a las evidencias indiscutibles, algunos intelectuales que se hacen llamar “progresistas”, afirman que no es la izquierda la que ha fracasado nuevamente en América Latina, sino algunos líderes, partidos o movimientos que en algún momento se identificaron con ciertas ideologías tipificadas como izquierdistas, pero que en el fondo no eran genuinos representantes de estas tendencias, que no llegaron a encajar en los postulados teóricos socialistas o que simplemente fueron boicoteados antes de cumplir sus utopías.

El populismo, la venganza de la mediocridad


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

DANIEL LACALLE

No nos debe sorprender que el éxito de las propuestas populistas

Colombia y su atroz futuro


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

CARLOS ALBERTO MONTANER

El gobierno de Bogotá y los narcoguerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las tristemente célebres FARC, han llegado a un acuerdo de paz tras 52 años de violenta insurgencia por parte de este brazo armado del Partido Comunista. Hay otras guerrillas igualmente comunistas, como el Ejército de Liberación Nacional o ELN, auspiciadas por Cuba en los años sesenta, pero las más fuertes y destructivas han sido las de las FARC.

Las FARC creían en el marxismo-leninismo y trataron denodadamente de construir en el país una sociedad semejante a la cubana o a la soviética, comenzando su labor de demolición de la democracia liberal en medio de la Guerra Fría.

Debo aclarar para los colombianos, y acaso para los que no lo son, que la expresión democracia liberal nada tiene que ver con el partido que lleva esa palabra en el nombre, sino con un modelo político que incluye el pluripartidismo, la alternancia en el gobierno, el respeto por las libertades y los derechos humanos, incluida la propiedad privada, la separación de poderes, la transparencia en los actos de gobierno y la existencia de un mercado abierto en el que las personas y las empresas realicen sus transacciones económicas. Es decir, el Estado que los comunistas califican de burgués y que las FARC se empeñaron en destruir.

Para lograr ese objetivo, y como una forma de aterrorizar a la población, las FARC asaltaron, secuestraron y vendieron rehenes, o los asesinaron, violaron muchachas campesinas, convirtieron por la fuerza a niños en guerrilleros, obligándolos a matar, colocaron bombas en lugares públicos y cometieron toda clase de crímenes atroces, incluyendo el cultivo, venta y exportación de cocaína, hasta convertirse en uno de los cárteles más poderosos del mundo. Exportaban la droga, fundamentalmente hacia territorio de Estados Unidos, el más odiado de los enemigos.

Municipios: turismo camba y colla


(Miércoles, 28 Septiembre 2016)

IVÁN ARIAS 

Uno de los problemas que tienen los workcity del municipio de La Paz, para sus fines de semana y feriados, es que no tienen áreas de esparcimiento fuera de su jurisdicción, en cuanto cantidad y calidad. A diferencia de los municipios de Cercado en Cochabamba y de Santa Cruz de la Sierra, cuyos ciudadanos y ciudadanas pueden salir, los fines de semana y feriados, a municipios aledaños y encontrar una variada oferta para el descanso, y la diversión. Los habitantes del municipio de La Paz no tienen mucho que escoger y lo que hay no es de calidad.

¿por qué gobiernan los peores?


(Martes, 27 Septiembre 2016)

VÍCTOR PAVÓN 

“Hay fuertes razones para creer que lo peor de los regímenes dictatoriales no son un accidente, sino que son fenómenos que el totalitarismo tiene que producir por fuerza más temprano o más tarde. De la misma manera que el gobernante democrático que se dispone a planificar la economía tendrá que enfrentarse con la alternativa de asumir poderes dictatoriales o abandonar sus planes”. F. Hayek, Camino de Servidumbre.

Siguiendo al citado pensador, la pregunta es: ¿por qué los peores gobiernan en las democracias? Y la expresión peor, en este caso, se refiere a que la democracia contiene fuertes incentivos para premiar a los demagogos y populistas moralmente desinhibidos, corruptos y hasta peligrosos.

Las elecciones por más transparentes y populares que sean, no son garantía alguna para evitar que aquellos lleguen al poder. ¿Por qué ocurre esto? La degradación de la democracia no es un tema menor. Y menos aún en un país como el nuestro. Así como la dictadura cayó víctima de su insoportable descomposición, a la democracia también le ocurre lo mismo. Ejemplos hay muchos. Para no ir tan lejos en el tiempo ni en la geografía, citemos el caso de Venezuela que, de ser la “democracia modelo” en Latinoamérica antes de Chávez, ocurrió que los demócratas les mintieron tanto a la gente con promesas de empleos y mejor calidad de vida, cuando que en realidad nada de ello ocurrió aún con elecciones transparentes.

El sueño por la paz puede convertirse en una pesadilla


(Martes, 27 Septiembre 2016)

PLINIO APULEYO

El acuerdo final suscrito por el Gobierno y las Farc será sometido a consideración de los colombianos en un plebiscito que tendrá lugar el próximo 2 de octubre. Abarca 297 páginas que muy pocos han tenido la paciencia de leer. Son densas, abordan temas muy complejos y a veces resultan nada claras para el ciudadano común. No obstante, sin tener un real conocimiento del acuerdo, el elector se encontrará a la hora de votar con una pregunta para la cual solo existen dos opciones: un sí o un no.

Redactada con su conocida astucia de hábil jugador de póquer por el presidente Santos, la pregunta dice así: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”. A cualquier observador extranjero el voto por el no debe de resultarle exótico, incomprensible, como si su depositario fuese amigo de la guerra.

Por cierto, este es el camino que sigue la estruendosa propaganda oficial. Su lema “Sí a la paz, no a la guerra” invade no solo todos los medios de comunicación, sino también ventanas y edificios con carteles con la seráfica imagen de una paloma. En la televisión y la radio se pregunta a los colombianos si desean el fin del secuestro, de la extorsión, de los atentados, del reclutamiento de menores y de otras tantas acciones que desde hace más de cincuenta años vienen asolando el país.

Por qué votaré no


(Martes, 27 Septiembre 2016)

FERNANDO LONDOÑO 

1)Porque me opongo a una Constitución “blindada” de 297 páginas a espacio sencillo, que nos condena para siempre a lo que en ella se dispone. Es una barbaridad, así fuera la Constitución más sabia. Pero es monstruosa. Ni los hijos de los hijos de nuestros hijos la podrían modificar.

2)Porque crea un sistema de impunidad detestable, con horrendo valor ejemplarizante. No hay delincuente potencial que no quiera un trato semejante. Las penas previstas en ese mamotreto son un mal chiste. Lo dijo Vivanco, el Director de Human Rights Watch. “La clemencia asesinaría si perdonase a los que matan”. (Shakespeare en Romeo y Julieta)

3)Porque no es acto de paz, sino una declaración de guerra. La “lucha contra las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo” es un capítulo entero de esta aberración. Claro que serán ellas, las FARC, las que digan quiénes serían denominados como sus enemigos, para matarlos o encarcelarlos.

4)Porque me niego a vivir en una Patria comunista. En diez millones de hectáreas, dos veces el Departamento de Antioquia, se formará una “economía campesina, familiar y comunitaria” que dominarán económica, social y políticamente las FARC, que nunca, ni ahora mismo, han renunciado a su credo marxista leninista. Está claro cuáles tierras serán despojadas y a quiénes se les practicará ese despojo.

El engaño populista


(Lunes, 26 Septiembre 2016)

ARTURO YAÑEZ

Es el título de uno de los libros más deliciosos que acabo de leer, escrito por Axel Kaiser y Gloria Álvarez (Ediciones Deusto, Barcelona, junio de 2016). Describen magistralmente la anatomía de la mentalidad populista y plantean cómo rescatar nuestras repúblicas de ese flagelo que aunque en decadencia, azota América Latina y amenaza hacerlo, en otros confines.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook