Buscar en nuestras publicaciones:

Análisis



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

El huracán María y el destino de Puerto Rico


(Miércoles, 27 Septiembre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

La devastación es absoluta. El gobierno federal declaró a Puerto Rico zona de desastre total. Lo es con creces. Antes del ciclón la deuda puertorriqueña bordeaba los 120.000 millones de dólares, de la cual la mayor parte era del sector público. Tras el paso de este monstruo, la destrucción causada tal vez triplique esos costos. Solamente rehacer las infraestructuras eléctricas y viarias está mucho más allá de las fuerzas económicas isleñas.

No obstante, Puerto Rico tiene soluciones a medio y largo plazo. De acuerdo con el CIA World Facebook, el manual de estadísticas internacionales más visitado del mundo, posee, medido en poder adquisitivo, el mayor PIB per cápita de América Latina: US$ 38.400, pese a que el 13.7% de la fuerza laboral está desempleada. PIB per cápita más alto, por cierto, que los de España, Nueva Zelanda e Italia. Exporta 70 mil millones de dólares e importa 71 mil. El doble de lo que exporta Venezuela. Más que Argentina y Chile. En América Latina, sólo Brasil y México poseen un comercio internacional más intenso, pero no puede olvidarse que Puerto Rico apenas cuenta con 3.300.000 habitantes, mientras Brasil excede los 200 y México los 120 millones.

El presidente Donald Trump le prestará todo su apoyo a Puerto Rico. Ése es un buen síntoma. El Congreso, bajo cuya responsabilidad recaen los asuntos de la Isla del Encanto, seguramente responderá con largueza a los pedidos de ese territorio. Al fin y al cabo, desde hace 100 años los boricuas son ciudadanos norteamericanos.

Ésa es la clave. En 1917, cuando mandaba Woodrow Wilson y en la Isla vivían, más o menos, 1.250,000 personas, el Congreso aprobó lo que se conoce como Ley Jones o Acta de Puerto Rico. Si no se hubiera promulgado, Washington hoy hubiera podido otorgarle la independencia unilateralmente a los puertorriqueños y desembarazarse del problema, como hicieron con los filipinos en 1946. La Ley Jones les concede a los puertorriqueños toda la protección legal con que la Constitución norteamericana ampara a los suyos, y, naturalmente, las limitaciones que impone a los Estados de la Unión.

La incómoda Constitución


(Jueves, 21 Septiembre 2017)

EDUARDO BOWLES

En 2009, el constitucionalista cruceño Juan Carlos Urenda publicó un libro titulado “El Estado Catoblepas”, haciendo alusión a un mito etíope que fue interpretado por numerosos pensadores como Leonardo Da Vinci, Borges, Flauvert y también algunos pensadores romanos y griegos. La obra alude a un horrible monstruo que se devora a sí mismo y a ese ritmo va adquiriendo formas cada vez más horrendas, al punto que muchos huyen de él, mientras otros tratan de matarlo.

Urenda se refería aquella vez a las innumerables contradicciones que incorporó el “proceso de cambio” en la nueva Constitución aprobada en enero de 2009 y que se volcaron en su contra, como la creación de territorios indígenas que terminaron convirtiéndose en un obstáculo para los apetitos extractivistas de un Gobierno que se ha vuelto insaciable a la hora de devorar recursos públicos. Todo el ecologismo que se imprimió en esa carta magna se desdibujó con la embestida depredadora que está llevando adelante el régimen.

Es tal el divorcio y el desconocimiento entre lo que se escribió aquella vez y lo que se hace hoy, que hace unos días el vicepresidente García Linera dijo que eso de los “parques nacionales” es un invento de los gringos, cuando en realidad, las reservas naturales y demás formas de preservar y cuidar los bosques están presentes en la Constitución, aprobada a fuego y sangre, haciendo gala de la soberanía y una visión revolucionaria, libre de ataduras imperialistas y colonialistas.

La bomba de Kim Jong-un


(Jueves, 21 Septiembre 2017)

MARIO VARGAS LLOSA 

Hijo y nieto de tiranos, tirano él mismo y especialista en el asesinato de familiares,

Corea del Norte: ¿Hay solución a esta crisis?


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

NELSON AGUILERA

Alguna vez, la aguda intuición de Otto von Bismarck fue capaz de sintetizar en un simple aforismo los males que afectaban a su tiempo: “vivimos una época maravillosa, en la que el fuerte es débil por causa de sus escrúpulos y el débil se hace fuerte por causa de su audacia”. Dada la sensación de pavor que ha dominado a la opinión pública mundial luego de que el régimen de Corea del Norte lanzara recientemente un misil balístico en el Pacífico Norte, resulta muy difícil no advertir un cierto aire de misteriosa premonición en las palabras del sabio canciller prusiano. Sumada a la lógica incertidumbre que siempre genera una amenaza bélica, la posibilidad de un desborde nuclear abre un serio interrogante acerca del futuro inmediato de la seguridad internacional. Aunque valdría la pena analizar el tema de la proliferación nuclear con mayor profundidad, convendría mejor focalizar nuestros esfuerzos en intentar explicar lo que está en juego actualmente a nivel global.

En primer lugar, es posible reconocer que una acción militar preventiva llevada a cabo por Estados Unidos entrañaría el riesgo absurdo de extender el conflicto a China, aumentando las tensiones a un punto sin retorno.

Sobre esta cuestión, parece obvio señalar que China jamás se quedaría cruzada de brazos en el hipotético caso de que el equilibrio de poder en el Este asiático fuese trastocado. Por lo demás, es claro que un eventual colapso del régimen norcoreano acarrearía enormes costos para la República Popular, no sólo por las presiones migratorias que debería afrontar, sino también por el vacío de poder que se produciría en el país vecino y que allanaría el camino para que las tropas estadounidenses avancen en dirección a la frontera nororiental china.

En este marco, la inédita escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang es percibida con suma preocupación por las autoridades de Pekín, cuyos ejes de política exterior empiezan a adquirir tonos de mayor dureza a medida que las disputas con Japón por la soberanía de las islas Senkaku se vuelven cada vez más urticantes. Dicho esto, sería bastante ingenuo creer que el entuerto norcoreano puede resolverse mediante estrategias unilaterales, menos aún si éstas aparejan despliegues militares. Por paradójico que suene, China es la principal interesada en que Corea del Norte renuncie a sus planes de atacar Estados Unidos y modere su conducta.

El matrimonio ¿lo privatizamos?


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

SERGIO VILLATA  

La palabra matrimonio proviene del latín matrimonium y se compone de dos voces: “matri” y “monuim”. (carga o protección a la madre)

¿Gobierno de expertos?


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

PETER KLEIN 

El sentimiento popular detrás de la votación del Bréxit, la elección de Donald Trump, el creciente escepticismo de los grandes medios de comunicación, la desconfianza en las instituciones de enseñanza superior y fenómenos similares han hecho aflorar una preocupación entre los expertos por que la sociedad ya no valore la experiencia.

Tom Nichols, autor del reciente libro The Death of Expertise, piensa que la actitud crecientemente escéptica entre el público general plantea un grave daño para la sociedad. Escribiendo en Político, le preocupa que:

El contrato social implícito entre las élites educadas y la gente corriente (por el que los profesionales se ven recompensados por su conocimiento y, a su vez, se espera que difundan los beneficios de dicho conocimiento) se está deshilachando. (…) Los ciudadanos normales parecen tener cada vez más confianza en sus opiniones, pero no parecen ser más competentes que hace 30 o 40 años. Un número importante de gente corriente cree ahora, por ninguna razón que no sea su autoafirmación, que sabe más que los expertos en casi cualquier campo. Han llegado a esta conclusión después de ser consentidos en las aulas desde el jardín de infancia hasta la universidad, asegurándoles continuamente a través de personalidades del docudrama en medios de comunicación cada vez más segmentados que las opiniones populares, sin que importe lo absurdas que sean, son virtuosas y tienen razón y se han visto hipnotizados por una internet que les dice exactamente lo que quieren oír, sin que importe lo ridícula que sea la pregunta.

Nichols no explica exactamente por qué es dañino este escepticismo, suponiendo que múltiples referencias a Trump y a la gente que no vacuna a sus hijos siguiendo el plan bastan para validar el gobierno de los expertos. (Para ser justos, no he leído su libro, solo este artículo).

Una respuesta este tipo de preocupación (que casi siempre viene de la izquierda política y habla sobre vacunas y cambio climático) es señalar que las opiniones anticientíficas y contrarias a los expertos son bastante comunes entre los autodescritos como progresistas. (Me gusta referirme a los defensores del salario mínimo como “negacionistas de la ciencia de los salarios”).

El Estado venezolano, el primer cartel narcosocialista de la historia


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

MANUEL MALAVER 

Ya sucedió en Colombia y México cuando carteles que se hicieron con un inmenso poder a través del tráfico de cocaína, y de otros estupefacientes, se declararon en guerra contra el Estado y durante años activaron organizaciones militares y paramilitares que cometieron crímenes y desafuero atroces.

Y sucede en Venezuela, donde una mafia de narcotraficantes conocida como el “Cártel de los Soles” tomó hace 17 años el Estado desde dentro, lo utiliza como instrumento de la delincuencia organizada, y lenta, pero implacablemente, liquida instituciones, recrudece la represión y cada día es más una mafia en abierta rebelión contra la Constitución y las Leyes que “algo” a lo que se pueda llamar “gobierno”.

De modo que las diferencias con el “Cártel de Medellín” de Colombia y el “Cártel de Sinaloa” de México son instrumentales, pues mientras Pablo Escobar y el “Chapo” Guzmán se alzaron en armas para tomar el Estado desde afuera y perdieron, el “Cártel de los Soles” empezó tomando el Estado y desde ahí lleva a cabo “su” guerra contra la democracia, la libertad, Venezuela y de todos quienes se les opongan.

Lo preside “formalmente” un ex líder sindical que fue electo presidente de Venezuela hace tres años mediante un gigantesco fraude electoral documentado en instancias nacionales e internacionales, pero sus jefes reales son una mafia de militares activos y retirados que empezaron participando, unos, en una intentona golpista fracasada, otros, uniéndoseles antes o después de tomar el poder, pero todos estructurados en una organización criminal, corrupta y terrorista profundamente implicada en el lavado de dinero, el narcotráfico y el terrorismo, ya denunciada y acusada en tribunales y cortes globales que los esperan para que den cuentas de sus fechorías.

No se piense, sin embargo, que el títere Maduro que se hace llamar “presidente” no esté en los delitos de que acusan a sus jefes, pues el año pasado fueron detenidos en Haití dos sobrinos suyos cuando intentaban trasladar ocho toneladas de cocaína a los Estados Unidos y durante el juicio que se les hizo en una corte de Nueva York no se olvidaron de señalar que su “tío” estaba al tanto de sus actividades.

Mallku: ¿Atracción y frustración?


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

IVÁN ARIAS

1998, 28 de noviembre, La Paz. Felipe Quispe Huanca, el Mallku asume la Secretaría Ejecutiva de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) como resultado de que el VIII Congreso Extraordinario, realizado en la ciudad de Trinidad, terminó dividido debido a las disputas entre facciones de Evo Morales y Alejo Veliz. Como bien señala el investigador Pablo Mamani Ramírez (2005) en El poder de las multitudes indígenas, Felipe Quispe "aparece en este contexto como factor de ‘unidad’” (de ambos grupos) en medio de una confrontación al interior de la organización nacional.

La emergencia del Mallku como máximo ejecutivo de la decaída CSUTCB levantó expectativas que se dividían entre los que lo calificaban de radical, ex guerrillero encarcelado y un caudillo sin mayor proyección política (ídem). En todo caso, bajo el radical liderazgo del Mallku, a partir del año 2000 hasta el 2005, se producirán diferentes actos de rebelión, asedio y bloqueos de caminos en las ciudades y campo que se oponían al neoliberalismo.

De huracanes y comunismo


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER

En medio del huracán recibí una misteriosa foto de Fidel Castro. Arriba decía: "Fidel resucitó". Abajo del retrato se aclaraba el misterio: "Ahora se llama Irma". El Comandante había reencarnado en un feroz ciclón.

La broma posee una base seria. Me la explicó Juan Manuel Cao, uno de los periodistas estrella de América TeVe. El comunismo y los huracanes tienen muchas cosas en común. Dejan a la sociedad que los padece sin electricidad, sin comida, sin medicinas, sin ropa, sin gasolina. El agua potable se convierte en un hilillo esquivo que se desvanece con la habilidad de Houdini. Son magos. Lo desaparecen todo. El socialismo es así.

Pero ambas catástrofes se diferencian en un detalle clave: los huracanes sólo perduran unos pocos días y las personas esperan ilusionadas el final del agua y de la ventolera. El comunismo, en cambio, dura una eternidad y, poco a poco, las esperanzas de ver el final se van esfumando. Los cubanos llevamos 58 años de penurias. Los venezolanos, aunque todavía no han llegado al mar de la felicidad, como les anunció Hugo Chávez, comenzaron el viaje hace casi 20 años. Ya están cerca de la meta. Dios los coja confesados.

La Fundación para los Derechos Humanos de Cuba que preside Tony Costa, en un boletín escrito por el historiador Juan Antonio Blanco, agrega una denuncia contundente en respuesta a las declaraciones del dictador Raúl Castro. El general ha explicado que casi todos los recursos de que dispondrá Cuba en el último trimestre del 2017 los emplearán en rehacer la infraestructura hotelera destruida por el huracán Irma.

Las empresas, casi todas foráneas, codirigidas por los generales cubanos, tendrán prioridad. Si hay que arreglar una calle o un edificio, si hay que reparar una línea eléctrica o telefónica, no serán las de los cubanos, sino las de los extranjeros. Siempre ha sido así. Es el gobierno, sin consultar a la ciudadanía, quien decidirá cómo gastará los recursos generados por el trabajo de los cubanos.

Delincuencia y revoluciones


(Miércoles, 20 Septiembre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

El 26 de junio de 1907, en Tiflis, capital de Georgia, llamada Tbilisi por los georgianos modernos, de acuerdo con la versión bolchevique se llevó a cabo lo que ellos denominan la “Expropiación de la Plaza de Ereván”.

Trump en la ONU


(Martes, 19 Septiembre 2017)

IAN VÁSQUEZ

El presidente Donald Trump se ha ido a las Naciones Unidas esta semana para participar en las reuniones anuales de la asamblea general. Durante la campaña, Trump declaró que la ONU “no es una amiga de la libertad. Ni siquiera es amiga de Estados Unidos” y se quejó de su “absoluta debilidad e incompetencia”.

Ayer, en el primer día de las reuniones, su tono cambió. Habló del potencial de la ONU y de la necesidad de trabajar en conjunto. Fue sensato a la hora de endosar reformas a la organización y pedir, por ejemplo, que “cada misión de paz tenga metas claramente definidas y criterios medibles para evaluar el éxito”.

Trump es impredecible y frecuentemente inconsistente, por lo que todavía podemos esperar anuncios poco diplomáticos y hasta hostiles respecto a la organización. Pero es posible que esté aprendiendo que la ONU no es tan importante como lo suponen sus críticos más severos ni sus defensores más fervientes. La verdad es que la ONU es, cuando menos, una mediocridad: hace muchas cosas muy mal y a veces las hace bien. Como en tantas instituciones internacionales, detrás de su fachada idealista se refleja el poder político de sus miembros. Estados Unidos, como los demás países, utiliza a la ONU cuando le conviene, y la ignora cuando no.

Esa realidad explica tanto la ineficiencia de la ONU como la actitud de Trump. Que la ONU sea un vehículo de poderío político internacional muchas veces distorsiona sus funciones. ¿Cómo explicar que su Consejo de Derechos Humanos incluya a un sinnúmero de dictaduras como las de China, Cuba, Egipto, Arabia Saudí, Venezuela y demás? Fueron votados, valga la ironía, por la asamblea general, que a su vez se compone de numerosos regímenes no democráticos y de otros países que basaron sus votos en su crudo interés nacional. No debería sorprendernos. Así funcionan las relaciones internacionales.

Estoy en la cárcel porque quiero libertad para Venezuela


(Jueves, 14 Septiembre 2017)

YON GOICOECHEA

Escribo esto desde la celda en los calabozos del Sebin, la policía secreta venezolana. Tengo 32 años y he sido un activista democrático durante los últimos doce años. Tengo dos hijos, de 8 y de 5 años, que son mi sol y mi luna. Tengo una esposa a la que amo y que ahora debe cargar con el peso de estar casada con un prisionero político.

Hace un año, camino a hablar en una conferencia de prensa del partido Voluntad Popular, del que soy integrante, me interceptaron unos diez o quince vehículos policiales encubiertos. Una decena de agentes armados ataron mis manos detrás de mi espalda y cubrieron mi cabeza con una tela negra. Me llevaron a la prisión desde la que ahora les escribo, donde me dejaron en una celda sin luz ni ventilación naturales.

Con tan solo estirar mis brazos podía tocar las dos paredes que me rodeaban. Bolsas negras de basura bloqueaban la puerta, lo que dejaba al cuarto en oscuridad total. Había comida podrida y llena de lombrices en el piso, junto con trozos de tela cubiertos en heces. Sentía como si me hubieran enterrado vivo.

Me negaron la comunicación con el mundo exterior y solo podía hablar con mis abogados cuando me llevaban ante el tribunal. Después de diez días me transfirieron a una oficina administrativa dentro de la cárcel y durante los siguientes siete meses dormí en un tapete en el piso. Por fin me movieron a una celda con cama, pero no hay ventanas. Solo puedo ver la luz del sol durante una hora a la semana.

Hace apenas cinco años estudiaba una maestría en la Universidad de Columbia y podía pasear con mi familia en el vecindario de Morningside Heights en Manhattan con la esperanza de un día poder utilizar todo lo que aprendí para ayudar a reconstruir mi país.

Pero para mí, y para tantos otros venezolanos, la prisión política ha sido el castigo por atrevernos a soñar con una sociedad democrática, libre del comunismo y abierta a la comunidad global. Solo queremos lo que muchas otras personas alrededor del mundo dan por sentado: elecciones libres, un buen gobierno, libertad de expresión, independencia judicial, seguridad personal y un ápice de libertad económica; algo que ni siquiera el Partido Comunista de China le continúa negando a sus ciudadanos.

Canción inconclusa


(Jueves, 14 Septiembre 2017)

ALFREDO BULLARD 

Friedrich Nietzsche decía que “sin músicala vida sería un error”. Y tenía razón. La música le da sentido a muchas cosas. Llena vacíos. Evoca el recuerdo alegre y cubre el triste. Le da movimiento a la felicidad y viste con melancolía a la tristeza. En un mundo sin música todos estaríamos un poco sordos.

Pocos pueblos lo entienden tan bien como el cubano. Es imposible recorrer más de dos o tres cuadras de La Habana sin escuchar una música contagiosa. No importa la categoría del café, bar o restaurante. No interesa si es pituco o modesto. Ni la calle se libra de un son contagioso o nostálgico. O quizás contagioso y nostálgico a la vez.

La Habana debe ser la ciudad más musical del mundo. Y no es cualquier música. No importa el instrumento o el ritmo. No interesa si es son cubano, bolero, vals criollo, vallenato, salsa, merengue, jazz o música clásica. No importa cómo están vestidos o qué tan nuevos o desgastados están sus instrumentos.

Tampoco importa la edad. Niños, jóvenes adultos o viejos tocan, cantan y bailan como si fuera lo último que les queda hacer en la vida. Estuve en un concierto de Omara Portuondo, la diva de Buena Vista Social Club. Sigue cantando con sentimiento y meneándose con ritmo a los 86 años. Hizo bailar de pie al público.

Con un amigo (Narghis Torres) nos preguntábamos cómo un pueblo tan oprimido puede cantar de esa manera. ¿Cómo han desarrollado tanto arte en medio de tanta represión y dificultades? Narghis se animó a lanzar una respuesta: “Es como cuando te quedas ciego; tu oído se desarrolla para intentar cubrir el vacío que te deja la vista”. Y tiene razón.

El ser humano, por naturaleza, ama la libertad. Si se la quitan en un aspecto, pues la busca en otro. La libertad es como el aire. Sin él no respiras. Si uno se ahoga, busca desesperado dónde encontrar una bocanada. Finalmente, la música es libertad.

Poder político y subsidiaridad


(Martes, 12 Septiembre 2017)

JAVIER PAZ

Con motivo de la necesidad de un pacto fiscal, el presidente del comité cívico, Fernando Cuéllar, dijo que “gritamos porque queremos a una Santa Cruz libre del sometimiento de los políticos malos”. A la frase le sobra la palabra “malos”. ¿O es que queremos estar sometidos a políticos buenos, a tiranos ilustrados? El ideal sería que todos los bolivianos (y no solo los cruceños) estuvieran lo menos sometidos al poder político.

La salud pública en Cuba se ve bien sólo en el noticiero


(Martes, 12 Septiembre 2017)

NELSON RODRÍGUEZ 

Hasta el momento, la mayor propaganda que tiene a su favor el régimen Castrista es la salud pública. Pero eso es así porque también es quién emite los datos. Lo que vive a diario la gente silenciada por un gobierno represor, ni se dice ni se sabe; mucho menos se difunde.

En Cuba, uno de los tantos monopolios estatales es la salud. Partiendo de ahí, el acceso es escaso; pues reduce a los ciudadanos a depender de una ración; ya que no pueden simplemente comprar, mucho menos pedir que se importe en caso de no haber.

Dice el refrán que quien nada debe nada teme. Pues, sólo los que se saben andan por el camino del mal le temen a la palabra de otros, y esta es la razón por la cual la libertad de expresión de los cubanos ha estado encadenada por más de medio siglo de ser víctimas de un gobierno dictatorial impuesto. Esta es la misma razón por la cual los periodistas independientes, esos que no se doblegan a los mandatos y los designios de los dictadores, esos que enarbolan la bandera de la verdad, son apaleados, amenazados y encarcelados, sin piedad.

Hay un dicho nacido del hondo sentir del pueblo cubano, cien por ciento cubano, que como todos los apotegmas populares llevan en sí el fiel reflejo de la realidad de los pueblos, que dice: “Cuba se ve bien sólo en el noticiero”.

Así es, quien se siente a escuchar el noticiero nacional de televisión cubano, ese que está diseñado y controlado estrictamente por los dictadores, se llevará la impresión, seguramente, de que se encuentra ante los medios de difusión masiva de la mismísima tierra prometida.

“Aumento de la producción de leche, de carne, incremento del transporte público”, y una larga lista de mentiras que por supuesto, lastima la dignidad de los cubanos, se hace escuchar a toda hora en los hogares cubanos.

Pero afortunadamente y desafiando los embates de los dictadores, ante estas mentiras se levantan los embajadores de la verdad, los periodistas independientes, esos que dejan huellas de la verdadera historia y realidad de los cubanos, esa realidad que los dictadores no quieren escuchar.

Sobre la "nacionalización de las AFPs


(Martes, 12 Septiembre 2017)

JULIO ALIAGA 

Las AFPs fueron “nacionalizadas” hace varios años, pero hasta ahora el Gobierno nacio0nal no ha podido hacerse cargo de su administración. Entre otras cosas porque no tiene un software que le permita gestionar el volumen de datos que las AFPs generan y aún más grave aún, la alta y permanente movilidad de esos recursos que durante años los bolivianos hemos depositado obligatoriamente como parte de un ahorro individual para garantizar nuestras jubilaciones de vejez.

Papa Francisco: ¿No fue suficiente con Venezuela? ¿Ahora Colombia?


(Martes, 12 Septiembre 2017)

VANESA VALLEJO 

Para septiembre de 2016, en Venezuela, la MUD se negaba a negociar con el Gobierno.

Los hispanos y la grandeza americana


(Martes, 12 Septiembre 2017)

CARLOS ALBERTO MONTANER 

Llegué a Panamá a los pocos días de la invasión norteamericana de diciembre de 1989. Mayín Correa, quien luego sería la popularísima alcaldesa de la capital, me había conseguido una entrevista con el general Marc Cisneros, jefe de las fuerzas estadounidenses. Quería saber cómo había logrado vencer prácticamente sin lucha a los feroces partidarios de la dictadura.

No tuve tiempo de prepararme, así que comencé por preguntarle cuándo había llegado a Estados Unidos, o si ya había nacido en territorio americano. Me miró con la educada paciencia de quien está acostumbrado a periodistas impertinentes que no han hecho su tarea con esmero.análisis político

–Yo no llegué a Estados Unidos. Estados Unidos llegó a mi familia. Nosotros estábamos antes en ese territorio. Llegamos ahí cuando era España. Estábamos ahí cuando era México. Seguíamos ahí cuando surgió Texas y poco después cuando se transformó en Estados Unidos. Yo soy la décima o undécima generación establecida en el oeste de la nación.

Los países son elásticos. Crecen o se reducen. Lentamente, pero sucede. España en algún momento incluía Portugal o el Rosellón. En otro, perdieron esos territorios, como después les sucedió con Filipinas, Cuba o Puerto Rico. Alsacia y Lorena han sido francesas, alemanas, y francesas nuevamente. Chile creció 120,000 kilómetros a costa de Bolivia, pero en los mismos años se encogió 750,000 entregándole a Argentina una buena parte de su geografía en la Patagonia. No hay ninguna nación del planeta que en el 2017 posea el mismo contorno de hace 180 años.

Unas veces los cambios son inducidos por los poderes políticos o por las guerras, pero otras es la consecuencia de la demografía. La frontera entre Estados Unidos y México tiene una extensión de más de tres mil kilómetros. Todos los años más de 50 millones de personas cruzan legalmente en una u otra dirección. En México radican un millón de estadounidenses, muchos de ellos jubilados, y en Estados Unidos viven treinta y cinco millones de mexicanos-americanos, casi todos llegados en las últimas décadas o hijos o nietos de esos inmigrantes.

La guerra contra las drogas fracasó, ¿existe otra alternativa?


(Martes, 12 Septiembre 2017)

JUAN SEBASTIÁN DE ZUBIRÍA 

A principios de agosto el subsecretario antinarcóticos de Estados Unidos, William Brownfield, aseguró que la producción e importación de cocaína a este país ha roto todo pronóstico y que desde 2013 (año en que se suspendió la fumigación con glifosato), el crecimiento de la producción de coca ha aumentado 130%. Al final, con algunos matices, amenazó al gobierno colombiano que si quería seguir siendo amigo de los Estados Unidos debía hacer algo para fortalecer contra las drogas en el país.

Esto ha llevado a que varios acérrimos opositores del actual gobierno vuelvan a defender la utilidad de sus prácticas de persecución contra el cultivo, la producción y el consumo de drogas; a exigir de nuevo la erradicación de los cultivos por vía aérea y a mantener una política de “mano dura” contra esta actividad.

Sin embargo tal política tampoco logró el objetivo propuesto: la erradicación absoluta de los cultivos, la producción, el comercio y el consumo de las drogas ilícitas.

Aunque es cierto que la producción de drogas en el país llegó a reducirse, no lo es la idea de que este negocio estuvo cerca de desaparecer en el país. Lo mínimo a lo que se pudo llegar fue a un poco menos de 50.000 hectáreas de cultivos de coca. Y todo a costa de una guerra sin cuartel entre los jefes de la droga y el gobierno, miles de personas en la cárcel (se calcula que actualmente existen más de 23.000 presos colombianos por crímenes no violentos como la posesión o el consumo de drogas ilícitas), millones de desplazados, y tierras gravemente afectadas por la continua fumigación con glifosato.

La guerra contra las drogas ha dejado muerte, familias arruinadas, campos desiertos durante un poco más de 3 décadas en Colombia, y mundialmente por más de 45 años, cuando empezó a aplicarse el régimen internacional de la Guerra contra las Drogas, liderado por Estados Unidos en 1971, desde que Richard Nixon dio su famoso discurso declarando la guerra frontal tanto a la producción y tráfico, como a su consumo.

Educación de calidad para todos


(Miércoles, 06 Septiembre 2017)

EDUARDO BOWLLES

Ha causado conmoción en Argentina y en especial en el ámbito educativo a nivel internacional lo ocurrido en un colegio de Buenos Aires, donde un niño con Síndrome de Asperger, más conocido como “autismo”, fue separado de un curso por presión de los padres de sus compañeros que consideraban un perjuicio compartir el aula con un estudiante con necesidades educativas especiales, incorporado en un sistema escolar convencional en el marco del concepto de “inclusión”, una tendencia que está marcando el futuro de las escuelas en todo el mundo.

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL

Búscanos en el Facebook