Buscar en nuestras publicaciones:

Noticias de la semana



Buscar por nombre:  

Mostrar   artículos por página

Las virtudes de la lengua


(Jueves, 19 Octubre 2017)

Fuente: eldeber.com.bo ( Por JAVIER PAZ)

Una de las mayores diferencias entre el ser humano y el resto de los animales es su capacidad de comunicación. La forma de comunicación más avanzada en el reino animal palidece en comparación al dialecto humano más rústico que podamos encontrar. Y así como existe esta diferencia entre animales y personas, el buen uso del lenguaje permite distinguir a una persona culta e inteligente de otra menos instruida.

El lenguaje es el instrumento mediante el cual adquirimos, transmitimos y almacenamos conocimiento. Por ello el buen uso de este instrumento es elemental para preservar la calidad y la exactitud de lo que queremos transmitir. Los matemáticos saben esto muy bien porque han sido entrenados en un lenguaje donde todo debe ser riguroso y preciso. En los lenguajes artificiales como los utilizados en software, un código erróneo, un punto menos o un punto más, puede inutilizar todo el programa. Los lenguajes naturales (castellano, inglés, chino, etc.) afortunadamente tienen una gran flexibilidad y podemos referirnos a la misma cosa de diferentes maneras utilizando artilugios como sinónimos, analogías, pleonasmos, sinécdoques, metáforas. Esta flexibilidad permite hacer del lenguaje no solo una forma de comunicación, sino también de belleza.

¿Qué es la literatura y más aun la poesía, sino la búsqueda de la belleza en las palabras? La flexibilidad del lenguaje natural también nos permite ser imprecisos y aun así comunicarnos razonablemente: verbigracia un comerciante podría escribir “aqui ay cervesa frio” y los receptores van a entender el mensaje a pesar de que todas las palabras están mal escritas y la sintaxis es incorrecta. Nos permite ser redundantes y verbosos, y decir en diez palabras lo que perfectamente se hubiera podido decir con tres. Nos permite manejar un vocabulario limitado, pobre y aun así darnos a entender.

Si el lenguaje es la forma de transmitir conocimiento, entonces un manejo diestro del mismo debería ser una preocupación de toda persona, pero más aun de quienes tienen como trabajo la transmisión de conocimiento e información. Esto abarca prácticamente a todos los profesionales, periodistas y más aun profesores (¡ay! podría contar anécdotas de profesores universitarios que discrepan con mi punto de vista en la teoría y en la práctica). Lamentablemente abusamos de las virtudes de la lengua, para hablar mal y escribir peor, degradamos el lenguaje y la calidad de la información que transmitimos.

Gobierno amenazante


(Miércoles, 18 Octubre 2017)

Fuente: eldia.com.bo ( Por EDUARDO BOWLES) 

A medida que crecen las críticas y las observaciones al engañoso argumento que usa el oficialismo para buscar la reelección indefinida del presidente Morales, el Gobierno se enterca en sus posturas y se vuelve amenazante, lo que podría complicar el panorama político de los próximos meses.

Recordemos que las autoridades nacionales llamaron sediciosos y desestabilizadores a los miles de ciudadanos que participaron el pasado 10 de octubre en las multitudinarias concentraciones que celebraron los 35 años de democracia en Bolivia, cuyo acicate en esta ocasión fue la defensa del voto del 21 de febrero de 2016, cuyos resultados corren el riesgo de ser desconocidos, tal como sucedió antes de 1982, cuando las fuerzas dictatoriales que controlaban el país se negaban a aceptar los comicios que dieron como ganador al primer presidente de la era democrática, Hernán Siles Zuazo.

Los responsables de seguridad del Estado se aseguraron de hacer conocer a la población que las concentraciones del pasado martes estuvieron bajo vigilancia de los servicios de inteligencia de la Policía, algo que podría ser considerado como un asunto de rutina, pero que en este contexto representa una actitud de afronte que busca intimidar a la gente que voluntariamente sale a las calles a exigir el respeto a su voluntad o que lo manifiesta libremente a través de las redes sociales, el más genuino instrumento de expresión de los últimos tiempos.

Representantes del Estado boliviano acudieron hace unos días ante la sede de la OEA con el objetivo de exponer los argumentos que respaldan el pedido realizado al Tribunal Constitucional. Si asumen esa actitud es porque supuestamente existe la voluntad de abrir el diálogo, realizar las consultas necesarias y defender de una manera civilizada lo que se considera justo y coherente. En ese sentido, conviene que las autoridades acepten la invitación del organismo multilateral de acudir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para pedir una opinión independiente y altamente calificada, pero en ningún caso corresponde retrucar con insultos como los que se espetan todos los días contra el titular del organismo Luis Almagro, pues de esa manera se entiende que el Gobierno nacional sólo busca atrincherarse en sus posturas y aislarse del contexto democrático latinoamericano.

El más reciente frente de confrontación lo ha desatado el Gobierno contra la Iglesia Católica, donde se produjeron voces de alerta sobre el peligro de caer en dictadura y se exigió el respeto a la expresión del soberano por medio del voto libre. La respuesta ha sido virulenta y llena de descalificativos hacia quienes tienen una larga trayectoria en la defensa del sistema democrático, en la observación de los abusos del poder cometidos durante todos los periodos políticos vividos en el país, incluyendo las dictaduras militares y la lucha por los derechos de las clases populares, que siempre son las más perjudicadas cuando la política toma el lado equivocado.

Los desequilibrios económicos se han convertido en bombas de tiempo


(Miércoles, 18 Octubre 2017)

Fuente: lostiempos.com (LUIS FERNANDO AVENDAÑO) 

Henry Oporto es economista y director de la Fundación Milenio, organización que acaba de publicar un informe sobre la economía boliviana. En el documento, advierte de “bombas de tiempo” (una crisis económica), que pueden estallar en cualquier momento si no se asumen medidas inmediatas y estructurales.

- ¿Cuál es la situación actual de la economía boliviana en el contexto de desaceleración?

-La economía boliviana se ha debilitado, sobre todo este 2017, lo que está haciendo que las oportunidades de emprender negocios y conseguir trabajo sean más escasas. Este informe (el editado por Milenio) identifica algunos desequilibrios macroeconómicos que tienen el potencial de erosionar la economía del país. Son como bombas de tiempo que pueden estallar en cualquier momento, si no se aplican reformas estructurales. Ya no podemos hablar de paliativos. La falta de acción puede ser una receta segura hacia la crisis.

- ¿Cuáles son los indicadores para sostener que estamos ante una bomba de tiempo?

-La economía boliviana no está mal, pero va de bajada. El año pasado creció 4,3 por ciento, una de las más altas de la región, pero estamos creciendo menos y con un mayor esfuerzo fiscal, que a su vez se traduce en déficit y en estos desequilibrios macroeconómicos que mencioné.

- ¿Qué ocurre con el déficit fiscal?

Se ha disparado. Este año, se ha programado un déficit de 7,8 por ciento, que sería superior al 6,6 por ciento del año pasado, pero lo que es más importante: vamos a tener cuatro años consecutivos de déficit fiscal desde 2014 y es un déficit creciente. Por eso digo que se está disparando.

- ¿Cuáles son los efectos?

Este déficit fiscal se financia en un 70 por ciento quemando reservas internacionales y 30 por ciento con endeudamiento externo. En 2016, perdimos 3,5 millones de dólares de reservas. En la medida en que éstas disminuyan, las condiciones de contrataciones de futuros créditos van a ser más onerosas. Además, este déficit provoca déficit en la balanza de pagos, asociada a otro déficit: el de la balanza comercial, lo que nos causa “déficits trillizos”. Por varios años, el país tuvo balanza comercial superavitaria, pero el último fue en 2014. Desde entonces, importamos más de lo que exportamos.

- ¿Qué rol juega el tipo de cambio fijo?

- Nuestra moneda está sobrevaluada en 30 por ciento. Las economías vecinas han devaluado sus monedas, pero nosotros no. Por ello, nuestras exportaciones se ha encarecido en el mercado internacional frente a las de otros países, que al haber devaluado han reducido precios y se han hecho más competitivos. Esta pérdida de competitividad también afecta a los productos nacionales que vendemos en el mercado interno, que podrían sustituir las importaciones. El nivel de importaciones se mantiene extraordinariamente alto. Tener un dólar barato, está perjudicando nuestras exportaciones y favorece las importaciones, y nuestra economía se ha hecho altamente dependiente de productos extranjeros, y si sigue la tendencia vamos a terminar siendo un país importador neto de alimentos.

- ¿Política salarial?

- La política salarial, como el doble aguinaldo, está afectando duramente a la salud de las empresas, debido, sobre todo, a que estos incrementos no tienen contrapartida en aumentos de productividad laboral. Esto se traduce en incremento creciente en los costos laborales y de producción. Las empresas están afectadas por doble partida. Por un lado por el tipo de cambio fijo y, por otro, por los incrementos continuos de salario. La combinación de todo esto es lo que genera un escenario potencialmente crítico.

- ¿El sector público?

Hay que ajustar el sector público, está demasiado grande, demasiado sobredimensionado. Necesitamos apostar a nuevas condiciones de financiamiento, entre ellas la inversión extranjera, que, a su vez, exige seguridad jurídica, reglas de juego estables, ambiente de negocios positivo y reformas institucionales.

EMPRESAS PÚBLICAS SON DEFICITARIAS

La mayor parte de empresas públicas son deficitarias. En el primer trimestre de 2017, el conjunto de estas empresas tuvo un déficit de 50 millones de dólares. En el sector público son dos o tres empresas que arrojan utilidades, una de ellas es YPFB. Aún así, esta tuvo en 2016 utilidades por 36 millones de dólares. En 2004 y 2005, tuvo utilidades por 160 millones de dólares.

PROPUESTAS

Hay que aplicar medidas urgentes. Henry Oporto explica que sus propuestas inmediatas son controlar el déficit fiscal y los desequilibrios económicos en las cuentas externas, la pérdida de reservas y de competitividad. “No es posible garantizar sin sanear las cuentas fiscales, sin un drástico recorte del gasto público dispendioso, ineficaz, ineficiente y sin mejorar la competitividad de la producción nacional”, manifiesta.

Diversificar la economía.En lo estructural, se necesita replantear las bases del modelo de crecimiento, pues se ha mantenido y, en algunos casos, empeorado, la dependencia del gas, los minerales y la soya. “Necesitamos generar nuevos motores de crecimiento, diversificando la economía e impulsando las exportaciones no tradicionales. Además, tenemos que apostar a la innovación tecnológica y productiva”.

Retorno gradual a régimen flexible. Además, hay que pensar en un retorno gradual de la tasa de cambio fijo a un régimen flexible. ¿El Gobierno querrá aplicar estas medidas? “No creo. Claramente choca con la prioridad que tiene el Gobierno que es política. El Gobierno tiene como prioridad la reelección de Evo Morales”, sentencia.

El "golpe de Estado" que los golpistas llaman "guerra del gas"


(Miércoles, 18 Octubre 2017)

Fuente: hispanopost.com (por CARLOS SÁNCHEZ BERZAÍN)

Bolivia cumplía 21 años de su retorno a la democracia en octubre de 2003 con una situación de violencia política extrema en torno a la ciudad de La Paz, que llevaría al triunfo a una conspiración que derrocó al Presidente Constitucional Gonzalo Sánchez de Lozada bajo la figura de “renuncia forzada”. En febrero de ese año ya habían intentado asesinar al Presidente en otra acción golpista de trágicas consecuencias, y en agosto el líder de la conspiración Evo Morales había roto el diálogo propiciado por la Iglesia Católica avisando la lucha final. Este proceso de conspiración, violencia y golpe de estado fue proclamado por los golpistas con el sofisma de “la guerra del gas”.

En Bolivia las crisis políticas cambiaron con el siglo XXI, se volvieron mas violentas, la conflictividad aumentó, tenía mas sostenimiento y recursos, movilizaciones mas largas y agresivas, retornó el discurso antiimperialista y anticapitalista, se buscaba la confrontación regional, se introdujo la confrontación racial, se multiplicaron las causas de descontento, los principales sectores de movilización violenta eran los cultivadores de coca ilegal-narcotráfico y grupos proclamados indigenistas del altiplano con influencia guerrillera del Perú. Era la cartilla del Foro de Sao Paolo.

Había sucedido un cambio transcendental: el régimen castrista de Cuba -la única dictadura de las Américas que hasta 1999 agonizaba en su “periodo especial” luego de extinguida la URSS- había recibido recursos con la llegada de Chávez al poder en Venezuela y había reactivado su aparato de intervención recreando el fallido plan de los 60 de expandirse en la región. La subversión castrista, antes guerrillera, se había puesto nuevamente en acción y terminaría liderando el movimiento bolivariano o Alba o socialismo del siglo XXI, las “dictaduras del castrochavismo”.

El año 2000 produjeron la “guerra del agua” y el “bloqueo del altiplano” contra el gobierno del Presidente Banzer. En octubre de 2001 Evo Morales como dirigente de los cultivadores de coca ilegal hizo la “masacre de Sacaba” durante el gobierno de Jorge Quiroga (que asumió el poder por un año por muerte de Banzer). La masacre de Sacaba fue el ataque criminal de Evo Morales contra soldados desarmados, que cuando los heridos eran auxiliados los cocaleros atacaron las ambulancias y los mataron; por estos crímenes Evo Morales que era diputado fue enjuiciado por Quiroga y separado de la Cámara de diputados a pedido del Jefe de la oposición Sánchez Berzain, pero pactó con el Ministro de Gobierno Leopoldo Fernández -hoy preso político- impidió que Morales vaya a la cárcel por 30 años.

Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos modificaron dramáticamente la situación regional y mundial, pues EEUU volcó todo su interés, recursos y medios a las guerras en Irak y Afganistán dejando de lado los compromisos que había asumido y promovido con América Latina en materia defensa de la democracia, lucha contra el narcotráfico y cooperación económica para el desarrollo. En este contexto el golpe de estado de octubre de 2003 no fue el primero contra Sánchez de Lozada ni contra la democracia boliviana y tampoco en la región donde un presidente fue derrocado en Argentina y dos en Ecuador.

En enero de 2003 Evo Morales organizó bloqueos en la zona cocalera para paralizar el gobierno y perjudicar al pueblo, firmó acuerdos cuando fue derrotado y de inmediato volvió a conspirar. El intento de asesinato del Presidente en Febrero de 2003 -investigado por la OEA- permitió debilitar al gobierno mientras la conspiración crecía hasta que empezaron nuevos hechos de violencia y fuerza con el secuestro masivo de mas de 1.000 turistas nacionales y extranjeros producido en Sorata y la subsecuente emboscada armada a los turistas y a las fuerzas policiales y militares que los custodiaban de retorno a La Paz.

Civiles, miembros de la Policía y de las Fuerzas Armadas fueron atacados con armas de fuego, francotiradores y dinamita, la ciudad de la Paz fue sitiada, las carreteras interrumpidas; el gobierno constitucional aplicó la ley para cumplir su obligación de proteger al pueblo, los servicios públicos, las instalaciones estratégicas y la propiedad privada, y apareció el nombre de “la guerra del gas” como coartada, acusando a Sánchez de Lozada y su gobierno de querer “vender gas a Chile” y “exportar gas a los Estados Unidos por Chile”. Con participación de subversivos peruanos, de las FARC, operadores castristas y subversivos locales los golpistas, aplicaron la doctrina de “guerra revolucionaria” que instruye “promover muertes para acusar de las mismas al gobierno”.

Quebrada la democracia establecieron la denominada “agenda de octubre” fijando como objetivos la “asamblea constituyente”, “nacionalización de hidrocarburos”, “enjuiciamiento al gobierno derrocado”, “la liquidación de los partidos políticos tradicionales”…. y comenzó un nuevo periodo de facto en Bolivia con: los decretos de amnistía para la impunidad de los delincuentes de octubre de 2003, mientras Evo Morales enjuiciaba a los defensores de la democracia destituyendo los fiscales que no rechazaron el juicio por falta de causa; la ley de reforma constitucional 2631 que falsifica la Constitución Política introduciendo la asamblea constituyente; la suplantación del ya ilegal texto de la constituyente con ley 3941; el fraude en el referéndum constitucional; fraudes electorales; desaparición del estado de derecho; toma de todos los poderes del estado; reelección indefinida de Morales….

Luego de 14 años, el golpe de estado que los conspiradores llaman “la guerra del gas” ha producido: el régimen dictatorial castrochavista de Evo Morales, la desaparición de la República de Bolivia, mas 20 masacres sangrientas; mas de cien presos políticos, mas de 1.200 exiliados políticos, la desaparición de la libertad de prensa, cientos de nuevos ricos, un narcoestado plurinacional, fuerzas armadas que rinden honores al invasor che Guevara...mentiras, infamias y corrupción.



Privilegios por género


(Miércoles, 18 Octubre 2017)

Fuente: lostiempos.com (Por LUIS CHRISTIAN RIVAS) 

Un grupo de mujeres de la bancada de Unidad Nacional (UN) ha presentado un proyecto de ley que exige la paridad y alternancia en la cabeza del Órgano Ejecutivo. Ese proyecto de ley pretende cambiar la Ley del Régimen Electoral y que se aplique paridad y alternancia al binomio presidencial hombre/mujer. Esta normativa es absurda por los efectos de la misma ley. Consideremos: ¿Qué pasa si un hombre se considera a sí mismo como mujer? ¿Esta ley no estaría discriminando a los transexuales e intersexuales? ¿Cuáles serán los parámetros para observar quién es hombre y quién es mujer? ¿Serán los parámetros objetivos biológicos anatómicos o los parámetros de autoidentificación subjetiva de género?

Durante este gobierno, se modificó el Código Penal estableciéndose un nuevo delito denominado “feminicidio”, que establece que existen homicidios por motivo de género, habiéndose tenido ya el delito de homicidio que ya tipificaba universalmente: “el que matare a otro”.

Ahora, se pretende aumentar las causales para permitir el aborto, que no es otra cosa que homicidio, si observamos su tipificación: “el que matare a otro”, pero se quiere dar trato diferente e impunidad a quien cometa este tipo de homicidios, por motivos ideológicos.

En el Código Penal, se establece que comete violación: “Quien empleando violencia física o intimidación, tuviera acceso carnal con persona de uno u otro sexo”, pero, se quiere tipificar la violación dentro del matrimonio, existiendo ya la tipificación del delito de violación y la facilidad del nuevo procedimiento de divorcio, esto por motivos ideológicos.

Mientras el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) de adultos mayores pide trabajo, vivienda y otros beneficios sociales al gobierno, ahora resulta que los abuelos LGBT quieren que el Estado les dé vivienda, trabajo y se les reconozca como tercera edad desde los 45-50 años, sólo por ser gays viejos, mientras que los heterosexuales deben trabajar hasta casi los 65-70 años, para jubilarse. ¿Por qué ese privilegio?

Estos cambios legislativos violan el principio de neutralidad del Estado y el principio de Igualdad de todos ante la ley, para imponer una igualdad de todos mediante la ley, que es diferente. Los dos principios no reconocen discriminación alguna por sexo, género y edad; mientras que la ideología de género pretende que la ley discrimine a su favor y otorgue privilegios, es decir, se otorguen ventajas especiales o una exención de una obligación que disfruta alguien por la concesión de la ley.

El autor es representante del Instituto Libertad, Capitalismo y Empresa (ILCE).

Búscanos en el Facebook